La Fuerza Pública hace presencia en el municipio de Murindó luego que fueran desplazados 168 indígenas por el ELN

Este miércoles fueron desplazadas 48 familias del pueblo embera eyábida, que habitan este municipio al oriente de Antioquia, luego de recibir amenazas del ELN.

25/10/2020 Un soldado junto a un helicóptero en Colombia
POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA
EJÉRCITO DE COLOMBIA
25/10/2020 Un soldado junto a un helicóptero en Colombia POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA EJÉRCITO DE COLOMBIA

El ministro del Interior, Daniel Palacios, informó, este jueves 4 de marzo, que miembros del Ejército y la Policía Nacional se encuentran haciendo presencia en el municipio de Murindó, al oriente de Antioquia, en el que fueron desplazados 168 indígenas por amenazas del Ejercito de Liberación Nacional (ELN).

El jefe de cartera indicó que, se realizó un comité de justicia transicional en el que se estableció la necesidad de brindar ayuda humanitaria a los indígenas del pueblo embera eyábida, que será entregada por parte de la Gobernación de Antioquia y la Unidad de Víctimas.

“Esto es ocasionado por grupos armados organizados que hacen presencia en esta zona, el ELN y el Clan del Golfo, quienes cada vez que hay acciones ofensivas por parte de la Fuerza Pública pretenden sembrar el miedo en la comunidad”, aseguró Daniel Palacios.

Asimismo, indicó que realizará junto a la Séptima División del Ejercito Nacional una reunión de seguridad con la que se busca evaluar la situación de orden público que se presenta en el departamento de Chocó, y en especial en el municipio de Murindó.

Por último, el ministro aseguró que se brindará un acompañamiento de la fuerza pública en estos territorios y seguirán las acciones ofensivas contra estos grupos criminales, que han agudizado la crisis humanitaria que se presenta en los resguardos Río Murindó y Río Chagueradó.

Así como se entregarán asistencia humanitaria a los indígenas de la comunidad Turriquitadó Alto que fueron desplazados forzosamente por el ELN.

Por su parte, la Brigada 17 del Ejército desplegó un operativo de seguridad en esta región y dispuso equipos especiales de desminado para garantizar la seguridad de estos habitantes que se encuentran en medio de una confrontación por este corredor al noroccidente colombiano.

“Vamos a seguir atendiendo esta problemática, pero obviamente le pedimos al Gobierno nacional que aborde esta grave problemática como un problema de seguridad pública”, indicó el gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez.

En ese sentido, señaló que esto implica la Fuerza Pública tenga una mayor presencia en el área y que se articulen las acciones para derrotar a los grupos armados que delinquen en la zona.

Por tal motivo, la Gobernación del departamento aseguró que, realizará una visita en este territorio con la intención de brindar soluciones a estos habitantes.

Foto: Organización Indígena de Antioquia (OIA)
Foto: Organización Indígena de Antioquia (OIA)

Por amenazas del ELN fueron desplazadas 48 familias indígenas en el municipio de Murindó, Antioquia

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció, el miércoles 3 de marzo, que 48 familias del pueblo embera eyábida que habitan el municipio de Murindó, al oriente de este departamento, fueron desplazadas luego de recibir amenazas por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Los 168 indígenas de la comunidad Turriquitadó Alto se vieron en la necesidad de abandonar sus resguardos para desplazarse a la comunidad de Turriquitadó Llano, en la que se encuentran refugiados desde el martes

“La emergencia humanitaria registrada en los resguardos Río Murindó y Río Chageradó desde el 2019 ha venido agudizándose con el paso de los días, por las múltiples violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario por parte de actores armados al margen de la ley”, señaló la OIA en un comunicado.

De igual manera, la organización señaló que, los grupos armados que operan en esta zona al noroccidente de Colombia se encuentran en una disputa territorial por este corredor que históricamente perteneció a la guerrilla de las FARC.

La OIA aclaró que, este desplazamiento forzado no se dio hacia el casco urbano del municipio, sino que se estableció al interior del resguardo, como una forma de resistencia de las comunidades indígenas, que no abandonarán sus territorios ancestrales.

Seguir leyendo


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS