Ejército logró desmantelar tres laboratorios de estupefacientes en Boyacá

Las estructuras producían mensualmente, al menos, 265 kilos de pasta de base de cocaína al mes.

El Ejército neutralizó tres laboratorios de estupefacientes en Boyacá. Foto: Comando general de las FF.MM
El Ejército neutralizó tres laboratorios de estupefacientes en Boyacá. Foto: Comando general de las FF.MM

Uniformados del batallón Miguel Antonio Caro de la décima tercera brigada del Ejército Nacional, en coordinación con la Policía Antinarcóticos, la Fuerza Aérea Colombiana, lograron ubicar y destruir tres laboratorios para el procesamiento de pasta base de cocaína en el municipio de Puerto Boyacá, al occidente del departamento de Boyacá.

Según información oficial divulgada por el Ejército, los tres lugares improvisados para la producción de alucinógenos, estaban localizados en la vereda Morro Cebú, los cuales estaban construidos en estructuras de madera y en los que se hallaron 195 galones de gasolina, cinco mezcladores, 75 galones de ACPM, 30 galones de pasta base de coca en proceso, tres bombas manuales, 100 kilos de cemento, una guadaña, una motosierra y canecas plásticas de diferentes capacidades.

Asimismo, la información entregada por los altos mandos, sostiene que con este contundente golpe se logró afectar las finanzas del Grupo Armado Organizado, GAO, Clan del Golfo, en específico a la subestructura Jorge Iván Arboleda Garcés, ya que en el desmantelamiento de estos tres laboratorios se realizó la destrucción de insumos e infraestructura de aproximadamente, por más de 24 millones de pesos.

De acuerdo con la información recopilada por las autoridades, fue posible establecer que la capacidad de producción mensual de los laboratorios era de 265 kilos de pasta base de cocaína, con valor comercial por kilo de 3.050 millones de pesos para un total de producción mensual de 808.250 millones de pesos aproximadamente.

En otro punto del país, uniformados del Ejército decomisaron 800 kilos de cocaína, pertenecientes también al clan del Golfo, pero está vez en el municipio de Carepa, departamento de Antioquia. Allí, dicho cargamento pertenecía a la subestructura Carlos Vásquez del grupo armado organizado dirigido por alias Otoniel.

El comandante de la Séptima División del Ejército, el general Juvenal Díaz Mateus, confirmó al diario El Tiempo que el desarrollo de la operación Agamenón logró la incautación de este alcaloide que pertenecerían al ‘Clan del Golfo’, la red de narcotraficantes más grande del país.

Según el oficial, esta incautación es “un golpe contundente contra esta estructura, que viene atemorizando y generando inestabilidad en la seguridad de esta región”.

El comunicado oficial de la fuerza pública, detalló que gracias a fuentes humanas que reportaron a la Policía los movimientos extraños en dicho lugar, lograron que el Ejército hiciera el correspondiente análisis con el apoyo de la Fiscalía para entrar e inspeccionar el parqueadero.

Este golpe al Clan del Golfo, también fue divulgado por el ministro de la Defensa, Diego Molano Apone quien destacó la importancia de la incautación, la cual estaba avaluada en 5 mil millones de pesos.

El ‘clan del Golfo’ ofreció $300 millones para matar a una perra antidrogas

Se ha conocido que alias Otoniel, máximo líder paramilitar del ‘clan del Golfo’ dio la orden de matar a ‘Sombra’, una perrita antinarcóticos, por la cual el delincuente habría ofrecido hasta 70.000 dólares, es decir, casi 300 millones de pesos colombianos.

Esta orden se habría dado después de que Sombra encontrara una caleta con cocaína lista para su exportación. Este cargamento ilegal pertenecía al comandante del clan del Golfo, según informó el director de la Escuela de Guía y Adiestramiento de Caninos de la Dirección de Carabineros de la Policía, coronel Luis León Rodríguez al diario El Nuevo Siglo.

El coronel contó que él es primero amigo del can, antes que ser un guía. Para esto ellos se encargan de cómo está el ánimo del perro y también establecer cuando está cansado, cuando debe tomar agua y comer y que tenga su “moral en alto, es decir, que no esté estresado y que sepa que por cada operativo positivo, tendrá tiempo para jugar con su guía con su pelota o su juguete preferido, como recompensa por sus logros”.

Por la labor que ejerce el perro y su guía, los dos se encuentran con ser amenazados constantemente. El Coronel Rodríguez también le contó a ese mismo diario que: “nuestra perrita Sombra, una Pastor Alemán, en largos años de trabajo, envió a la cárcel a más de 300 personas durante más de 500 operativos y el decomiso de más de diez toneladas de cocaína. Se convirtió en un dolor de cabeza para los narcotraficantes. Gracias a sus resultados, alias “Otoniel”, máximo cabecilla del Clan del Golfo, ofreció por su vida 70 mil dólares”.


Seguir leyendo:



MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS