Delincuentes grababan asesinatos en Bogotá y utilizaban menores para vender drogas

Alias ‘Jhon’ y alias ‘Elin’, los líderes de la banda ‘Las amarillas’, utilizaban a sus hijos, menores de edad, para camuflar la droga que comercializaban.

Foto: captura video Noticias Caracol
Foto: captura video Noticias Caracol

En el mes de octubre de 2020, algunos videos que se viralizaron a través de redes sociales y cadenas de WhatsApp alertaron a los habitantes de la ciudad de Bogotá pues en ellos se veía cómo una banda de sicarios asesinaban a diferentes personas. Según comunicaron en ese entonces las autoridades, se trataba de una banda de delincuentes que dejaban en registro videográfico los crímenes que llevan a cabo.

Recientemente, un informe realizado por Noticias Caracol, reveló que la Policía Metropolitana de Bogotá logró la captura de 22 personas, expendedores y sicarios, que delinquían en la ciudad y algunos municipios aledaños de la capital, especialmente, en la localidad de Kennedy. Lo más sorprendente e indignante del caso es que, el jefe de la banda, alias ‘Jhon’, comandaba todas las acciones ilegales desde la cárcel La Picota, donde se encuentra recluido hace 8 años.

El enlace humano de ‘Jhon’ con las calles del sur de Bogotá era su mujer, alias ‘Elin’, a quien los demás delincuentes debían rendirle cuentas. Además, entre los videos que lograron captar los uniformados con investigaciones y trabajos de infiltración durante 8 meses se logró determinar que ‘Elin’ utilizaba sus hijos menores de edad para realizar la venta de bazuco en la zona.

“Se pudo evidenciar que utilizaban a los menores antes de la pandemia, especialmente para distribuir la droga a los colegios, pero también hacían domicilios con niños entre 7 y 11 años de edad”, señaló al noticiero el general Carlos Rodríguez, director de seguridad ciudadana.

Además de esto, las autoridades también lograron establecer que alias ‘Jhon’, a pesar de estar pagando una condena de 25 años en la cárcel La Picota, desde ese lugar ordenaba los movimientos de todos los delincuentes a su servicio. Mientras su mujer se hacía cargo de la venta de droga junto a sus hijos, ‘Jhon’ se comunicaba con sus sicarios para llevar a cabo los enfrentamientos contra los ‘enemigos’ de ‘Las Amarillas’, los cuales pedía que fueran grabados como un favor especial para él.

La Policía logró obtener una llamada de ‘Jhon’ con alias ‘Carapacho’, un sicario extranjero reclutado por el delincuente:

Jhon: Se va a ganar un billete bacano. Le van a dar taxi, moto y cicla. En el momento que vaya en la cicla lo recoge un taxi y lo saca una moto.

Carapacho: Breve, breve. La demora es que yo pase y me lo señalen.

Jhon: Usted va montado en el taxi, ahí le pasan una cicla para que ‘camelle’ y a la media cuadra está el taxi esperándolo y a las dos cuadras está la moto encendida para que lo saquen. ¿Si va con el muchacho que puede grabar?

Carapacho: Sisas

Jhon: Me envía el video ¿oyó? Hágamelo pa’ mi.

Esa fue la llamada con la que el delincuente también conocido como ‘El monstruo del crimen’ organizó el asesinato de un joven el pasado 16 de octubre en el barrio El Amparo, en la localidad de Kennedy, cuyo video se hizo viral en redes sociales.

Alias 'Jhon' , jefe de la banda 'Las Amarillas'. Foto: captura video Noticias Caracol
Alias 'Jhon' , jefe de la banda 'Las Amarillas'. Foto: captura video Noticias Caracol

“El homicidio de un joven en video que se evidencio en las redes sociales. El cabecilla de esta organización es alias ‘Jhon’ quien se encuentra condenado a 25 años de cárcel desde donde sigue realizando estas actividades criminales (...) Este sujeto hacía todas sus transacciones delictivas a través de su pareja sentimental, quien residía en la localidad de Kennedy. Nosotros nos enfocamos en el sector de El Amparo, María Paz, un sector que se denomina la puesta 6 de Corabastos”, afirmó al noticiero el general Óscar Gómez, comandante de la Policía de Bogotá.

Después de 8 meses de labores investigativas, en las que participaron cerca de 600 uniformados, la Policía Metropolitana logró capturar a 22 delincuentes que seguían las órdenes de alias ‘Jhon’, quien desde La Picota, movía decenas de millones de pesos gracias al negocio ilícito y organizaba fiestas con bazuco y licor a los reclusos.

Seguir leyendo: