Las claves que debe conocer antes de comprar casa en Colombia durante 2021

A parte del valor de la vivienda, es importante saber dónde está ubicada, a qué subsidios puede acceder y cómo la puede financiar.

07/01/2021 Dos jóvenes buscando vivienda en un ordenador
POLITICA ESPAÑA EUROPA MADRID
AEDAS HOMES
07/01/2021 Dos jóvenes buscando vivienda en un ordenador POLITICA ESPAÑA EUROPA MADRID AEDAS HOMES

Una de las aspiraciones más grandes de los colombianos es comprar vivienda gracias a la idea de que es un activo que se valoriza, en su mayoría, con el tiempo, y que es parte del proceso de conformar un hogar. Pero siempre es necesario tener en cuenta puntos claves a la hora de iniciar la compra: la financiación, el presupuesto, el tipo de vivienda y hasta pensar un poco a futuro.

Primero es necesario tener claro con cuánto dinero se cuenta para identificar qué tipo de vivienda puede adquirir y tener claro si es posible hacerlo en este momento. Jairo Forero, entrenador financiero, le dijo a El Tiempo que el cálculo se puede hacer sacándole el 30 por ciento a sus ingresos , por lo que al evaluar el pago que se haría mensual, con ese 30 usted debería cubrir mensualmente la cuota, sin embargo, si usted agrega el valor de otras deudas que tiene y supera ese porcentaje, es mejor no hacerla, explica el medio.

Otro de los puntos clave es identificar los tipos de inmueble que puede adquirir: Vivienda de Interés Social (VIS) o no (No VIS). Según el mismo ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, la primera es la que en su totalidad (hasta la construcción) no supera los ciento treinta y cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes (135 SMLMV) que, para 2021, serían aproximadamente 122 millones de pesos. En cambio la vivienda No VIS es de ese valor en adelante. De esto se desprenden algunos factores:

Para familias afiliadas a Cajas de Compensación Familiar, de acuerdo al Jonathan Malagón, ministro de Vivienda, procederá el denominado “Subsidio Concurrente” que deberán gestionar directamente si cuentan con ingresos menores a $1.817.052. El apoyo para la cuota inicial de vivienda VIS será de $45.426.300.

Los hogares que tengan ingresos de hasta 2 SMMLV ($1.817.052) y cuentan con un subsidio por parte de la Caja de Compensación, podrán sumarlo al del Distrito y la Nación y acceder a un subsidio de vivienda de hasta 60 SMMLV, es decir, de $54.511.560.

Para familias que adquieran vivienda No VIS con un precio de hasta $454 millones, el Minvivienda otorgará una ayuda mensual de $454 mil pesos para el pago de su crédito hipotecario durante siete años.

Estos programas sirven para apalancar la adquisición de vivienda NO VIS, por lo que el auxilio programado para este tipo entrega hasta 42 salario mínimos ($36,8 millones) durante siete años, lo que implica la ayuda mensual señalada, así como otro tipo de facilidades para que los usuarios puedan mantener el pago programado con las distintas entidades financieras colombianas.

Como se mencionó al inicio, el futuro de la vivienda es importante para que deje de ser un gasto y se convierta en una inversión, por lo que es necesario evaluar el sector, qué queda o quedará cerca, cuáles son los planes destinados para la zona se ubica el inmueble porque esto garantizará que en un futuro su vivienda se valorice o, por el contrario, pierda costo.

Buscar financiación es otra de las claves: el Ministerio de Vivienda explicó que el año pasado se vendieron 176.157 inmuebles en Colombia y esto ha motivado a crear nuevas alternativas para que los colombianos accedan más fácil a su propio inmueble. En enero Malagón señaló que las inversiones que se hacen para pagar un arriendo podrían terminar pagando un apartamento VIS.

Además, el pasado mes de enero el presidente Iván Duque sancionó la Ley de Vivienda y Hábitat que permite mejores oportunidades para habilitar el suelo de manera rápida para los proyectos de vivienda en los municipios; la consideración de las tendencias mundiales en la financiación de vivienda que permitirá, a través de las reglas de mercado, desarrollar los topes de tiempo de los créditos a largo plazo; y las herramientas de crédito especializadas que mejorarán los mercados de capital y permitirán desarrollar un sistema integral de financiamiento de vivienda.

La ley busca que las mujeres que han sido víctimas de violencia intrafamiliar, busquen su independencia económica, seguridad y bienestar material y emocional y cuando se compruebe que una mujer fue víctima de violencia intrafamiliar por su pareja o compañero permanente, dentro de los hogares beneficiados en el programa de vivienda gratuita, el victimario será excluido del programa. También, la ley flexibiliza el tope máximo para financiación de créditos de vivienda, que hoy está en 30 años y elimina la restricción de tiempo para vender una vivienda que se haya adquirido con el subsidio de ‘Mi Casa Ya’.

LEA MÁS

TE PUEDE INTERESAR