Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez, campeón con verdes y rojos

El DT del Deportivo Independiente Medellín alcanzó un logro inédito en su historial: conducir a la gloria a los dos equipos de la capital de la montaña.

Hernán Darío Gómez en imagen de archivo como seleccionador de Panamá en la última Copa del Mundo  REUTERS/Ricardo Moraes
Hernán Darío Gómez en imagen de archivo como seleccionador de Panamá en la última Copa del Mundo REUTERS/Ricardo Moraes

Cuando asumió la dirección técnica del Deportivo Independiente Medellín, Hernán Darío Gómez declaró que no se consideraba un “técnico obsoleto” ante insinuaciones de la prensa deportiva antioqueña que cuestionaron tanto su esquema táctico, basado en la contención defensiva, como su equipo de colaboradores, compuesto por exjugadores como Édgar ‘ el Pánzer’ Carvajal, Óscar Pérez y su hijo Daniel Gómez.

El fútbol no cambia. No hay técnicos obsoletos... Yo no creo que el ‘Maestro’ Tabárez sea obsoleto, no creo que ‘Pacho’ sea obsoleto ni creo que yo sea obsoleto”, dijo quien fue exseleccionador en Colombia, Ecuador y Panamá, para rematar con una de esas ironías que lo han hecho tan famoso como su apodo, ‘Bolillo’: “es grandioso que un técnico obsoleto llevara a Panamá a un mundial”.

Lo dice quien ganó la Copa Colombia en una final resuelta a pénales ante el Deportes Tolima.

Un hombre de pocas finales

(EFE)
(EFE)

Con la victoria en Medellín, ‘Bolillo’ jugó, y ganó, su cuarta final como director técnico en una dilatada carrera de cuarenta y seis años, de la que tan solo diez correspondieron a su etapa de jugador en el Atlético Nacional y el Independiente Medellín, mientras que su trayectoria como asistente técnico y técnico en propiedad pasará a la historia del fútbol colombiano, primero como mano derecha de Francisco Maturana y luego en solitario como seleccionador de equipos nacionales del cono norte de Sudamérica.

Lea más: Deportivo Independiente Medellín volvió a gritar campeón y alzó la Copa Colombia 2020

Como jugador, su único triunfo fue cuando se desempeñó como volante en el Atlético Nacional en el año de 1980. Tras su retiro, comenzó como asistente de Maturana. Su experiencia en el camerino fue útil para ‘Pacho’ en el orden de sus equipos. Es en esta posición que conoce la gloria continental en 1989 cuando el Atlético Nacional gana la primera Copa Libertadores para Colombia.

Sin embargo, ése triunfo como tal no fue suyo. Pero no tardaría mucho para adquirir su primeros galones en propiedad: en 1990 ganó la Copa Interamericana y en 1991 se alzó con el Campeonato Colombiano como técnico del ‘Verde’, equipo en el que dirigió 262 partidos.

Su prestigio, cimentado en un estilo defensivo que adelantaba las líneas para dejar en fuera de lugar a los rivales, lo hizo el heredero natural de Maturana en la Selección Colombia, de la que fue técnico entre los años de 1995 a 1998, y de 2010 a 2011, ésta última etapa marcada por su salida debida a un episodio de abuso intrafamiliar.

A la Selección Colombia la condujo al Mundial de Francia de 1998, sin resultados abrumadores.

Hizo historia con las selecciones de Ecuador y Panamá, a las que condujo a sus primeros mundiales en los años de 2002 y 2018, respectivamente.

Pese a ser contratado por el Deportivo Independiente Medellín con posterioridad al escándalo de 2011, no alcanzó ninguna copa en el tiempo que dirigió (2012-2013).

A ‘Bolillo’ se le percibía como un estratega de “procesos” pero no de copas, dado que su última victoria fue precisamente con Atlético Nacional en 1990.

Lea más: Hinchas del DIM aglomerados, sin tapabocas ni distanciamiento físico, antes de arrancar la final de la Copa Colombia

Hernán Darío Gómez, técnico colombiano (AFP)
Hernán Darío Gómez, técnico colombiano (AFP)

Estilo y contundencia

La llegada a Medellín a principios de 2021 lo volvió cauto, luego de su temporada en Panamá, equipo al que condujo con su estilo defensivo al Mundial de Rusia.

El Deportivo Independiente Medellín es la casaca de sus amores, donde su padre fue hincha y alcanzó el rango de presidente, en el que se formó como jugador antes de pasar a la acera de enfrente a liderar la cancha y la banca del ‘Verde’.

En la rueda de prensa posterior al encuentro con el Deportes Tolima, Gómez, como lo hizo semanas antes, sopesó sus palabras y con humildad recordó que la labor del director técnico es del día a día:

Yo siempre pienso en ganar, a mi padre lo recuerdo siempre, fue un hombre que me dio valores, honestidad en el trabajo y muy hincha del Medellín. Me pone nostálgico eso. Seguimos con la Liga, ya nos toca pensar en Jaguares, vamos a seguir concentrados, comer bien y prepararnos”, dijo.

Con el título de la Copa Colombia, Hernán Darío Gómez es el primer antioqueño que es campeón de dos equipos de la misma ciudad: del rojo como estratega, del verde como jugador y técnico.

Un palmarés que le da hondura a su dilatada carrera en el fútbol.

<mark class="hl_orange">También le puede interesar</mark>