Junta directiva de EPM nombró a Mónica Ruiz como su gerenta general (e)

Quien fuera la Vicepresidenta de Estrategia y Planeación fue nombrada luego de la salida de Álvaro Rendón, anterior directivo cuya renuncia fue solicitada por el alcalde Daniel Quintero.

Mónica Ruiz, nueva gerente de las Empresas Públicas de Medellín.
Cortesía EPM
Mónica Ruiz, nueva gerente de las Empresas Públicas de Medellín. Cortesía EPM

Mónica Ruiz Arbeláez fue nombrada como gerenta general (e) de las Empresas Públicas de Medellín, luego de una reunión convocada por el anterior gerente, Álvaro Rendón, para discutir los términos de su renuncia.

EPM apuntó que dicho nombramiento es provisional y destacó la llegada de Arbeláez a este cargo: “mientras se surte el proceso de selección estará encargada de la Gerencia General la ingeniera Mónica Ruiz Arbeláez, actual Vicepresidenta de Estrategia y Planeación y con una trayectoria de más de 26 años en la empresa”.

La gerenta (e) Mónica Ruiz Arbeláez es ingeniera electrónica de la Universidad Pontificia Bolivariana, con una especialización en teleinformática y mercadeo de la Universidad Eafit.

Su énfasis corporativo ha estado en el desarrollo de temas vinculados con el área comercial así como del negocio de transmisión y distribución de energía.

Arbeláez continuará la labor de la EPM en temas fundamentales para su crecimiento como la ejecución del plan de negocios y la prestación de los servicios de la empresa en los territorios donde el Grupo EPM hace presencia, además de garantizar la sostenibilidad de dicho grupo en el mercado, afirmaron algunos miembros que pidieron reserva a los medios.

Dos tareas importantes liderará la gerenta como lo son la terminación y puesta a punto de la operación del Proyecto Hidroeléctrico Ituango y también llevar a cabo la operación del proyecto Afinia en Antioquia.

Lea más: En su camino a la Presidencia, Tomás Uribe podría ser ‘vice’ en el gobierno Duque

Según una versión recogida por el diario El Nuevo Siglo, la elección de Arbeláez tuvo una motivación fundamental: directivos del grupo consideraron que Rendón como gerente habría cometido un error gravísimo en el proceso que se adelanta contra el contratista de Hidroituango, Camargo Correa, quien buscaría no responder a la demanda por incumplimiento tasada en $9,9 billones impuesta por el grupo EPM.

Pese a que Rendón ordenó una auditoría interna que pretendió determinar por qué la modificación bilateral del contrato entre EPM y el consorcio CCCI quedó con un capital ínfimo, no habría sido suficiente para salvaguardar su posición ni granjear la animadversión de la junta que aceptó la renuncia de inmediato.

A lo anterior se sumó el descontento del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, con la gestión de Rendón al frente de EPM, quien veladamente le solicitó la renuncia al directivo.

EPM, cuyos valores corporativos cuenta con la discreción en el manejo de las relaciones públicas como uno de sus elementos capitales, afrontó una crisis durante el 31 de enero ante la aparición de Rendón en medios manifestando su desacuerdo con la solicitud del alcalde.

Quintero posteriormente declararía insubsistente a Rendón de acuerdo con el decreto 0085 de 2021.

Por el momento, con la llegada de Ruiz Arbeláez pareciera que la crisis en la junta directiva de EPM estuviera conjurada.

Tan solo seis meses atrás se reportó una renuncia masiva por parte de los miembros de la junta directiva de la entidad: fueron ocho directivos los que abandonaron sus cargos en agosto de 2020, a ocho meses del inicio de la alcaldía de Quintero en Medellín.

La razón fue la misma que costó la silla a Rendón: la disputa legal en contra los consorcios constructores del proyecto de Hidroituango para recuperar 2.600 millones de dólares en daños.

En su momento, EPM manifestó que la renuncia colectiva se debió a que no fueron consultados sobre la decisión de proseguir con el proceso de conciliación, según un documento regulatorio de la empresa.

<mark class="hl_orange">También le puede interesar</mark>