Hernán Giraldo Serna, el paramilitar que a partir de la violación de niñas engendró un ejército que aterroriza todavía la Sierra Nevada de Santa Marta

Norma Vera Salazar, defensora de derechos humanos, logró desentrañar la mente y el actuar de uno de los paramilitares más peligrosos de Colombia.

Hernán Giraldo, cabecilla del bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidad de Colombia, era conocido como el 'Taladro' por sus abusos sexuales.
Hernán Giraldo, cabecilla del bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidad de Colombia, era conocido como el 'Taladro' por sus abusos sexuales.

El pasado 25 de enero, a las 6:25 p.m. de la tarde, llegó deportado a Colombia Hernán Giraldo Serna, uno de los paramilitares más sanguinarios y temidos del país, procedente de Estados Unidos, donde permaneció doce años tras las rejas por cargos de narcotráfico. El anuncio fue hecho por Migración Colombia.

Ahora, el exparamilitar debe cumplir con una condena por los delitos que cometió en contra de la población civil, cuando hizo parte de las AUC.

Así fue su llegada a Colombia:

Este es el momento exacto en el que llega al país Hernán Giraldo Serna

A Giraldo, de 72 años, lo conocían como ‘El Patrón’, ‘El Tigre’ o ‘El señor de la Sierra’, y todos los habitantes de la Sierra Nevada eran temerosos ante él por ser el comandante del Bloque ‘Resistencia Tayrona’ de las AUC y sus conocidas técnicas de tortura.

Con su llegada al país, se despertó un temor dentro de las víctimas y habitantes de la Sierra Nevada, pues podría recrudecerse la violencia en esta región de Colombia.

Este criminal de guerra es famoso por el control territorial y por haber usado el abuso sexual de niñas menores de edad como un método de miedo dentro del conflicto armado.

Norma Vera Salazar, defensora de los derechos humanos y quien ha investigado a profundidad las dinámicas del paramilitarismo, sobre todo de la estructura de Serna, habló con Infobae Colombia sobre cómo él, a través de la violación y engendrar hijos, pudo seguir manejado los hilos del territorio, a pesar de estar pagando una condena en Estados Unidos.

¿Qué implica para la región de la Sierra el regreso de Giraldo?

El regreso de Hernán Giraldo significa miedo generalizado, pues muchos de sus hijos y miembros de su estructura familiar hicieron parte de las doce estructuras que después de la desmovilización siguieron trabajando como ‘neoparamilitares’.

Esto significa que, si antes se cometieron asesinatos selectivos de líderes sociales, en este momento ante la llegada de Giraldo existe bastante silencio y temor de que la violencia se generalice.

De los casos de las menores violadas por Serna ¿ cuántos se puede decir han logrado justicia plena?

Hernán Giraldo Serna confesó 35 casos de violencia sexual en menores de 14 años, de esos 35 casos hacen parte de la sentencia compilada contra Resistencia Tayrona, pero en la investigación se pudieron encontrar 201 víctimas, eso quiere decir que muchas no pueden tener acceso a la verdad, la justicia restaurativa, debido a que la fiscalía de Justicia y Paz faltó al deber de debida diligencia; porque su proceso de investigación no fue más allá de los crímenes que confesó Giraldo Serna en su audiencia.

Nos quedamos solo con la verdad de los paramilitares. Verdad que no fue completamente verificada y no ha permitido que las víctimas de crímenes de violencia sexual no hayan tenido acceso a ningún tipo de justicia.

Sobre el fenotipo que prefería Giraldo, ¿ cómo eran esas niñas y cómo se llegó a la conclusión de que eran sus preferidas?

En entrevistas a 200 mujeres y 500 personas encontramos que todas tenían características comunes: eran blancas, de contextura gruesa, voluptuosas y de caderas anchas. Por medio de investigaciones en las que pudimos rastrear las condiciones de violencia de género que motivaban el instinto y pedófilo de Serna. En diálogos con sus lugartenientes y personas de la región, descubrimos que él se ufanaba de que le gustaban las caderonas, porque según la cultura machista entre más caderonas más habilidades para reproducirse”.

Hernán Giraldo durante a desmovilización colectiva de las AUC. l Bloque Resistencia Tayrona se desmovilizó en 2006 con 1.166 integrantes y con Hernán Giraldo como jefe máximo. EFE
Hernán Giraldo durante a desmovilización colectiva de las AUC. l Bloque Resistencia Tayrona se desmovilizó en 2006 con 1.166 integrantes y con Hernán Giraldo como jefe máximo. EFE

Además, es doloroso reconocer, que el apodo de ‘El Taladro’ el mismo Giraldo se lo colocó porque se otorgaba él mismo, debido al control territorial, el derecho de pernada, no controlaba solo el territorio, sino la virginidad de las mujeres de la región.

La elección de niñas de cierta característica está muy relacionada con los asesinos seriales o depredadores sexuales ¿cabe Giraldo en prototipo, se le podría tildar de esta manera?

Giraldo, más que un enfermo de este tipo es un sociópata, porque no solamente escogía niñas con características fenotípicas específicas como objetivo por su enfermedad sexual como pedófilo, también había una característica asociada al uso del cuerpo de la mujer para mantener el control del territorio.

No solo era para satisfacer su pedofilia, sino para tener hijos sanos que pudieran conservar su linaje, la política, la operación y la estructura de la guerra. Giraldo fue extraditado, pero nunca se fue del territorio, su familia tiene vivas las estructuras paramilitares.

Lea: Llegó al país Hernán Giraldo Serna, el mayor abusador de menores del paramilitarismo

¿Por qué decidió usar a sus propios hijos para ejercer control territorial?

Creo que esto es una táctica que él, 20 años después, definió, pues se creía dueño y señor del territorio. Incluso, tenía la capacidad de decir quien se movía después del peaje de Santa Marta.

Cuando Giraldo fue extraditado tenía más de 60 años y según lo que investigamos, ya tenía a las mujeres y sus hijos distribuidos en varias partes del territorio y creemos que él sabía que su linaje podía construir la fuerza de la metáfora, construir el concepto del ‘Patrón’ y “El Taladro” y hoy usted ve que en territorio la gente anhela la “llegada del Patrón porque el Patrón si pone orden”.

¿ Debe el Gobierno nacional preocuparse por un rearme de paramilitarismo con el regreso de Giraldo?

Yo vengo insistiendo en que en el territorio de Santa Marta el paramilitarismo de la Sierra Nevada no se va armar, porque nunca se fue.

Hernán Giraldo fue trasladado a la cárcel La Paz. Foto: Inpec.
Hernán Giraldo fue trasladado a la cárcel La Paz. Foto: Inpec.

Por ahora, Giraldo fue trasladado a la penitenciaría La Paz de Itagüí, Antioquia y, de acuerdo con el Ministerio de Justicia, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), que deberá garantizar las medidas de seguridad de este hombre que desde la distancia aterroriza toda una región de Colombia.

Le puede interesar