“Bajé cuatro kilos”, así fue la extenuante lucha de Jorge Enrique Abello contra el covid-19

A sus 52 años, el actor colombiano contó a sus seguidores cómo fue su experiencia con la enfermedad y las consecuencias que le dejó.

Jorge Enrique Abello ha trabajado en televisión y teatro, aunque su personaje de "Don Armando" le dio fama mundial (Foto: Instagram @jeabello)
Jorge Enrique Abello ha trabajado en televisión y teatro, aunque su personaje de "Don Armando" le dio fama mundial (Foto: Instagram @jeabello)

A través de un en vivo en Instagram el famoso actor Jorge Enrique Abello, recordado por su personaje de Armando Mendoza en ‘Betty la fea’, explicó a sus seguidores que se había ausentado por un tiempo de las redes sociales porque se había contagiado de covid-19 y pasó momentos complicados.

“Fueron cinco días sin síntomas mayores, más allá de la ronquera que me afectó la voz y la tos”, el bogotano de 52 años aseguró que fueron momentos difíciles, pero no tanto como otras personas alrededor del mundo. Sin embargo, una de las afirmaciones de Abello que más preocupó a sus seguidores fue que bajó cuatro kilos en esa semana, debido a lo débil que estaba y el esfuerzo que hacía su cuerpo.

El actor recalcó que cada organismo reaccionaba diferente al coronavirus, que existían personas asintomáticas, así como a quienes la enfermedad los mandaba a una UCI y a quienes ningún tratamiento les servía y, lamentablemente, morían. Abello aseguró sentirse afortunado de ser parte de aquellos que por el covid-19 debieron encerrarse “y sufrirla, un poquito nada más. Pero ese poquito fue suficiente para entender qué es lo que está pasando en el mundo”.

Explicó que esos cinco días de encierro estricto y síntomas fueron muy difíciles para él y su familia, y que fueron familiares y amigos muy cercanos los que se enteraron y estuvieron muy pendientes de su proceso. Explicó que su esposa María Isabel Gutiérrez, modelo colombiana, fue quien estuvo con él, cuidándolo con todos los protocolos de bioseguridad durante los días que estuvo padeciendo la enfermedad que le dejó secuelas en su voz y pérdida de peso.

Sobre cómo empezó toda su lucha, el galán colombiano explicó que todo comenzó un día de noviembre cuando sintió “un saborcito metálico en la saliva, ahí dije, ‘Dios mío, algo ha de estar pasando’. Sentí un sabor extraño que nunca había tenido”.

Jorge Enrique Abello empezó a aceptar invitaciones de sus seguidores para conocer sus experiencias con el covid-19, habló con varios de ellos, mientras se tomaba una copa de vino y escuchaba las historias de los usuarios. Habló con seguidores de Venezuela, México, Perú y otros países, al final, la conclusión después de hablar con todos es que, realmente, la situación de la pandemia es definida como “difícil” por todos, sin importar la distancia y las diferentes medidas de cada país.

Aunque señaló que la tos que le dejó la enfermedad es molesta, se sentía agradecido porque todo pudo ser peor “muchas veces pensamos que todo lo malo que nos puede pasar no trae beneficios en nuestras vidas, pero nos equivocamos con eso, a veces algo malo que nos pasa está evitando algo muy malo que nos iba a pasar. Esta tos estuvo evitando que algo más grave me pasara”.

Agregó que cuando se enteró se encerró en su cuarto solo y estuvo utilizando solo cubiertos y platos de plástico. Jorge Enrique Abello también reveló que, “sorprendentemente, se me quitaron las ganas de leer, me sentía muy débil. Me vi muchas películas de vaqueros, casi no dormía, pero el médico me dijo que debía descansar, porque tu sientes que tu cuerpo realmente está luchando”.

<b>Empiezas a pensar en las personas que amas, en lo que has hecho en tu vida. Estás encerrado durante tanto tiempo, pensando en la muerte, lo que sucede en ti no es nada agradable</b>

El actor bogotano confesó que lo que más le afectaba sus emociones durante su aislamiento era pensar que “esto que tengo ha matado miles de personas allá afuera”. Guardar el control y mantener la fe en Dios fueron sus claves para estar en calma, “decidí no rendirme y unirme a lo más bonito de la vida que es Dios y saber humildemente que soy un pedacito de él y no al revés”.

Finalmente, después de compartir toda la experiencia que vivió por esos días, Abello le dejó un mensaje a sus seguidores para que se cuidaran de la pandemia y no la tomaran como un juego. “El Covid-19 no es un chiste, pasa, y pasa muy fuerte y es muy peligroso... No permitas que te pase a ti como me pasó a mí”.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

ÚLTIMAS NOTICIAS

MAS NOTICIAS