JEP no juzgará a alias ‘Tom’ por delitos vinculados con narcotráfico

El criminal, mano derecha de alias ‘Popeye’ y conocido como el nuevo ‘Pablo Escobar’, pretendía ingresar al alto tribunal para obtener beneficios sobre los delitos que le imputó Fiscalía.

Juan Carlos Mesa, alias 'Tom', no será acogido en JEP, pese a que su defensa intentó que el alto tribunal lo juzgara.
Crédito KienyKe
Juan Carlos Mesa, alias 'Tom', no será acogido en JEP, pese a que su defensa intentó que el alto tribunal lo juzgara. Crédito KienyKe

Capturado a la altura de su fama, Juan Carlos Mesa, alias ‘Tom’ cayó en operativo coordinado por la Policía y la Fiscalía antes de comenzar a celebrar su cumpleaños en compañía de colegas y una que otra figura ilustre del crimen, como el extinto jefe de sicarios del Cartel de Medellím, John Jairo Velásquez, ‘Popeye’.

‘Tom’, fue durante su carrera uno de los criminales más buscados en Antioquia por ser parte de la organización criminal La Oficina. Su captura, a finales de 2018, acaparó titulares de prensa por sus excentricidades que le hicieron ganar otro sobrenombre en los bajos fondos: el nuevo ‘Pablo Escobar’.

Lea más: Encarcelan a dos miembros de ‘Los Matutinos de Puente Aranda’, banda acusada de dispararle a una mujer en la cara

Sin embargo, alias ‘Tom’, luego de recibir condena por 16 años vinculada con distintos crímenes relacionados con narcotráfico, solicitó ser procesado por la Justicia Especial para la Paz (JEP) ante la Fiscalía General de la Nación.

Su pretensión era obtener beneficios en la condena, especialmente por aquellos delitos cometidos por narcotráfico en el Valle de Aburrá, lo que fue denegado por la Fiscalía al señalar que los delitos que juzga el alto tribunal están relacionados con el conflicto armado que vivió el país, así como las responsabilidades emanadas de éste son imputables con exclusividad a excombatientes de la antigua guerrilla de las Farc y la fuerza pública.

Lea más: A la cárcel hombre que atacó con unas tijeras a perro en La Calera

Según la Directora Nacional de Fiscalías contra el Crimen Organizado, Claudia Carrasquilla, la solicitud de alias ‘Tom’ es inconcebible desde todo punto de vista, dado que su vinculación a una estructura criminal del narcotráfico, que además generaba recursos a través de la extorsión, no es de la esfera de responsabilidad de la JEP.

A nuestro despacho llegó esta petición, pero por tratarse de una organización dedicada al crimen organizado, que está lejos de lo que que contempla la JEP, fue negada”, manifestó Carrasquilla en declaraciones para el portal KienyKe.

Por su parte, la sala de Apelaciones de la JEP al negar la intención de alias ‘Tom’ de buscar incluirse en la jurisdicción, subrayó que éste puede contribuir al esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido en el conflicto del país, pero no necesariamente rindiendo declaración ante el alto tribunal.

Esta precisión se hace necesaria toda vez que el recurrente sostiene haber participado en el CANI en condición de paramilitar y sin que corresponda a la sala adentrarse en un análisis sobre la veracidad de tal afirmación”, afirmó la JEP en su fallo de primera instancia.

IMAGEN DE ARCHIVO. Soldados hacen guardia cerca de paquetes que contienen cocaína, después de que la policía colombiana decomisara más de seis toneladas de la droga, en Barranquilla, Colombia. Abril 2, 2017.   Policía Colombiana/Distribuida vía REUTERS.
IMAGEN DE ARCHIVO. Soldados hacen guardia cerca de paquetes que contienen cocaína, después de que la policía colombiana decomisara más de seis toneladas de la droga, en Barranquilla, Colombia. Abril 2, 2017. Policía Colombiana/Distribuida vía REUTERS.

Alias ‘Tom’ fue el máximo líder de la estructura criminal denominada ‘La Oficina’, bajo cuyo liderazgo coordinó el 80% de los combos delictivos del Valle de Aburrá. Así mismo, fue mano derecha de alias ‘Popeye’, con quien fue encontrado al momento de su captura.

Recluido en la cárcel La Picota de Bogotá, tendrá qué responder ante la justicia por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico de estupefacientes, además está reseñado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para una probable extradición. Al momento de su captura, tenía sobre su cabeza una recompensa de dos millones de dólares por DEA.

También le puede interesar