El primer megavivero de mangle rojo del país y otros megaproyectos de recuperación ambiental en Barranquilla

Junto a este proyecto se llevarán a cabo otras iniciativas que contribuirán a la recuperación medioambiental de esta región del Atlántico.

Ciénaga de Mallorquín. Foto: Alcaldía de Barranquilla.
Ciénaga de Mallorquín. Foto: Alcaldía de Barranquilla.

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible dio a conocer, este 21 de enero, que en un trabajo articulado con la Alcaldía de Barranquilla y las comunidades de la ciénaga de Mallorquín, se construirá en la capital del Atlántico, el primer megavivero de mangle rojo del país. Según información de la entidad gubernamental, la construcción de este importante vivero contribuirá a la meta de sembrar 180 millones de árboles para 2022.

“Este será el primer megaviviero de mangle rojo en el país. Lo vamos a construir de la mano con las comunidades de La Playa, que ya tienen un pequeño vivero con 1.500 plántulas de esta especie, una de las más deterioradas en la zona. Vamos a restaurar y reforestar los manglares en la ciénaga de Mallorquín”, anunció el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

La ciénaga de Mallorquín es una laguna costera y un ecosistema lagunero, que se encuentra en el extremo norte de Barranquilla, sobre la margen izquierda de Bocas de Ceniza, la desembocadura del río Magdalena. Según la Alcaldía de la capital del Atlántico, este lugar comprende uno de los ecosistemas más valiosos de la ciudad.

Mangles en la ciénaga de Mallorquín. Foto: Alcaldía de Barranquilla.
Mangles en la ciénaga de Mallorquín. Foto: Alcaldía de Barranquilla.

Allí habitan 15 especies de invertebrados marinos, nueve de peces, otras tantas de anfibios, siete de reptiles y 81 de aves. También se pueden encontrar hasta cuatro especies de mangles. A pesar de ello, se ha visto afectada en gran medida por la contaminación y el impacto de la industrialización, ya que, de acuerdo con información de la administración local, “en 1935 se construyeron los tajamares en el delta del río Magdalena y el dique Boyacá para permitir el acceso de buques al casco urbano de Barranquilla a través de Bocas de Ceniza. Esto propició el deterioro de la ciénaga al impedir la alimentación de las aguas estuarinas del río. También, empezó a ser utilizada por la ciudad como receptáculo del alcantarillado”.

Así entonces, la construcción del megavivero espera contribuir a la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, para así atraer al turismo nacional e internacional y consolidar a Barranquilla como una biodiverciudad.

“En este camino se está fortaleciendo un proyecto para la conservación de los manglares en los sistemas de ciudades costeras que contará con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, señala el ministerio a través de su portal web.

A su vez, el ministro informó que, a través del incentivo de Pago por Servicios Ambientales, en el que esperan vincular en especial a las mujeres, se logrará llevar este proyecto adelante de la mano de las comunidades, para la construcción y mantenimiento del vivero.

“Queremos incluir especialmente a las mujeres porque tienen un liderazgo natural sobre la familia, el trabajo y el medio ambiente. Ellas serán grandes potenciadoras y multiplicadoras de conciencia ambiental”, afirmó Correa.

Otros proyectos medioambientales que se llevarán a cabo en Barranquilla

El ministerio de Ambiente también informó que además del vivero, con el apoyo de la alcaldía se están impulsando dos macroproyectos para convertir a Barranquilla en una biodiverciudad: la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín y la recuperación integral de los caños.

“El proyecto de Mallorquín, que beneficiará a cerca de 1,2 millones de habitantes, contempla la construcción de un ecoparque, la recuperación de la playa de Puerto Mocho, del cuerpo de agua, de tajamar-tren, el saneamiento del ecosistema y la renovación urbana del barrio Las Flores y del corregimiento La Playa”, dio a conocer el ministerio.

En la recuperación de la ciénaga se realizará una inversión estimada de $300 mil millones y contará con siete grandes intervenciones que finalizarán en el 2022. Foto: Alcaldía de Barranquilla.
En la recuperación de la ciénaga se realizará una inversión estimada de $300 mil millones y contará con siete grandes intervenciones que finalizarán en el 2022. Foto: Alcaldía de Barranquilla.

En cuanto al proyecto de recuperación integral de los caños, el objetivo según información de la cartera de Ambiente, es “rehabilitar y mejorar las condiciones medioambientales, de navegabilidad y su entorno”, para así, lograr que se mantenga el sistema de vasos comunicantes con el río Magdalena y “garantizar las mismas condiciones a lo largo del sistema de la cuenca oriental del Distrito de Barranquilla”.

Este proyecto, a su vez contribuirá a la conservación de los caños Las Compañías, Los Tramposos, Mercado, Caño Arriba, La Tablaza y La Ahuyama, en los barrios La Loma, La Loma 3, La Barranquillita, la Chinita y La Luz.

El ministerio Correa asimismo destacó que, “ya se encuentran trabajando en el primer paso peatonal de fauna para que el cangrejo azul, que viene de la zona interna rural de Barranquilla, pueda llegar a desovar hasta la playa, lo que garantizará la conservación de esta especie”.

Lea más sobre otros temas:

TE PUEDE INTERESAR