“Máteme a mí pero a mis niñas no me las toque”: el desgarrador relato de la madre de María Ángel, la niña de 4 años asesinada en Caldas

La progenitora de la víctima le pide a las autoridades “mucha cárcel” para el asesino de su hija que también le ocasionó serías afecciones de salud a ella.

María Ángel Molina y su mamá, Yeni Tangarife. Foto madre: captura Noticias Caracol.
María Ángel Molina y su mamá, Yeni Tangarife. Foto madre: captura Noticias Caracol.

El asesinato de la pequeña de 4 años, María Ángel Molina Tangarife, conmocionó a Colombia en las últimas horas, no solo por el trágico suceso, sino también porque refleja la difícil situación que vive una parte de la niñez en Colombia. La mamá de María Ángel, hospitalizada y recuperándose por las graves lesiones que recibió por parte del asesino de su hija, reveló nuevos detalles de cómo el agresor arremetió contra ella y sus dos hijas, menores de edad.

Yeni Lorena Tangarife habló con Noticias Caracol, tenía vendada la cabeza y se sometió a cirugías plásticas de reconstrucción para recuperar algo de normalidad en las funciones de su rostro y cabeza luego del ataque de Juan Carlos Galvis Duque, señalado de secuestrar y matar a María Ángel y golpear gravemente a Yeni.

La mamá de María Ángel le aseguró al informativo que el día de los hechos Galvis Duque la citó a ella y a sus pequeñas para darles regalos en Aguadas, Caldas. La mujer cuenta que se conoció con el hombre, que es un soldado desertor, por redes sociales y que él le contó que se le había muerto una bebé en Santa Marta y que le habían quedado muchas cosas para regalarle a las menores de edad, entre las que estaba María Ángel.

Según contó la señora Tangarife, ella y sus hijas fueron hasta una casa donde Juan Carlos Galvis tenía los supuestos regalos; al llegar, de acuerdo con lo que dijo la mujer, el hombre le tapó los ojos para sorprenderla y en efecto, se llevó una lamentable sorpresa.

“De un momento a otro, le dijo a la niña que está muerta: ‘María, vaya mire que allá hay un poco de juguetes y verá todo lo que hay para usted y para su hermanita’ y ella fue y miró, cuando ella fue y miró, ella se vino corriendo y me dijo ‘hay un poco de juguetes para mí y para Darlin’”, reveló Yeni Lorena a Noticias Caracol.

En ese momento, comenzó la odisea que hoy enluta a la familia de María Ángel y a todos los colombianos. La mamá de la menor asesinada dijo que su hija la abrazó emocionada por los juguetes que le darían; con los ojos aún tapados por parte de Galvis Duque, comenzó un calvario del que aún no se tiene certeza qué lo propició.

“Me cogió por detrás y me cortó”, manifestó Yeni, señalándose el cuello, diciendo que fue por ahí donde el hombre la comenzó a agredir. Acto seguido, la mujer cuenta que Galvis Duque la empujó, la sacó de la casa y a punta de piedra la tiró al suelo “casi llegando al río Arma”. Después, la mamá de las menores de edad dijo una de las frases que, probablemente, ha sido de las más difíciles de su vida.

“Él -Juan Carlos Galvis Duque- me quería matar a mí, yo le dije: ‘bueno, está bien, máteme a mí, pero a mis niñas no me las toque’”, gritó la mujer el día de los hechos.

Yeni Lorena le dijo al informativo que ella confió en el hombre porque lo conocía desde hace más de un año y su hermana y una de sus amigas, que se llama Angie Paola, también lo conocían. Acongojada, visiblemente afectada, aún con cicatrices físicas y ahora, también en el alma por la muerte de su pequeña María Ángel, Yeni Lorena Tangarife le pidió celeridad a las autoridades para que “le den mucha, mucha cárcel” al asesino de su hija, que ya está en manos de la Policía y la Fiscalía.

“Que me ayuden a saber por qué me mató a mi niña. (...) Por qué me le hizo a mi niña, mi niña era muy noble, toda mi familia la quería mucho”, imploró justicia la señora Tangarife mientras lloraba desconsolada.

Por su parte, Jhon Jairo Castaño, secretario de Gobierno de Caldas aseguró para Noticias Caracol que Yeni Lorena tendría una relación con el presunto asesino de su hija y que el gobierno caldense, en colaboración de las autoridades, trabajan para esclarecer los hechos.

“Hemos solicitado que la Fiscalía le pida al juez de conocimiento la máxima pena que establece la legislación, 60 años de prisión, para el presunto responsable de estas conductas, atroces, abominables y lamentables”, aseveró el alto funcionario en el informativo.

Por el momento, Juan Carlos Galvis está en manos de las autoridades y la Fiscalía General de la Nación adelanta las investigaciones correspondientes. En primera instancia, Galvis Duque aceptó dos cargos de cuatro que le imputó la Fiscalía: tentativa de homicidio agravado y secuestro simple.

SIGA LEYENDO SOBRE OTROS TEMAS