Buenaventura, bajo el terror de las bandas: hombres armados siguen ‘patrullando’ la ciudad ante el temor de los habitantes

Según información la administración municipal, el grupo delincuencial ‘La Local’ sería el mayor responsable de los homicidios selectivos, extorsiones y microtráfico en el puerto.

La comunidad de algunos barrios de Buenaventura, Valle del Cauca, siguen viviendo en medio de la angustia porque se siguen movilizando hombres armados que generan temor por las acciones delictivas que puedan realizar en el puerto.

Según la misma administración municipal, el grupo delincuencial ‘La Local’ sería el mayor responsable de los homicidios selectivos, extorsiones y microtráfico en el puerto.

Algunos habitantes del barrio San Francisco de Asís han denunciado la presencia de personas con armas largas, “la comunidad buscaba refugio dentro de sus propias casas ante un fuerte enfrentamiento con fusiles entre los grupos ilegales, duele que todo esto pase ante los ojos de todos”.

Una muestra de su poderío ocurrió el pasado 30 de diciembre, cuando hubo siete asesinatos en varios barrios de manera casi simultánea y hombres en moto patrullaron por barrios de la Comuna 8 con armas de largo alcance.

Ante el hecho, el 31 de diciembre se hizo un consejo de seguridad en la ciudad al cual asistieron el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, la administración distrital, la departamental y autoridades militares y de Policía. El ministro ofreció una recompensa de hasta $100 millones por información que permita desarticular a La local y sobre los responsables de los homicidios del 30 de diciembre.

Asimismo, su versión coincide con la del secretario de Gobierno del puerto, Ulpiano Riascos, el exalcalde encargado Mauricio Aguirre y el coronel Dalmiro Heras, comandante de Policía en Buenaventura: lo que está pasando en la ciudad es una disputa entre facciones de La Local que pelean por obtener el control territorial para manejar el microtráfico, el narcotráfico y la extorsión.

El secretario de Gobierno de Buenaventura Ulpiano Riascos aseguró que por las medidas que se adoptaron luego de la muerte de seis personas el pasado 30 de diciembre, se ha logrado incautar armamento y detener a 30 personas responsables de la oleada de violencia.

“Como consecuencia de las capturas se han generado algunos coletazos de los grupos armados, que han protagonizado balaceras, disparos al aire y que tienen como propósito crear el pánico y tratar de intimidar el accionar de las autoridades. Seguiremos firmes para bajar con la fuerza pública”, manifestó el funcionario.

De hecho, este 10 de enero, las autoridades adelantaron varias órdenes de registro y allanamiento en el barrio Kennedy del casco urbano de ese puerto del pacífico vallecaucano e incautaron, en las últimas horas, un cargamento de cocaína que pertenecería al Grupo Delincuencial y que dejó a un integrante capturado.

“Tropas del Batallón de Alta Montaña N.3, Policía Judicial e Infantería de Marina capturaron en flagrancia a una persona que tenía en su poder 37 kilos de clorhidrato de cocaína, los cuales fueron incautados”, señaló el brigadier general Miller Vladimir Nossa, comandante de la Tercera Brigada del Ejército Nacional.

Por su parte, el capturado deberá responder por los delitos de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Le podría interesar