Bogotá avanza en el proceso para desincentivar definitivamente las corridas de toros en la ciudad

El acuerdo aprobado por la Alcaldía impidió que se desarrollaran las corridas de toros programadas para inicio de año.

Plaza de toros La Santamaría.
Cortesía: Alcaldía de Bogotá.
Plaza de toros La Santamaría. Cortesía: Alcaldía de Bogotá.

El Cabildo Distrital de Bogotá procuró la protección de los animales y el fortalecimiento de la normativa para defender sus derechos a través de un acuerdo aprobado que busca desincentivar las corridas de toros y poner límites a las prácticas que atenten contra su vida. Durante los últimos años, defensores de los derechos de los animales se han congregado a las afueras de la Plaza La Santamaría para manifestar su malestar debido a la continuidad de estas prácticas que, este año, están prohibidas.

La concejal del partido Alianza Verde, Andrea Padilla, señaló que el pacto busca disuadir a la ciudadanía de participar, promocionar y desarrollar prácticas de tortura y matanza de animales. “Este acuerdo prohíbe el uso de instrumentos que dañen, de cualquier manera, a los animales, lo que incluye la prohibición de herramientas cortopunzantes y la matanza del toro en la plaza”, sostuvo a Canal Capital. Sin embargo, los defensores de la tauromaquia han interpuesto al menos tres acciones judiciales que buscan tumbar el el acuerdo. Además, la temporada taurina programada fue cancelada en el país, con base en el Decreto Nacional que prohíbe eventos públicos con más de 50 personas debido a la pandemia.

Padilla también explicó que el pacto reduce las corridas anuales de ocho estipuladas anteriormente, a tres, el aumento el impuesto sobre la venta de boletería del 10% al 20%, les obliga a los empresarios taurinos a destinar el 30% de su publicidad para informar a la ciudadanía del sufrimiento que padecen los animales durante el espectáculo y, asimismo, a asumir la totalidad de los gastos y operación y funcionamiento de las corridas.

Además, la concejal, luego de que se decretara la cuarentena el año pasado, inició La Ruta Animal, una campaña ciudadana que, durante nueve meses, le ha llevado alimento a casi 12.000 gatos y perros recatados o que viven en las calles. Para este año, Padilla, en entrevista con El Tiempo, aseguró que se propuso el plan “más calle y más territorio”, que estipula una tercera fase de este plan, esterilizar a gatos y perros abandonados no solo en Bogotá a través de la campaña ‘2021 esterilizaciones por Colombia’ y el viaje a algunos municipios donde el abandono del Estado ha profundizado el maltrato a los animales.

También, se espera “hacer que las peleas de gallos sean prácticamente imposibles, porque no las podemos prohibir”, señaló y ampliar la oferta de alimentación sostenible, saludable y ética en entidades públicas y actividades oficiales, es decir, libres de productos de origen animal. También se planteó que los colegios públicos incorporen proyectos y contenidos de protección animal, la formalización y apoyo a los cuidadores de animales y sus hogares de paso y una reforma al Código de Policía para hacer más eficientes los procedimientos de atención a casos de maltrato animal. Además, para fin de año, radicará un proyecto con el objetivo de seguir disminuyendo el uso de la pirotecnia.

Respecto a la pandemia, sostuvo que el origen es el abuso que ha ejercido el hombre sobre los animales. Por ello, “no podemos convertirla en una excusa para olvidarnos de asuntos fundamentales, como la protección de la vida de los seres más indefensos” o dejar que el Estado use la situación como cortina de humo para, en palabras de la concejal Padilla, evadir deudas históricas.