Jesús Santrich estaría involucrado en negocios de narcotráfico: Néstor Humberto Martínez

El exfiscal revela detalles del caso que condujo a la captura del líder guerrillero, prófugo de la justicia colombiana.

Jesús Santrich, reincidente de las FARC y uno de los líderes de la Segunda Marquetalia, en una foto reciente compartida desde las "montañas" colombianas. Fuente: Resumen Latinoamericano
Jesús Santrich, reincidente de las FARC y uno de los líderes de la Segunda Marquetalia, en una foto reciente compartida desde las "montañas" colombianas. Fuente: Resumen Latinoamericano

Para Martínez Neira desentrañar el entramado de corrupción y narcotráfico asociado con el desmovilizado y prófugo de la justicia Jesús Santrich nace cuando la Fiscalía asume una investigación para detectar el rumbo de unos dineros que iban a ser destinados a cubrir las necesidades de salud de los, para ese momento, excombatientes de las Farc que regresaban a la vida civil luego de la firma del Acuerdo de Paz en el gobierno de Juan Manuel Santos.

Marlon Marín, nombre del implicado en el caso, habría sido detectado hablando con otros interlocutores de la guerrilla en términos que hicieron sospechar a los investigadores de que algo estaba ocultando. Televisores, repuestos para electrodomésticos e incluso motores de vehículos, fueron señaladas por los investigadores como las referencias utilizadas por Marín para encubrir los presuntos mensajes con los que daba cuenta de los ilícitos realizados hasta ese momento. La perspicacia de los investigadores, aduce Martínez Neira, permitió establecer una línea de investigación que dio frutos en corto tiempo.

Exfiscal Néstor Humberto Martínez Neira.
Exfiscal Néstor Humberto Martínez Neira.

En declaraciones para Semana, Martínez reveló que ese enfoque garantizó el avance de las investigaciones: “la Fiscalía estaba siguiendo a unos corruptos del sector salud y con esos señores empezó a hablar un personaje de quien nadie sabía nada; se llamaba Marlon Marín y Marlon Marín les proponía unos mecanismos para quedarse con platas de la salud de los desmovilizados”, y remató: “Entonces el señor Marín comenzó a hablar con una cantidad de gente en los territorios, empresarios, etc., y era para quedarse con los dineros del posconflicto, de los contratos”.

En un marco más amplio, enterado el entonces presidente Santos de los asuntos que envolvían las ejecuciones de esos contratos, habría decidido frenar los desembolsos, con lo que la Fiscalía pudo tener más libertad de acción para seguir los movimientos de Marín, que terminaron siendo por narcotráfico. Para diciembre de 2017, no solo confirmaron la identidad de Marín sino que los investigadores de la Fiscalía supieron que la DEA tenía avanzado un operativo en el que aparecía Santrich como protagonista. Entre 2017 y 2018, tanto Marín como Santrich, ya reintegrado a la vida civil y con curul en congreso, habrían sostenido transacciones para la entrega de 5 kilos de cocaína y recepción de 20 millones de pesos como pago. Para el exfiscal, la captura de Santrich en febrero de 2018 fue un proceso coordinado en el que se hizo recolección de pruebas y, sobre todo, se mantuvo informado al gobierno del proceder del ente investigador.

Por lo que, declara se “utilizaron piezas independientes para conspirar contra una investigación judicial. Lo mejor que puede ocurrir a esto es que se llegue al juicio y el país pueda conocer todas las pruebas”.

Imagen de archivo de la fachada de la Fiscalía General de Colombia, en Bogotá, Febrero 12, 2020. REUTERS/Luis Jaime Acosta
Imagen de archivo de la fachada de la Fiscalía General de Colombia, en Bogotá, Febrero 12, 2020. REUTERS/Luis Jaime Acosta

Marlon Marín ha prestado colaboración para dilucidar la responsabilidad de éste en el negocio de la droga, por lo que Martínez Neira considera que la labor de la Fiscalía fue correcta en su proceder investigativo y desmiente que haya existido de su parte algún intento inculpatorio: “¿Cómo van a decir que fue un entrampamiento de la Fiscalía cuando fueron ellos los que voluntariamente comenzaron a hacer las tratativas y las charlas para llevar a cambio un negocio de droga?”, concluye el exfiscal. Santrich sigue prófugo y han aparecido registros fotográficos que dan cuenta de su integración en las disidencias de la guerrilla.

<mark class="hl_orange">Lea más</mark>


TE PUEDE INTERESAR