En Bogotá se roban más de 300 celulares cada día

En lo que va del año, se han registrado más de 37.000 casos en la capital del país. Cada 12 minutos hay una denuncia por robo de estos dispositivos móviles

(Foto: Twitter @xpery)
(Foto: Twitter @xpery)

Según un informe de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, entre enero y octubre de este año se registraron más de 37.000 casos de hurto a celulares en Bogotá, un promedio de 308 robos de estos equipos al día. De acuerdo con el estudio, enero fue el mes con más hurtos en el año, con 5.550 casos registrados; seguido de febrero, con 5.255; julio, con 4.073, y septiembre, con 4.070.

El informe, que analiza información de la DIJIN de enero a septiembre, demuestra que la zona con mayores indicadores de hurto es el barrio Las Nieves, en el centro de la ciudad. La UPZ Chicó Lago, el barrio Chapinero Alto, el barrio La Sabana, en la localidad de los Mártires, y algunas zonas en las inmediaciones de las localidades Antonio Nariño y Rafael Uribe Uribe siguen en la lista de lugares con mayor número de hurto de celulares.

Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.
Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

Además, señala el informe, los viernes, con un 16,8% de los robos, son los días más inseguros; seguido de los miércoles, con 16,3%; jueves, 15,9%; martes, 15,3%; sábado, 15,1%; lunes, 12,4%, y domingo con 8,2%. Las horas de la mañana representan el 30,1% de los robos, la tarde el 27,9%, la noche el 25,8% y los indicadores más bajos se reflejan en la madrugada con 16,2%.

Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.
Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.
Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.
Boletín de indicadores de seguridad y convivencia, Bogotá. Oficina de Análisis y Desarrollo de Información y Estudios Estratégicos (OAIEE). Cortesía: Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia.

La variación entre enero-septiembre de 2019 y enero-septiembre de 2020 da cuenta de un aumento de robos en Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Usme. Teusaquillo, Chapinero, Tunjuelito y los Mártires presentaron una disminución considerable en los mismos periodos.

Uno de los casos que impactó a la capital fue el de José Reinel Perdomo Barón, en el barrio Aures, localidad de Suba, el pasado 18 de octubre. El hombre de 31 años fue abordado por delincuentes que, por robarle el celular, le propinaron varias puñaladas hasta causarle la muerte. Nelly Martínez, familiar de la víctima, aseguró a Caracol Radio que Perdomo Barón sacó su celular para contestar una llamada y se acercaron tres sujetos para robarlo. La víctima forcejeó, pero uno de ellos logró escapar con el celular mientras los otros dos delincuentes lo apuñalaban.

“(Con) este y otros casos que han sucedido por lo general tenemos buenos resultados, respecto no solamente a la identificación, sino a la detención de estos delincuentes. En eso estamos trabajando”, aseguró el secretario de Seguridad del Distrito, Hugo Acero, quien señaló que este año se han registrado 11.388 casos menos, en comparación con el año pasado.

Otro caso, más reciente, es el de Arnold Andrey Toro, de 28 años, quien fue víctima de robo con arma de fuego en el barrio Bosa Brasil. El 27 de octubre a las 8 de la noche, Toro llegaba a su vivienda en compañía de su cuñada, cuando fueron interceptados por dos sujetos que se movilizaban en bicicleta. “Yo los confronté. Uno de ellos me disparó en la boca y yo caí al suelo. Se llevó mi teléfono y huyeron”, relató la víctima a Noticias Uno. La bala entró por su boca hasta llegar a su columna, en donde todavía se encuentra alojada, pues si se extrae, según los médicos del Hospital de Kennedy, Toro podría quedar cuadripléjico.