El revuelo en la Cámara por candidatura de Álvaro Hernán Prada a la Comisión de Acusaciones

Tras la renuncia de uno de los miembros de la comisión, el Centro Democrático postuló como reemplazo a Álvaro Hernán Prada, quien tiene una investigación en curso en la Corte Suprema de Justicia.

Cámara de Representantes
Cámara de Representantes

Este miércoles, el representante a la Cámara por el Centro Democrático Álvaro Hernán Prada fue propuesto como reemplazo de Ricardo Ferro en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, que se encarga de tramitar las denuncias contra altos cargos del Estados, como el presidente, fiscales y magistrados de las altas cortes. Ferro presentó una proposición pidiendo que se aceptara su renuncia, aduciendo razones personales.

Esta proposición de renuncia, que fue aprobada y en la que estaba incluido Prada como reemplazo, causó que algunos congresistas criticaran la postulación, ya que el candidato tiene una investigación en curso en la Corte Suprema de Justicia por presunta manipulación de testigos en el Caso Uribe, lo que podría causar impedimentos al tramitar casos de magistrados del alto tribunal.

“El Centro Democrático tiene la obligación de elegir a alguien que pueda hacer su trabajo en la Comisión de Acusaciones y que no tenga que declararse impedido. ¿Cuál es el objetivo?, ¿presionar a la Corte?”, cuestionó el representante a la Cámara por la Alianza Verde, y miembro de la Comisión, Mauricio Toro.

También intervinieron la congresista Maria José Pizarro, de la lista Decentes, y Juan Carlos Losada, del Partido Liberal, quienes apoyaron la premisa de Toro e hicieron un llamado a la ética. El representante uribista Edwin Ballesteros pidió respetar la honorabilidad de Prada. “Me parece muy grave que en esta Cámara estamos juzgando, condenando y desconociendo por completo la presunción de inocencia y todos los principios constitucionales al derecho de la defensa. No existe ninguna inhabilidad legal y las decisiones que se han tomado al interior de mi partido están ajustadas a lo establecido en la Ley Quinta”, afirmó Ballesteros.

En estos casos, la Constitución no impide que alguien que esté investigado por alguna Corte pueda ser miembro de la Comisión ya que existe la figura del impedimento frente al manejo de casos.

El Espectador reseñó que Losada hizo referencia a la “Comisión de absoluciones”, título que se ha ganado la célula legislativa por no prosperar en ninguna investigación que adelanta. El representante agregó que no se estaba acusando a Prada sino que “si uno está investigado por aquellos que hay que investigar, efectivamente hay un problema, una inhabilidad evidente, un conflicto de intereses gigantesco. No sé si es culpable o no de lo que se le acusa, no es mi deber investigarlo, es problema de la Corte Suprema de Justicia, pero no podemos nombrar a personas investigadas por aquellos a quienes tienen que investigar en la Comisión de acusaciones”.

Carlos Cuenca, presidente de la Comisión, dijo que votaría negativo a la proposición de reemplazo. “Mi consejo como amigo y persona es que no aspire a este nombramiento”, le dijo el representante Prada.

La congresista por la Colombia Humana Ángela María Robledo señaló como ejemplo de ética a Ricardo Ferro quien, para ella, quien citó una columna de la periodista Cecilia Orozco, tendría un conflicto de interés, al ser parte de la comisión porque su esposa fue designada como fiscal seccional del Tolima por parte de Franscisco Barbosa, Fiscal General de la Nación, quien es competencia de la célula legislativa.

A pesar de que el debate se extendió por algo más de una hora, no se votó la proposición de reemplazo y quedó pendiente de ser agendada.