Alias Cúcuta reveló detalles escalofriantes de la masacre de Samaniego

En la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía leyó la confesión de uno de los responsables de lo sucedido la noche del 15 de agosto.

Friends and relatives carry the coffin of one of the eight youngsters murdered in a rural area of Samaniego, Narino department, Colombia, during the funeral, on August 17, 2020. - Colombian authorities and NGOs warned on Sunday about the deterioration of security in the country, after thirteen young people and adolescents were killed in a period of four days amid the confinement measures to stop the coronavirus. (Photo by Leonardo CASTRO / AFP)
Friends and relatives carry the coffin of one of the eight youngsters murdered in a rural area of Samaniego, Narino department, Colombia, during the funeral, on August 17, 2020. - Colombian authorities and NGOs warned on Sunday about the deterioration of security in the country, after thirteen young people and adolescents were killed in a period of four days amid the confinement measures to stop the coronavirus. (Photo by Leonardo CASTRO / AFP)

Alias Cúcuta, que según las autoridades se entregó a la justicia y se convirtió en testigo clave, contó cómo se perpetró la masacre de los ocho jóvenes en el municipio nariñense.

Su confesión fue leída por el fiscal del caso en la audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento de los otros acusados, cuya captura fue anunciada por el presidente Iván Duque y el fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, el pasado jueves 22 de octubre.

En declaraciones recogidas en la audiencia por Noticias Uno, alias Cucuta narra cómo procedió con los jóvenes asesinados: “Entramos ‘Pava’ y yo a la habitación y comenzamos a sacar a la gente de ahí dentro. Ahí es donde ‘Pava’ empuja a Campos y le dispara por la espalda con un fusil. De ahí yo le disparo con una pistola a Sebastián Quintero. No sé si estuvo herido antes, lo que sé es que disparé en el piso y que después Kevin dispara al aire y salimos caminando rápido hacia la carretera”.

Además de la conmoción producida por el escalofriante relato, causó sorpresa para fiscales y asistentes que el incriminado haya sido capaz de referir los nombres de cada uno de los jóvenes, lo que contradice una de las primeras hipótesis de investigación que señalaba que el procedimiento de los presuntos asesinos fue por confusión de los sujetos a los que buscaban matar.

Sin embargo, en un cruce de versiones entre la Policía y uno de los padres de las víctimas, Jesús Quintero, hay disenso. Quintero afirma que el proceder de los sicarios fue aleatorio. En ese sentido, su declaración es contundente: “fueron disparando y matando al que a ellos les provocó”. Mientras que la Policía sostiene la hipótesis de que la muerte de los jóvenes de Samaniego fue premeditada, en un escenario en que alias Cúcuta y sus cómplices llegaron a la fiesta y llamaron por nombre propio a los jóvenes que matarían minutos después. De acuerdo con lo publicado por Noticias Uno, esta última hipótesis de trabajo sería la correcta para reconstruir la escena del crimen ocurrido en agosto en Samaniego.

Continuando con las revelaciones presentadas por el informativo, los asesinos estuvieron a punto de matar a otras dos personas que llegaron en moto, posiblemente alertadas por el ruido de las armas de fuego. Una de estas personas, una mujer identificada por alias Cúcuta como Camila, habría identificado a los sicarios, por lo que fue prioridad asesinarla para evitar una segura delación. Además, los presuntos asesinos se retiraron de la escena del crimen a pie, sin ninguna prisa por huir.

Alias Cúcuta es uno de los seis capturados hasta el momento por las autoridades, y es el único que ha entregado un relato detallado de lo acontecido la noche del 15 de agosto de 2020 en Samaniego, lo que permitió establecer la cadena de responsabilidades en la masacre, además de contar con el rango de testigo con los privilegios que ello implica. De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, los cargos imputados a los otros cómplices son homicidio, concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos.

Aparte de Cúcuta, los nombres dados a conocer por las autoridades son Andrés Fernando Moriano Caicedo, alias Fercho, y Yeiron Alexánder Pantoja Rodríguez, alias Mono o Conductor, se les vincula con la estructura criminal del ELN, que mantiene una guerra sin cuartel contra otras organizaciones criminales por el control del territorio en esta región del país. Alias Fercho y Mono han negado ser parte del ELN en las audiencias ante el juez de garantías, pero las autoridades los remitieron a la cárcel de Pasto mientras se adelantan investigaciones tendientes a aclarar los motivos de la muerte de los ocho jóvenes.

La masacre de Samaniego ocurrió el 15 de agosto de 2020, a las 9:30 de la noche, cuando cuatro hombres encapuchados llegaron a una finca en la vereda Santa Catalina, en este municipio de Nariño, donde se encontraban, al menos 50 jóvenes, disfrutando de una celebración y comenzaron a disparar en contra de los asistentes, muchos de ellos estudiantes universitarios que habían regresado a la región debido a la suspensión de la clases motivada por la pandemia del covid-19. Por la edad de las víctimas, jóvenes entre los 18 y los 25 años, la atención de la opinión pública ha demandado de la Fiscalía General de la Nación acciones que eviten la impunidad y conduzcan a un esclarecimiento de lo acontecido en esa noche.

Lea más

Así ejecutaron la masacre de Samaniego

Capturan a dos presuntos responsables de la masacre de Samaniego

Este 28 de octubre: 20 barrios tendrán cortes de luz