Indígenas en La Guajira protestan por niño que murió en conflicto entre wayúus

Todos los actores de estos enfrentamientos claman por la intervención de la justicia tradicional para evitar más “derramamiento de sangre”.

Cortesía comunidad
Cortesía comunidad

Desde el pasado 20 de octubre se registra un enfrentamiento entre clanes de indígenas wayúus, en zona rural del municipio de Albania, en La Guajira, que, hasta el momento, ha dejado como saldo tres personas muertas, entre ellos un menor de nueve años de edad, por el que en las últimas horas, familiares y amigos protestan en ese municipio para que se haga justicia.

“No fue un accidente, no es justo que hayan descargado toda su ira contra ese niño que no tenía absolutamente nada que ver. Por humanidad debieron haber respetado la vida del niño y no cortarle sus sueños e ilusiones de esta manera”, señaló Adelina Duarte, autoridad tradicional de la comunidad Jiyoshon Urruakat a La FM.

Las informaciones de las autoridades de La Guajira evidencian que los enfrentamientos entre las comunidades indígenas Guayabal y Jiyushon Urruakat llevan varios meses y dejan como saldo cuatro fallecimientos y varias personas heridas, resultado de los constantes ataques entre miembros de ambos clanes.

“Hubo un enfrentamiento, cuando las personas fueron a reparar una cerca, fue como una emboscada y ahí estaba el niño, que quedó en medio del enfrentamiento y ahí cayó”, indicó al diario El Tiempo el secretario de Gobierno de Albania, Édison Gil Pinto.

La lideresa de los Jiyoshon Urruakat dijo que pide a la fuerza pública intervenir urgentemente para controlar el enfrentamiento entre estos grupos indígenas y con ello tratar de “que no haya más derramamiento de sangre”.

“Todo empezó porque mi hermano, por defensa propia, hirió a un joven de la comunidad Guayabal que hacía cosas indebidas en esta zona. Nosotros tuvimos la intención de responder e indemnizar, tal como se hace en estos casos en la ley wayúu: enviamos un palabrero, nos dijeron que sí, pero nos engañaron porque lo que querían era venganza. Nos dañaron una cerca y cuando mis hermanos y el niño fueron a arreglarla los atacaron, sin tener consideración al menos con el menor”, agregó Duarte.

El secretario de Gobierno del municipio expresó su preocupación por los enfrentamientos de ambas comunidades porque no quieren más muertos.

“Hoy cayó un niño y a veces tratan de tomar venganza con otros menores, es por ello nuestra preocupación. Por eso queremos que los entes como la Secretaría de Asuntos Indígenas Departamental y municipal, Defensoría del Pueblo y si es caso el Gobierno Nacional, nos ayude a evitar que esta situación se siga acrecentando en el municipio”, indicó Gil Pinto.

Para intervenir prontamente en este conflicto, el gobierno municipal de Albania convocó una reunión extraordinaria con el fin de implementar estrategias que garanticen la paz en estas comunidades y se respete la justicia ordinaria, con la ley wayúu.

“Este conflicto tiene en zozobra a la comunidad y trataremos de mediar en acompañamiento con los líderes para resolver la situación de manera pacífica; estamos explorando todas las posibilidades. De hecho, ya se plantearon mesas de acompañamiento, también estamos con las familias, sobre todo con la del menor que murió para brindarle el apoyo sicosocial”, confirmó a La FM Jairo Aguilar, secretario de gobierno de La Guajira.

No solo el gobierno y las comunidades exigen intervención de las autoridades, habitantes de este sector de La Guajira claman por paz y seguridad en esta zona que se ve seriamente afectada por los enfrentamientos entre los clanes.