Concesionarios del MIO aseguran que el sistema colapsaría en el 2021

Las operadoras le piden a la Alcaldía de Cali tomar cartas en el asunto para no perder los 4 billones invertidos en el sistema de transporte masivo.

Bus del MIO en Cali. Foto: Twitter MetroCali
Bus del MIO en Cali. Foto: Twitter MetroCali

Por déficit económico, las empresas que operan el Sistema de Transporte Masivo de Cali, MIO, advierten que el servicio podría colapsar. Además, alertan que no hay recursos económicos suficientes para garantizar que en el 2021 el servicio sea eficiente.

Las entidades operadoras del servicio realizaron un presupuesto tentativo para el MIO y evidenciaron que los fondos que se tienen por el momento, no alcanzan ni para cubrir la operación del primer semestre del 2021 del servicio de transporte en la capital del Valle. El presupuesto que la administración distrital de Cali tiene previsto para este fin, con el fin de cubrir el subsidio a los pasajes, es de $98.671 millones.

“Allí no están los suficientes recursos para sacar todos los buses y esto llevaría a un detrimento en la calidad de vida de los caleños, impulsando el creciendo del transporte ilegal y sumiendo al Masivo en una crisis que pone en riesgo su sostenibilidad, la competitividad de Cali y su reactivación económica”, dijo a la emisora La FM, Eduardo Bellini, vocero de las cuatro concesionarias y gerente de Blanco y Negro Masivo.

Los líderes y representantes de las organización exhortan al alcalde de Cali, Jorve Iván Óspina, para que priorice el mantenimiento del MIO y no se pierdan los más de 4 billones de pesos que la ciudad ha invertido en el sistema de transporte masivo, entre obras y operación.

Bellini dice que, por el momento, no ha podido reunirse con el mandatario Ospina, aunque le ha insistido en repetidas ocasiones para llegar a una concertación sobre el servicio del MIO. El vocero dice que están expectantes de conocer la propuesta que tiene el alcalde caleño para no dejar hundir el MIO.

Los representantes de los transportadores exhortaron a Óscar Ortiz, presidente de Metrocali, y al alcalde Ospina para que implementen un plan para el sistema de transporte masivo de Cali que beneficia a cientos de caleños.

“Necesitamos que Metrocali programe y permita sacar a circulación los cerca de 200 buses que, desde agosto pasado y por disposición de Óscar Ortiz, presidente del ente gestor del Masivo, se ven obligados a dejar en los patios cada día. Con esto, se aliviarían las largas filas y horas de espera como las que tuvieron que soportar miles de caleños el puente pasado, cuando salieron en busca de esparcimiento al río Pance”, denunció Bellini.

La cuarentena para contener el COVID-19, dicen los representantes, es una de las causales del déficit económico al que el sistema se enfrenta hoy. Además, alertan que, a la fecha, Cali ha recuperado únicamente el 45% de los pasajeros que se movilizaban en el MIO antes de la pandemia.

“En ciudades como Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla, ya han recobrado el 65% de los pasajeros que perdieron durante la cuarentena, mientras que en Cali, apenas se ha recuperado el 45% de los pasajeros que movilizaba el MIO antes de aparecer la pandemia”, advirtió Bellini.

El llamado de emergencia no solo lo hicieron al gobierno Distrital de Cali. Los representantes de los concesionarios fueron enfáticos con Metrocali, pidiéndole que se pongan al día con los pagos a los operadores. Bellini asegura que a su empresa aún les deben cuatro facturas, tres de las cuales ya están vencidas.

Según MetroCali, desde el primero de marzo de 2009, cuando inició su operación con recaudo, hasta antes de la pandemia, el MIO movilizó alrededor de 1.069 millones de pasajeros. Al cumplir los nueve años de funcionamiento, el sistema transportaba, en promedio día hábil, 482 mil usuarios, cifras que por la pandemia disminuyeron significativamente.

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS