Cómo será el protocolo que permitirá la reapertura de las Iglesias en Colombia

Tras semanas de discusión con el Gobierno se lograron pactar las reglas de bioseguridad para que los fieles puedan regresar a sus congregaciones. Habrá un plan piloto en varias ciudades antes de hacer general la medida

desde Bogotá, Colombia
infobae-image

Dentro de la nueva etapa de aislamiento inteligente en Colombia, en la que el Gobierno ha flexibilizado las restricciones adoptadas hace tres meses para frenar la propagación del coronavirus en el país, la Iglesia Católica ha llegado a un acuerdo con las autoridades para avanzar hacia la reapertura.

El primer paso contempla la adopción de un plan piloto, el cual ya inició en dos parroquias de Colombia: la de Espinal, en Tolima y la de Salamina, en Caldas.

La primera oficiará su primera eucaristía, en medio de estrictos protocolos de seguridad. Tendrá un aforo restringido: solo se habilitará la presencia de 30 personas. Todas ellas deberán usar sus respectivos tapabocas y se les tomará la temperatura a la entrada del templo, el cual previamente deberá haber sido desinfectado en su totalidad.

En la parroquia de Espianal, en Tolima, fueron instaladas estas estaciones para medir la temperatura de los fieles que asistan a los servicios religiosos.
En la parroquia de Espianal, en Tolima, fueron instaladas estas estaciones para medir la temperatura de los fieles que asistan a los servicios religiosos.

Para el momento de la comunión, el padre entregará la ostia consagrada a cada persona habiendo desinfectado sus manos previamente en cada caso.

Adentro, las sillas estarán demarcadas y deberá mantenerse una separación de dos metros entre persona y persona que asista a la iglesia.

Espinal es un municipio de 150 mil habitantes donde se registraron únicamente 22 casos positivos, ninguno de ellos grave. En este momento se lo considera libre del nuevo coronavirus. El párroco de la iglesia afirmó que todas las medidas y adaptaciones hechas al templo costaron alrededor de 7 millones de pesos (USD 1.943) los cuales se reunieron gracias a donaciones de los fieles.

Medidas similares serán adoptadas en todas las iglesias del país, las cuales abrirán gradualmente según lo permita el Gobierno.

De acuerdo con Jaime Bustamante, vocero de a Iglesia Católica, habrá restricciones también en la duración de las eucaristías: las oficiadas entre semana solo durarán 30 minutos, mientras que las del fin de semana no podrán pasar los 50.

Asímismo se tendrá como tope el 30% del aforo, por lo que los fieles deberán agendar su asistencia al culto para poder realizar los controles de bioseguridad.

Esta apertura progresiva se hará primero en los municipios sin casos de Covid-19, como es el caso de Salamina (Caldas). Le seguirán los más pequeños, para luego continuar con los intermedios y eventualmente en las grandes ciudades. En este último se deberá contar con el concurso de cada autoridad local.

La parroquia la Inmaculada Concepción de Salamina, Caldas, se hará el piloto para el regreso de las misas presenciales en Colombia,
La parroquia la Inmaculada Concepción de Salamina, Caldas, se hará el piloto para el regreso de las misas presenciales en Colombia,

Al permitirse el regreso de los cultos católicos, también se abre la posibilidad de que las congregaciones de otros credos puedan hacerlo también, siguiendo protocolos similares.

Los párrocos y pastores que presionan al Gobierno por el regreso de los servicios religiosos afirman que estos son necesarios para contribuir a la salud mental de la población.

La próxima semana, con la primera eucaristía en Salamina empezaría en firme la reapertura de los templos católicos en Colombia.

MAS SOBRE ESTE TEMA

Indignación en Colombia por un caso similar al de George Floyd: un joven negro murió tras una golpiza policial

Bogotá podría dar marcha atrás y volver a una cuarentena estricta

Así funcionará el “aislamiento inteligente” con el que Colombia flexibiliza desde este lunes su cuarentena y reabre la actividad económica

MAS NOTICIAS