Con camisetas, accesorios y demás elementos de moda inspirada en Pablo Escobar y los narcos colombianos, la campaña NarcoStore buscaba generar indignación como una estrategia para dar a conocer historias de víctimas del narcotráfico.
Con camisetas, accesorios y demás elementos de moda inspirada en Pablo Escobar y los narcos colombianos, la campaña NarcoStore buscaba generar indignación como una estrategia para dar a conocer historias de víctimas del narcotráfico.

El martes 26 de noviembre la indignación se tomó las redes sociales en Colombia. Cientos de publicaciones daban a conocer que se había abierto una tienda digital que venía moda exclusivamente basada en la figura de Pablo Escobar y la cultura narcotraficante.

Su nombre era NarcoStore y sus llamativas prendas, estética moderna y apología a la narcocultura, se lanzaban el mismo día en que se conmemoraban los 30 años del atentado al avión 203 de Avianca, quizá el crimen más atroz ordenado por “el Patrón”, que le costó la vida a 110 personas entre pasajeros, tripulación y personas en tierra que murieron por los escombros.

Pablo Escobar ordenó colocar una bomba en el vuelo 202 de Avianca con la intención de matar al entonces candidato presidencial César Gaviria, quien a último momento no abordó la nave
Pablo Escobar ordenó colocar una bomba en el vuelo 202 de Avianca con la intención de matar al entonces candidato presidencial César Gaviria, quien a último momento no abordó la nave

Pero tras varias horas se descubrió la verdad. Y es que al ingresar a la página y dar por lo menos tres clicks para poder comprar alguno de sus artículos, se revelaban videos con testimonios de víctimas del narcotráfico, sobre todo de los familiares de las víctimas que murieron en el atentado al avión de Avianca.

Todo era un engaño, una estrategia de mercadeo para recordar ese fatídico suceso, el impacto que tuvo en la vida de tantas personas y una condena a las constantes apologías a la narcocultura que se ven en Colombia y el resto del mundo a diario.

Infobae habló con David Vargas, cofundador y director de comunicaciones de la Fundación Colombia con Memoria, la ONG que está detrás de esta iniciativa y que trabaja con víctimas de Pablo Escobar y otros narcotraficantes que se hicieron famosos en la época dorada de los carteles de la droga colombiano.

Vargas contó que esta idea se viene cocinando hace por lo menos cinco meses, cuando desde la fundación empezaron a pensar qué hacer para conmemorar los 30 años de un crimen del que aún no se ha dicho la última palabra y quedan por esclarecer muchas cosas, como la participación del Estado a través del DAS -extinto organismo de inteligencia- en él.

Esta es una campaña en contra de la apología al narcotráfico, nuestro objetivo era generar polémica, causar indignación y usar eso para contar las historias de las víctimas”, dijo.

Una de las imágenes del comercial con el que se publicita NarcoStore.
Una de las imágenes del comercial con el que se publicita NarcoStore.

David Vargas es hijo de uno de los pasajeros del vuelo 203 de Avianca, José Ignacio Vargas, quien era funcionario del Sena -Servicio Nacional de Aprendizaje- y ese día viajaba a Cali para dictar una charla. Él cuenta que hace 10 años, junto con Gonzalo Rojas, y ante la posibilidad de que el crimen prescribiera, decidieron crear la fundación Colombia con Memoria y empezar un lobby para que el atentado contra el avión de Avianca fuera declarado como de lesa humanidad.

Hicimos bastante gestión y finalmente este crimen fue declarado de lesa humanidad, por lo que nunca prescribe”, recordó.

Para David y los miembros de la fundación, la idea de crear una página ficticia para vender ropa “narcostyle” como se le conoce a este tipo de prendas que hacen apología al narcotráfico, fue una apuesta por resignificar algo que se ha vuelto tendencia no solo en Colombia sino en el mundo y es el uso de estos personajes, en especial de la imagen de Pablo Escobar, para crear marcas, productos, hacer restaurantes temáticos, discotecas, y toda suerte de negocios.

Constantemente estamos siendo revictimizados por la ignorancia del mundo de tener a estos terroristas como una moda y finalmente no entienden el dolor que están causando al hacer esta apología a los narcos y a Pablo Escobar. Hay miles de victimas que después de 30 años siguen sufriendo el dolor que esto causó, por eso queríamos generar esta indignación contra esa apología”.

Según David, todo se basó en generar una conversación digital muy corta, para no caer ellos mismos en la apología que trataban de cuestionar. Para lograr mayor viralidad contactaron a influenciadores, yotubers, personalidades públicas y hasta los hijos de varios narcotraficantes, como el hijo de Pablo Escobar, Juan Pablo Escobar, la hija de Carlos Ledher, Mónica Ledher o el hijo de Miguel Rodríguez Orejuela, William Rodríguez Abadía.

La gente tuvo mucha furia cuando vieron la exaltación de la cultura narco y de Pablo Escobar, por todo el daño y estigma que esto le ha hecho a Colombia. Pero cuando se revelaron los videos de las víctimas la gente entendió claramente el mensaje y generó todavía aún más solidaridad”, resalta David.

Narcostore

Dice además que nunca hubo ropa ni productos reales, todo fue virtual, y la ropa que se usó para el comercial de lanzamiento se quemó. “Realmente nunca hubo una producción masiva de merchandising para la venta”.

Narcostore

La página se puso al aire el 26 de noviembre, un día antes de la conmemoración de los 30 años del atentado al vuelo 203 de Avianca, y tras ese primer día de indignación, se empezaron a revelar los testimonios de las víctimas y el verdadero objetivo de la campaña.

La estrategia les funcionó, en tan solo dos días la página obtuvo 30 millones de visitas alrededor del mundo y ahora sigue activa pero con un mensaje que revela de inmediato el objetivo de la campaña. Además, hay un link para donaciones que van a la Fundación Colombia con Memoria, la cual presta ayuda psicosocial a personas víctimas del narcotráfico y asistencia jurídica en los casos de las víctimas.

También se puede encontrar en la página un informe preliminar que presentó la fundación a la Comisión de la Verdad -creada por el acuerdo de paz- sobre los sucesos ocurridos en el atentado del avión de Avianca.

“Lo que está en la página es un avance del informe final que presentaremos a la Comisión de la Verdad, estamos en proceso de terminarlo. Ahí mantenemos la hipótesis del atentado terrorista”, afirmó.

Sostuvo que ese avance es solo el primer capítulo de lo que será el informe final y que siguen trabajando en recolectar testimonios y evidencias para aportar al esclarecimiento de la verdad en este atroz crimen.

“Nuestro principal objetivo sigue siendo darle voz y visibilidad a las víctimas, y que no se olviden este tipo de casos que están en la impunidad”, resaltó David.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: