Autoridades filipinas han encontrado paquetes de cocaína flotando en la costa oriental del país (Foto referencia)
Autoridades filipinas han encontrado paquetes de cocaína flotando en la costa oriental del país (Foto referencia)

En las últimas semanas, paquetes de cocaína han aparecido flotando en la costa oriental de Filipinas. Por eso, el gobierno asegura que el cartel colombiano de Medellín, que dirigió en las décadas de los '80 y '90 el capo Pablo Escobar, opera en ese país.

Un total de 165 kilos del clorhidrato, avaluados en 17 millones de dólares, han sido encontrados desde el pasado 10 de febrero. Así lo afirmó en un acto público el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

"Enfrentamos un serio problema: un cartel de la droga colombiano, el de Medellín. Lo que significa que hay mucha cocaína", dijo el mandatario según cita Blu Radio. La droga encontrada, al parecer, llega desde Colombia para repartirse en otras países de Asia.

La droga procede de Colombia y es procesada en viejos buques pesqueros para traficarlos a otros países de la región (Foto referencia)
La droga procede de Colombia y es procesada en viejos buques pesqueros para traficarlos a otros países de la región (Foto referencia)

De acuerdo a las autoridades filipinas, el estupefaciente es procesado en laboratorios instalados en viejos buques pesqueros, donde les instalan rastreadores a los paquetes antes de tirarlos al mar para que los traficantes los puedan encontrar.

"No podemos permitirnos tener patrullas en cada isla", dijo Duterte haciendo referencia a los más de 36 mil kilómetros de costa que rodean el país, y que hace difícil para la guardia costera evitar la entrada de la droga.

Duterte lleva una fuerte guerra contra la droga que ha ocasionado la muerte de miles de personas, razón por las que varias organizaciones internacionales lo han criticado acusándolo por abusos de derechos humanos, recuerda Blu Radio.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, lleva a cabo una guerra contra la droga que ha sido criticada por organizaciones internacionales por violar derechos humanos (AFP)
El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, lleva a cabo una guerra contra la droga que ha sido criticada por organizaciones internacionales por violar derechos humanos (AFP)

Aunque hasta el momento, la guerra no contemplaba la cocaína. Estaba enfocada en el 'shabu', una metanfetamina potente y barata que consumen en zonas pobres del país. Así que pese a las críticas, el mandatario dijo que ahora la guerra será más "dura y sanguinaria".

Sobre el cartel de Medellín, el director de la Agencia contra las Drogas, Aaron Aquino, confirmó las declaraciones de Duterte y explicó que ahora Filipinas es el enlace de los narcos para llevar los estupefacientes a otros países de la región. Y advirtió que los paquetes flotantes pueden ser solo una estrategia de distracción.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: