Justo cuando estaba en la cúspide de la actuación, unos extraños episodios de salud casi acaban con la vida de Iván Gutiérrez Rodríguez. Gracias a un exorcismo se curó, y luego del exitoso libro '¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?' en el que cuenta la experiencia.  Hoy se lanza al Senado de Colombia por el partido Somos para que nadie pase por sus sufrimientos.

Rodríguez adquirió fama nacional por su participación en distintas telenovelas, entre ellas la famosa 'La costeña y el cachaco'. Cuando ya le pedían autógrafos en la calle –dice– unos extraños síntomas lo debilitaron, acabando en un grave estado de salud. Sin razón aparente, bajó 20 kilos de peso en poco tiempo.

"Se me chuparon los pies como una pasa, los genitales. Con solo pasar saliva me daba soltura", contó Gutiérrez a Primer Impacto. La misteriosa enfermedad le ocasionó envejecimiento prematuro, le salieron manchas en la cara y tres llagas en el estómago.

En vista de que las medicinas no hacían efecto y su estado empeoraba cada vez más. Gutiérrez fue a confesarse con un sacerdote, cuenta que pidió disculpas por la distancia de años que tenía con su madre debido a los malos trato de esta, y por dos abortos que hizo causar a dos ex novias.

"Pasó el tiempo y empecé a soñar con esos niños. Eran pesadillas que me generaron un trauma tenaz. Por eso me opongo a esta práctica", expresó a La Patria. Con la guía del sacerdote empezó a pensar que quizás le habían hecho brujería. "El diablo me tumbaba de la cama a las 3:00 de la mañana. Sentía como si me dieran puñaladas en el estómago, que luego se convirtieron en llagas", describe al mismo medio.

Se sometió entonces a un exorcismo y solo así se pudo curar. Todas esas experiencias la cuenta en el popular libro ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena? Y ahora, como candidato al Senado de la República quiere apoyar la ley que exige que todos los colegios, universidades y empresas impartan una cátedra de ética y valores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: