La vacuna de Pfizer proporcionó alta protección contra hospitalizaciones y casos graves de la variante delta del coronavirus en Israel

Un estudio reveló que el inoculante presenta un 91% de eficacia para prevenir situaciones críticas en las personas contagiadas. Aún así, se debate la posibilidad de aplicar una tercera dosis de refuerzo

FOTO DE ARCHIVO: Una anciana recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro de vida asistida, en Netanya, Israel, el 19 de enero de 2021. REUTERS / Ronen Zvulun
FOTO DE ARCHIVO: Una anciana recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en un centro de vida asistida, en Netanya, Israel, el 19 de enero de 2021. REUTERS / Ronen Zvulun

La vacuna de Pfizer contra el coronavirus proporcionó una fuerte protección contra hospitalizaciones y casos graves de COVID-19 provocados por la variante delta en Israel en las últimas semanas, aunque sólo fue un 39% eficaz en la prevención de las infecciones, según el Ministerio de Sanidad del país.

La vacuna, desarrollada en conjunto con BioNTech, proporcionó un 88% de protección contra la hospitalización y un 91% contra la enfermedad grave para un número no especificado de personas analizadas entre el 20 de junio y el 17 de julio, según un informe del jueves del Ministerio de Sanidad.

El informe señala que los datos podrían estar sesgados debido a las diferentes formas de analizar a los grupos de personas vacunadas frente a los que no. Aun así, es probable que los datos alimenten el debate sobre si deben administrarse vacunas de refuerzo a las personas que ya han sido inoculadas, algo que Pfizer ha dicho que tiene previsto solicitar en Estados Unidos. Las autoridades israelíes dijeron a principios de este mes que sólo administrarán una tercera dosis a las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora sanitaria prepara una dosis de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 en Melbourne, estado de Victoria, Australia, el 22 de febrero de 2021. REUTERS/Sandra Sanders
FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora sanitaria prepara una dosis de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 en Melbourne, estado de Victoria, Australia, el 22 de febrero de 2021. REUTERS/Sandra Sanders

Los datos de Israel, que tuvo un acceso más temprano a las vacunas que la mayoría del resto del mundo, contrastan con un estudio del Reino Unido. Ese trabajo, publicado esta semana en el New England Journal of Medicine, encontró que dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech ofrecen un 88% de protección contra la enfermedad sintomática causada por la variante delta y un 94% contra la variante alfa que se descubrió por primera vez en Gran Bretaña. Public Health England también descubrió previamente que la vacuna de Pfizer y BioNTech era un 96% eficaz contra la hospitalización.

Pfizer y BioNTech confían en la protección y seguridad de la vacuna de dos dosis, dijo Pfizer en un comunicado este viernes. BioNTech está llevando a cabo una revisión en curso de los datos del estudio sobre la vacuna, señaló una portavoz.

El análisis del ensayo clínico realizado por las empresas con más de 43.000 personas muestra que la eficacia contra la infección sintomática disminuye con el tiempo, pasando del 95% en los dos primeros meses al rango bajo o medio del 80% entre cuatro y seis meses después de la segunda dosis, dijo Pfizer.

FOTO DE ARCHIVO: Un judío ultraortodoxo con mascarilla lleva su equipaje a la terminal de llegadas del Aeropuerto Internacional Ben Gurion de Israel, en medio de la propagación de la variante Delta de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), cerca de Tel Aviv, Israel. 8 de julio de 2021. REUTERS / Amir Cohen
FOTO DE ARCHIVO: Un judío ultraortodoxo con mascarilla lleva su equipaje a la terminal de llegadas del Aeropuerto Internacional Ben Gurion de Israel, en medio de la propagación de la variante Delta de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), cerca de Tel Aviv, Israel. 8 de julio de 2021. REUTERS / Amir Cohen

La variante delta apareció por primera vez en la India y se está extendiendo por todo el mundo, por lo que los países se apresuran a inocular a la gente.

Israel ha llevado a cabo una de las campañas de vacunación más eficaces del mundo, con un 57% de la población totalmente inmunizada, pero ha experimentado un reciente aumento de las infecciones debido a la variante delta. Los casos críticos también se han incrementado, pero siguen siendo una fracción del pico de principios de año.

El primer ministro, Naftali Bennett, llamó a vacunarse a todos aquellos que aún no lo hicieron, que son alrededor de 1,1 millones de personas ya que es la forma más eficaz de vencer a la cepa delta. El gobierno también ha restablecido algunas restricciones para los eventos en interiores y planea prohibir los vuelos a varios países con tasas de infección crecientes, entre ellos el Reino Unido y Chipre.

(Con información de Bloomberg)

SEGUIR LEYENDO: