La Navidad eleva los riesgos de infarto para algunas personas (iStock)
La Navidad eleva los riesgos de infarto para algunas personas (iStock)

El riesgo de sufrir un infarto aumenta alrededor de las 10 PM de la víspera de Navidad, reveló un nuevo estudio del que hace eco el portal de ABC News.

La investigación fue publicada en el número de Navidad de The BMJ (British Medical Journal, una revista médica que se publica semanalmente en Reino Unido).

De acuerdo con este estudio, el estrés y la mezcla de emociones como ansiedad, tristeza e ira contribuyen a que se eleve el riesgo de sufrir un infarto.

Los investigadores en Suecia analizaron la hora exacta en que fueron reportados 283 mil 14 infartos a la unidad de cuidados coronarios de ese país. El registro de los casos se realizó durante 15 años, entre 1998 y 2013.

El dolor fuerte en el pecho es uno de los principales síntomas de un infarto (Istock)
El dolor fuerte en el pecho es uno de los principales síntomas de un infarto (Istock)

De acuerdo con los resultados, la víspera de Navidad incrementó 15% el riesgo de sufrir un infarto, en comparación con los días antes de la festividad.

Ese mismo riesgo se elevó 12% en Midsummer, otra fecha importante de celebraciones en Suecia.

Las personas con un historial de diabetes, las mayores de 75 años y quienes presentan problemas en la arteria coronaria son las más vulnerables, de acuerdo con esta investigación.

Esas condiciones físicas se ven agravadas por el hecho de que se trata de una temporada de excesos.

Ya sea que la gente coma o beba de más, o bien que durante las fiestas se baile de manera excesiva son factores que influyen en el aumento de los riesgos.

El infarto puede prevenirse con acciones cotidianas (iStock)
El infarto puede prevenirse con acciones cotidianas (iStock)

Incluso entre personas sanas, la temporada hace que se presente algo a lo que se ha denominado como el "síndrome del corazón de las fiestas", que provoca anomalías en el ritmo cardíaco por beber o comer de manera excesiva.

"El estrés de las fiestas, tanto emocional como financiero, puede llevar a picos de norepinefrina y adrenalina, lo que puede tener efectos perjudiciales para el sistema cardiovascular", explicó a ABC News la doctora Kaitlyn Ibrahim.

Lo importante en estas fechas es mantener una dieta saludable y moderar el consumo de alcohol.

Aunque eso se recomienda para los individuos en general, quienes presentan problemas de corazón deben poner especial atención en ese aspecto.

También se les recomienda evitar situaciones o conversaciones que puedan provocarles ansiedad, ira y estrés, pues eso eleva los riesgos de infarto.

Por supuesto, tampoco está de más continuar durante estas fechas con nuestros hábitos saludables, que pueden incluir una caminata, tomar aire fresco o hacer algo de ejercicio y, sobre todo, conocer nuestros límites para no excedernos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: