El BID otorgará un préstamo de USD 125 millones a Ecuador para la interconexión eléctrica con Perú

La nueva infraestructura de transmisión permitirá fortalecer la integración energética regional. El crédito deberá pagarse en 23 años

El tramo ecuatoriano de la infraestructura de interconexión eléctrica será financiado por un crédito del BID.
El tramo ecuatoriano de la infraestructura de interconexión eléctrica será financiado por un crédito del BID.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiará la interconexión eléctrica de Ecuador y Perú con una línea de 500 kilovoltios. El proyecto recibirá un financiamiento de USD 125 millones del BID, la Empresa Pública Estratégica Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP) aportará USD 13.62 millones y se espera que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) aporte otros USD 125 millones.

Este financiamiento del BID es un préstamo a Ecuador que está inscrito en la modalidad de Facilidad de Financiamiento Flexible. Esta forma de préstamo, según el BID, “ofrece al país receptor la opción de solicitar modificaciones en el cronograma de amortización, conversión de moneda, tasa de interés y protección contra catástrofes”. El plazo para el pago es de 23 años, pero Ecuador tendrá un periodo de gracia de 7 años y medio.

La tasa de interés para este préstamo estará basada en la SOFR (Secured Overnight Financing Rate), que es una tasa con base en los acuerdos de recompra, es decir las transacciones para préstamos a un día, garantizados por valores del Tesoro de Estados Unidos.

El préstamo otorgado por el BID podrá cancelarse en un plazo de 23 años. (REUTERS/Carlos Jasso)
El préstamo otorgado por el BID podrá cancelarse en un plazo de 23 años. (REUTERS/Carlos Jasso)

Según informó el BID, la nueva infraestructura de transmisión permitirá fortalecer la integración energética regional y promover el desarrollo del Sistema de Interconexión Eléctrica Andina (SINEA). Este sistema busca garantizar “la obtención de beneficios en términos económicos, sociales y ambientales que puedan conducir a la optimización de sus recursos energéticos y a la seguridad y confiabilidad en el suministro eléctrico”, de acuerdo a la información de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Además, el Sistema de Interconexión Eléctrica Andina tiene como propósitos principales, poner en marcha mecanismos para facilitar seguridad jurídica y garantías para el desarrollo de la infraestructura y las transacciones internacionales de electricidad, según se lee en la web de la CAN. El proyecto también busca identificar la infraestructura necesaria para establecer un corredor de energía eléctrica, al interior de los países y en zona de frontera, así como avanzar en acuerdos bilaterales específicos que definan los mecanismos comerciales y financieros de intercambio de electricidad.

La nueva línea de interconexión eléctrica entre Ecuador y Perú tendrá una línea de extra alta tensión de 544 kilómetros entre ambos países. El tramo ecuatoriano, que el BID financiará, tiene 280 kilómetros de líneas de transmisión y una subestación nueva en Pasaje, a 126 kilómetros de Guayaquil.

De acuerdo a un comunicado del BID, el tramo partirá de una subestación existente en Chorrillos, al norte de Guayaquil, y correrá hacia el sur hasta la frontera con Perú, en donde el proyecto continuará por 264 km adicionales hasta Piura. Este último tramo será financiado por el sector privado peruano.

La Empresa Pública Estratégica Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC-EP) será propietaria de la obra y también operará la nueva infraestructura. En el tramo peruano, en cambio, la licitación se hizo bajo el modelo de concesión privada, que incluye 30 años de operación comercial.

El BID ha informado que se promoverá el establecimiento de un mercado eléctrico subregional en el marco del Mercado Andino Eléctrico Regional de Corto Plazo (REUTERS/Daniel Tapia)
El BID ha informado que se promoverá el establecimiento de un mercado eléctrico subregional en el marco del Mercado Andino Eléctrico Regional de Corto Plazo (REUTERS/Daniel Tapia)

El proyecto de interconexión eléctrica durará cinco año y el BID espera que “la energía eléctrica comercializada entre ambos países aumente sustancialmente al incrementarse la capacidad de transmisión, desde los actuales 80 MW hasta los 680 MW, propiciando el intercambio de excedentes de electricidad entre ambos países”.

Con esta interconexión, el BID ha informado que se promoverá el establecimiento de un mercado eléctrico subregional en el marco del Mercado Andino Eléctrico Regional de Corto Plazo (MAERCP). Esta es una figura establecida en la regulación de la Comunidad Andina, que busca facilitar los intercambios de electricidad en la región.

Que el BID otorgue un crédito para el proyecto de interconexión eléctrica no es una sorpresa, pues la CAN ha informado que las actividades relacionadas “a la elaboración de la reglamentación de dicha Decisión son apoyadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como los estudios de las interconexiones bilaterales, en el marco de la Iniciativa Sistema de Interconexión Eléctrica Andina (SINEA) que tiene como objetivo alcanzar la plena interconexión regional”.

Además, como parte del proyecto, se desarrollarán una serie de cursos de entrenamiento técnico para mujeres en el sector de transmisión.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR