Un ex jefe del ejército chileno denunció que los grupos mapuches tienen instrucción militar

Marcelo Núñez se desepeñó en la zona patagónica durante el año pasado y conoce el detalle de la operación de los grupos radicales. Aseguró que actúan de forma planificada y que poseen equipos de seguridad

Militares volvieron a patrullar la región de La Araucanía, en el sur de Chile, tras la orden que dio el presidente Gabriel Boric (AFP)
Militares volvieron a patrullar la región de La Araucanía, en el sur de Chile, tras la orden que dio el presidente Gabriel Boric (AFP)

Después de que los militares volvieran a patrullar la región de La Araucanía, en el sur de Chile, tras la orden que dio el presidente Gabriel Boric por el incremento de la violencia en la zona en medio de reivindicaciones de tierras de indígenas mapuches, el general de brigada y ex jefe de la Defensa Nacional del Ejército en La Araucanía, Marcelo Núñez se refirió a los desafíos de la región.

En una entrevista con el diario local La Tercera, Núñez, quien se retiró en marzo de este año pero que durante 2021 estuvo desempeñando tareas en la Araucanía, aseguró que “los grupos mapuches que actúan en la zona tienen instrucción militar”.

Según él, esos grupos usaban equipos de seguridad, lo que revelaba que existía una planificación importante. “Hay una planificación y una instrucción militar”, insistió.

Un manifestante escribe un graffity en apoyo a los mapuches en Santiago de Chile (REUTERS/Ivan Alvarado)
Un manifestante escribe un graffity en apoyo a los mapuches en Santiago de Chile (REUTERS/Ivan Alvarado)

Además, consultado sobre por qué las autoridades policiales y gubernamentales no pueden desactivar estos grupos radicales, Núñez expresó: “Están identificados, se sabe dónde están, quiénes son, pero no hay forma de prever la amenaza, ni cuándo van a atacar. La Inteligencia que hay no es suficiente”.

Las fuerzas militares ingresaron a la región de La Araucanía, a unos 600 km al sur de Santiago, a partir de la noche del martes y este miércoles eran visibles en varias rutas de esta zona, donde igualmente de madrugada se registraron ataques incendiarios.

La orden de volver a militarizar la región de La Araucanía y algunas localidades de la vecina región del Biobío, la dio el lunes el presidente Boric, que debió dar pie atrás a su intención inicial de no volver a recurrir a esta medida -instaurada por su antecesor, el conservador Sebastián Piñera- para resguardar el lugar.

FOTO DE ARCHIVO. Manifestantes ondean la bandera de la etnia indígena mapuche durante una protesta en Santiago (REUTERS/Ivan Alvarado)
FOTO DE ARCHIVO. Manifestantes ondean la bandera de la etnia indígena mapuche durante una protesta en Santiago (REUTERS/Ivan Alvarado)

Boric intentó sin éxito lograr la aprobación en el Congreso de un “Estado de Emergencia Intermedio”, que le permitiera desplegar militares solo en algunos lugares.

Pero ante el notorio incremento de los hechos de violencia y el llamado al alzamiento armado por parte de un grupo radical, optó por usar nuevamente esta facultad presidencial, focalizando el control militar principalmente en la seguridad de las carreteras y los caminos rurales, resguardados por distintos vehículos militares, entre camiones y tanques.

Al anunciar la medida la noche del lunes, la ministra del Interior, Izkia Siches, afirmó que el gobierno “decidió hacer uso de todas las herramientas del Estado para dar seguridad a nuestros ciudadanos y ciudadanas”.

La policía patrullando la zona de la Araucanía chilena
La policía patrullando la zona de la Araucanía chilena

El despliegue de los militares coincide con un llamado de líderes indígenas a asistir a apoyar a quienes ellos consideran “presos políticos mapuches”, internos en el Centro Penitenciario de Temuco, por distintos delitos, en su mayoría ataques incendiarios.

Unos cien mapuches concurrieron al llamado y aguardaban junto a fogatas en las afueras del recinto penal, según constataron periodistas de la agencia AFP.

“La resistencia no es terrorismo. Libertad a los presos políticos mapuches”, decía un enorme cartel desplegado en las afueras del lugar, que se encontraba sin resguardo policial y donde de momento no se registraban incidentes.

(Con información de AFP, EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR