Ecuador: Guillermo Lasso anunció que eliminará el impuesto a la herencia

Este impuesto no genera ingresos importantes, según el presidente

En la imagen, el presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso (Foto: EFE)
En la imagen, el presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso (Foto: EFE)

El presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, ha asegurado que su gobierno eliminará el llamado “impuesto a la herencia”, que obliga a los herederos a pagar entre el 5% y el 35%, por una sola vez, en función de la porción que reciben. La decisión es ”definitiva, porque no genera ingresos al Fisco, es muy fácil eliminarlo”, aseguró Lasso.

De acuerdo con Lasso, el país no recibe una recaudación importante con este impuesto, más bien el tributo ha causado molestias: “Ese impuesto, que atemoriza y molesta a los ciudadanos, vamos a eliminarlo”, dijo el mandatario.

Cuando alguien fallece, inicia un juicio de partición en donde se identifican a todos los herederos de la persona fallecida. A partir de que se conoce con precisión quiénes recibirán la herencia, el Estado da seis meses de plazo a los herederos para que paguen el impuesto. Todos los bienes que tuvo en su poder la persona fallecida (viviendas, departamentos, edificios, autos, muebles, joyas, oficinas, terrenos, acciones empresariales, derechos de autor, derecho de representaciones y demás) son considerados como herencia.

En 2021, quienes hereden bienes avaluados en más de USD 71.434 deberán pagar al menos el 5% de impuesto. Si una persona hereda un monto superior a USD 865.113, pagará el 35% de impuesto. Sin embargo, no son sujetos de impuestos los hijos del fallecido que sean menores de edad o con discapacidad en el porcentaje y proporcionalidad reglamentado de la Ley Orgánica de Discapacidades.

El presidente Lasso ha sido enfático en decir que el tributo no genera suficientes ingresos. Según los datos del Servicio de Rentas Internas (SRI), las estadísticas generales de recaudación de enero a julio del 2021, muestran que en los primeros siete meses de este año, se han recaudado USD 29 millones por Herencias, Legados y Donaciones, de un total de USD 7 millones, lo que representa el 0,4% de los ingresos percibidos por impuestos en este periodo.

Sin embargo, existen otros impuestos que generan recaudaciones aún menores en comparación con el impuesto a la herencia. Por ejemplo, de enero a julio de este año, el impuesto ambiental por la contaminación vehicular generó apenas USD 4 millones.

De acuerdo con un trabajo de investigación publicado en la Universidad de Cuenca, el Impuesto a las Herencias, nace con Ley del 21 de Julio de 1821 sobre libertad de los partos, manumisión (concesión de la libertad a un esclavo) y abolición del tráfico de esclavos, en la época en la que el Ecuador pertenecía a la Gran Colombia. Este impuesto se creó con la finalidad de comprar la libertad a los esclavos. Las donaciones se grabaron, dice el documento, desde el 26 de octubre de 1854.

En mayo de 2015, el presidente Rafael Correa anunció que la tasa del impuesto a la herencia, legados y donaciones tendría un rango de cobro entre el 2,5% y el 77,5%. Correa indicaba que ese cambio tenía por objeto que “los más ricos paguen los más fuertes impuestos, eso se llama justicia social”. A pesar de ello, en junio de 2015, luego de masivas protestas, Correa retiró el proyecto de ley que buscaba el cambio en el porcentaje de tributación. En ese entonces, el presidente dijo que la ley de herencia “busca la redistribución de la riqueza” y aseguró: “Queremos debate, no gritos. Queremos argumentos, no manipulaciones. Todo esto es lo que se debió hacer en la Asamblea, pero ha sido imposible con tanta desinformación y violencia generadas”.

Sin embargo, Guillermo Lasso explicó que “el más modesto de los ecuatorianos es dueño de un terrenito, es dueño de una casa, es dueño de un barco pesquero, es dueño de una finca. ¿Y qué es lo que quiere? que el esfuerzo de su vida llegue a sus hijos, no al Estado”. Algunos abogados expertos en tributación coinciden con el mandatario porque los bienes que son heredados ya generaron ingresos al Estado mientras la persona estaba viva, a través del pago de impuestos, por lo que, al eliminar el impuesto, prevalecerá el principio de justicia.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR