La defensa de Jeanine Áñez solicitó a la CIDH una medida cautelar para evitar “un daño irreparable”

Su abogado explicó que el equipo “agotó las instancias judiciales en Bolivia”, y denunció que la ex mandataria interina recibió “amenazas, hostigamientos y agresiones”

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez es trasladada el 20 de marzo de 2021 a otra prisión, en La Paz (Foto: EFE)
La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez es trasladada el 20 de marzo de 2021 a otra prisión, en La Paz (Foto: EFE)

La defensa de la ex presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez ha pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una medida cautelar que busca “solicitar a un Estado que proteja a una o más personas que estén en una situación grave y urgente de sufrir un daño irreparable”.

El abogado de Áñez, Luis Guillén, se inclinó por esta opción tras, según ha explicado, haber agotado las instancias judiciales en Bolivia para restituir los derechos de la ex mandataria, según ha recogido el diario boliviano La Razón.

“Esta solicitud se ha motivado debido a las amenazas, hostigamientos y agresiones en contra de la vida e integridad personal de la ex mandataria. Y ante la falta de un acceso a un tratamiento médico adecuado que hasta el día de hoy no ha podido recibir para restablecer su estado de salud”, ha agregado.

Jeanine Áñez en prisión
Jeanine Áñez en prisión

Áñez, en prisión preventiva desde marzo, intentó suicidarse a principios de semana, en pleno deterioro de su estado de salud, según denuncia su círculo. Está acusada de sedición, terrorismo, conspiración y genocidio, entre otros delitos, por su rol en el marco de la crisis postelectoral de 2019.

La semana pasada, ex presidentes, autoridades locales y la defensa de Jeanine Áñez habían pedido que “se defienda en libertad” tras las lesiones que se generó en la prisión preventiva.

El ex presidente Carlos Mesa y líder de Comunidad Ciudadana (CC), la principal fuerza opositora de Bolivia, pidió el “cese del encarcelamiento político” de Jeanine Áñez y que pueda defenderse “en libertad”. Mesa expresó a través de Twitter que las explicaciones del Gobierno sobre el estado de salud de Áñez “no son serias ni creíbles” y que la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) puedan “verificar su situación”.

De la misma manera el ex presidente Jorge Quiroga abogó para que Áñez “se defienda en libertad, que se respete su vida y su integridad” y pidió “humanidad” al mandatario boliviano, Luis Arce.

Por su parte, el gobernador de Santa Cruz, el opositor Luis Fernando Camacho, sostuvo que el Gobierno de Arce “y su política revanchista está superando todos los límites” y que están “manoseando” la salud de Áñez con un “comportamiento inhumano”.

Norka Cuéllar, una de las abogadas de Áñez, había pedido en nombre de la familia que la ex mandataria transitoria pueda defenderse en libertad y que guarde detención domiciliaria. ”Lo que ha ocurrido hoy es un pedido de auxilio de la ex mandataria”, indicó Cuéllar a los medios luego de visitar a Áñez en prisión.

Asimismo Jorge Valda, otro de los abogados de Áñez, expresó a través de un video que el actuar de la ex mandataria transitoria, quien intentó “quitarse la vida”, es “un mensaje de ayuda, de socorro”, y pidió que le den la oportunidad de “salvar su vida” defendiéndose en libertad.

(Con información de EuropaPress y EFE)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR