El Congreso de Chile dio un nuevo paso hacia la despenalización de la eutanasia

La iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados y enviada al Senado, que todavía debe darle luz verde. De ser este el caso, el país andino se convertirá en el octavo en contemplarla a nivel global

Pese a que Chile es considerado como uno de los países más conservadores de Latinoamérica, la eutanasia cuenta con un alto respaldo ciudadano. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK/Archivo
Pese a que Chile es considerado como uno de los países más conservadores de Latinoamérica, la eutanasia cuenta con un alto respaldo ciudadano. EFE/EPA/MARTIN DIVISEK/Archivo

Chile dio este martes un histórico paso hacia la despenalización de la eutanasia, luego de que la Cámara de Diputados aprobara una iniciativa que garantiza este derecho. El proyecto fue enviado al Senado y, de obtener allí luz verde, convertiría al país andino en el octavo del mundo en contemplar esta posibilidad.

La iniciativa fue presentada por parlamentarios de la oposición, y busca permitir que personas con enfermedades terminales e incurables, patologías muy dolorosas o enfermedades que deriven en sufrimiento psicológico puedan acceder a la terminación de su vida si así lo desean.

Lo que antes era obligar a sufrir ahora será ofrecer un derecho a vivir con dignidad”, afirmó durante la discusión el diputado del Partido Liberal Vlado Mirosevic, uno de los autores del proyecto.

En 2006 y 2011 ya se habían presentado otras iniciativas similares, pero ninguna había llegado tan lejos como la propuesta actual, que fue ingresada hace seis años por una decena de parlamentarios de oposición y progresivamente ha ido ganando seguidores hasta obtener un apoyo transversal, incluyendo a diversos diputados de la derecha.

Pese a que Chile es considerado como uno de los países más conservadores de Latinoamérica, la eutanasia cuenta con un alto respaldo ciudadano. Un 72 % de los chilenos se mostró de acuerdo con garantizar la posibilidad a la ciudadanía, según datos publicados por la encuestadora Cadem.

Además, el 77 % del personal sanitario se mostró a favor de que se permita realizar la práctica para pacientes con sufrimiento intolerable o una enfermedad incurable, según una encuesta del Colegio Médico (Colmed).

No obstante, todavía hay sectores conservadores que no ven a la eutanasia como una opción viable. Entre ellos se cuenta el diputado de Evópoli (centroderecha) Pablo Kast, que señaló durante la discusión parlamentaria que “los responsables de que exista la eutanasia no deben ser las leyes” y que “no se pueden imponer convicciones sobre la vida o la muerte”.

El Congreso de Chile (Europa Press/Archivo)
El Congreso de Chile (Europa Press/Archivo)

Según el proyecto actual, este derecho será indelegable. Es decir, solo podrá ser solicitado directamente por el enfermo, y solo podrán hacerlo quienes sean mayores de 18 años.

Un punto controvertido fue la objeción de conciencia, que podrá ser invocada tanto por el médico como el resto del personal al que le corresponda desempeñar el procedimiento.

De salir adelante la ley, Chile se convertiría en el octavo país del mundo en despenalizar la eutanasia, y el segundo de Latinoamérica, una región de tradición conservadora en la que este derecho también se está abriendo camino.

En Colombia es legal desde 1997 por decisión del Tribunal Constitucional (aunque el primer procedimiento no se autorizó hasta 2015) y Perú dio un paso en firme el pasado enero con el caso de Ana Estrada, una mujer que padece poliomiositis que logró acceder a la muerte asistida a través de un inédito fallo judicial.

La eutanasia también se ha legalizado en España, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Nueva Zelanda, donde entrará en vigor en noviembre.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: