Jair Bolsonaro “lamentó” la legalización del aborto en Argentina: “Mientras dependa de mí, nunca será aprobado en nuestro suelo”

“¡Siempre lucharemos para proteger la vida de los inocentes!”, indicó el mandatario brasileño en su cuenta de Twitter. Poco antes su canciller, Ernesto Araújo, había realizado un pronunciamiento similar

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EFE/Joédson Alves
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EFE/Joédson Alves

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, “lamentó” este miércoles la legalización del aborto en Argentina, asegurando que “en la medida que dependa” de él, la práctica “nunca será aprobada” en el país más grande de Sudamérica.

En una publicación en su cuenta de Twitter, el mandatario dijo que “la vida de los niños argentinos ahora está sujeta a ser terminada en el vientre de sus madres con el consentimiento del Estado”. Y aseguró: “¡Siempre lucharemos para proteger la vida de los inocentes!”.

La declaración de Bolsonaro tuvo lugar poco después de que su canciller, Ernesto Araújo, realizara un pronunciamiento similar. También a través de sus redes sociales, el funcionario criticó la decisión del Congreso argentino y la calificó de “barbarie”.

“Brasil permanecerá a la vanguardia del derecho a la vida y la defensa de los indefensos, sin importar cuántos países legalicen la barbarie del aborto indiscriminado, disfrazado de ‘salud reproductiva’ o ‘derechos sociales’, o lo que sea”, dijo.

Su mensaje estuvo acompañado por una captura de un artículo de la versión portuguesa del diario El País sobre la histórica votación, titulado “Argentina legaliza el aborto y se pone a la vanguardia de los derechos sociales en América Latina”.

La publicación de Araújo. (Twitter @ernestofaraujo)
La publicación de Araújo. (Twitter @ernestofaraujo)

En Brasil el aborto no es punible solo en casos de peligro para la vida y/o salud física de la madre, violación o cuando el feto tiene anencefalia, una condición poco común que impide que se desarrolle parte del cerebro y el cráneo.

También se registraron reacciones negativas en Paraguay, donde miembros de la Cámara Baja del Congreso realizaron un minuto de silencio por la decisión. Según indicó el diputado Raúl Latorre, su impulsor, la iniciativa se llevó a cabo “por las miles de vidas de los hermanos argentinos que se perderán antes de nacer”.

Este parlamentario cartista (del Partido Colorado que responde al ex presidente Horacio Cartes) también fue secundado por el diputado Basilio “Bachi” Núñez (también cartista), quien calificó de trágica la nueva ley argentina y remarcó que la Cámara de Diputados del Paraguay se declaró “provida” y “profamilia” y por eso debía pronunciarse sobre lo acontecido en Buenos Aires.

En Paraguay, el aborto y su tentativa se encuentran penalizados, con una condena de hasta cinco años y solo está autorizado interrumpir un embarazo cuando hay riesgo de vida para la madre.

No obstante, las críticas contrastan con numerosas felicitaciones alrededor del mundo. Entre ellas se contó la del presidente español, Pedro Sánchez, quien dijo que “Argentina es hoy una nación más feminista” y subrayó que se trata de “una demanda social que, tras varios años de lucha, es ley”.

“Avanzar en derechos para las mujeres hasta alcanzar la plena igualdad es imprescindible en todo el mundo”, añadió el gobernante español.

En contraste con las normativas vigentes en Paraguay y Brasil -y la mayoría de la región- en América Latina el aborto está autorizado en Cuba, Guyana, Guayana Francesa, Uruguay y Puerto Rico. En México, en tanto, está aprobado en la capital y en el estado de Oaxaca, ya que en ese país este tipo de legislación se decide a nivel regional.

Hace dos años, durante el gobierno del ex presidente argentino Mauricio Macri, un proyecto de ley similar no logró la aprobación en el Senado por sólo siete votos. Alberto Fernández, quien desde que asumió el mando a fines de 2019 no tuvo una cercana relación con Jair Bolsonaro, prometió la legalización del aborto durante su campaña presidencial.

Tras varios meses de tensiones, en el último tiempo se dieron los primeros acercamientos tras la llegada de Daniel Scioli como embajador en Brasil, donde ya se encuentra establecido cumpliendo funciones.

El ex vicepresidente argentino compartió una cena con Eduardo Bolsonaro y otros diplomáticos en noviembre. Tras la misma, comentó al diario Folha que las conversaciones con el diputado fueron “informales y relajadas” y que Argentina tiene la intención de “poner el foco en las coincidencias y la agenda positiva con Brasil”.

A finales de noviembre, Bolsonaro y Fernández tuvieron su primera reunión bilateral luego de casi un año, en el marco de la celebración del Día de la Amistad Argentino-Brasileña, que se desarrolló por videoconferencia y duró unos 40 minutos.

Más sobre este tema:



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS