Cuarentena estricta para más de un millón de personas en Colombia: Bogotá cerrará siete localidades

Lo anunció la alcaldesa Claudia López, quien agregó que desde septiembre habrá pruebas piloto de vuelos y restaurantes a cielo abierto. La capital del país es la región más afectada por la pandemia: tiene 149.944 de los 433.805 contagios confirmados

Personas con mascarillas caminan por una calle durante la cuarentena impuesta por el gobierno para reducir las tasas de contagio de COVID-19, en Bogotá, Colombia (REUTERS/Luisa González)
Personas con mascarillas caminan por una calle durante la cuarentena impuesta por el gobierno para reducir las tasas de contagio de COVID-19, en Bogotá, Colombia (REUTERS/Luisa González)

Bogotá tendrá a partir del próximo domingo una última etapa de cuarentena estricta en siete sectores de la ciudad y prepara pruebas piloto para restaurantes y de vuelos a tres ciudades del país, anunció este jueves la alcaldesa Claudia López.

Alrededor de 1,2 millones de personas que habitan las localidades de Usaquén, Chapinero, Santa Fe, La Candelaria, Teusaquillo, Puente Aranda y Antonio Nariño estarán en confinamiento desde el 16 hasta el 30 de agosto.

Vamos a hacer un último turno de cuarentena en estas localidades para terminar de pasar el pico de la pandemia”, explicó López durante una rueda de prensa en la que aseguró que estos sectores todavía están en alto riesgo de contagio.

Durante esas dos semanas los habitantes de las localidades citadas solo podrán salir a actividades estrictamente necesarias y en la ciudad continuará vigente la medida de “pico y cédula” que determina, según el número de documento de identidad, los días en que se puede ir al supermercado o a oficinas públicas, entre otras.

Bogotá, la región más afectada por la pandemia, tiene 149.944 de los 433.805 contagios confirmados en Colombia y 4.096 muertos de los 14.145 que hay en el país.

Un trabajador desinfecta los taxis que llegan al Aeropuerto Internacional El Dorado, en Bogotá (Colombia). EFE/Carlos Ortega
Un trabajador desinfecta los taxis que llegan al Aeropuerto Internacional El Dorado, en Bogotá (Colombia). EFE/Carlos Ortega

Primeros vuelos

En la segunda semana de septiembre también se reabrirá el aeropuerto internacional El Dorado, el más importante del país, que iniciará un plan piloto con tres rutas hacia y desde las ciudades de Cartagena de Indias, Leticia y San Andrés.

“Vamos a reabrir el aeropuerto en la segunda semana de septiembre. Por allí entró esta pandemia con consecuencias desastrosas, pero con cuidados vamos a abrirlo”, dijo la alcaldesa y destacó que los tres destinos fueron elegidos porque son ciudades que han logrado superar el pico de la pandemia.

La administración del aeropuerto El Dorado saludó la decisión de iniciar los vuelos piloto y dijo que el trabajo articulado con el Gobierno nacional y local “es indispensable para afrontar de manera exitosa la difícil situación por la que estamos atravesando”.

“Este primer paso nos permitirá contribuir con la recuperación económica del país, teniendo en cuenta que el transporte aéreo (...) es una plataforma vital para impulsar la economía nacional, reactivar los diversos sectores productivos y facilitar la llegada y distribución de insumos de primera necesidad”, señaló El Dorado en un comunicado.

Según los administradores, El Dorado beneficia a más de 25.000 personas que dependen de su operación y genera más de 130.000 empleos indirectos en hotelería, transporte, alimentación y entretenimiento.

Una mujer se desplaza en una patineta eléctrica durante un simulacro de aislamiento obligatorio decretado por la alcaldesa Claudia López como medida preventiva para contener el contagio del coronavirus en Bogotá, Colombia, 20 de marzo, 2020. REUTERS/Nathalia Angarita
Una mujer se desplaza en una patineta eléctrica durante un simulacro de aislamiento obligatorio decretado por la alcaldesa Claudia López como medida preventiva para contener el contagio del coronavirus en Bogotá, Colombia, 20 de marzo, 2020. REUTERS/Nathalia Angarita

Restaurantes a cielo abierto

La alcaldesa agregó que una vez termine el confinamiento estricto, la ciudad activará la estrategia de “cielo abierto”, un plan de prueba para el ingreso de la “nueva normalidad” en la que no podrán estar en las calles más de cuatro millones de personas, la mitad de los habitantes de Bogotá.

Con este modelo los ciudadanos podrán salir por turnos y sectores, como ha ocurrido durante la cuarentena por barrios, con la novedad de que la Alcaldía cerrará 100 calles para que en estas el sector de restaurantes y bares regrese a sus actividades al aire libre.

“Se quitará espacio a los carros para que restaurantes operen. Vamos a cerrar y peatonalizar unas 100 calles de la ciudad de jueves a domingo para que funcionen de forma segura desde septiembre”, detalló.

Además, la ciudad destinará 204.000 millones de pesos (unos 53 millones de dólares) para que las universidades e institutos de investigación científica comiencen estudios para determinar qué tratamientos y qué vacunas podrán usarse en Bogotá.

Queremos una normalidad que no dure tres o cuatro días, queremos una normalidad que dure tres o cuatro meses”, avanzó la alcaldesa al explicar que estas medidas solo estarán activas si los ciudadanos cumplen con los protocolos y las nuevas medidas que anunciará en dos semanas.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

España sumó 2.935 nuevos casos de coronavirus: el Gobierno prohibió fumar en la calle y cerró discotecas y bares

El Reino Unido anunció una cuarentena obligatoria a viajeros procedentes de Francia y París tomará medidas recíprocas

MAS NOTICIAS