La entrevista de Carlos Mesa con Infobae en Santa Cruz de la Sierra

Tras una recorrida por las calles de Santa Cruz de la Sierra, donde desde hace una semana se registran paros y masivas movilizaciones populares contra las irregularidades que hubo en elecciones presidenciales del 20 de octubre, Carlos Mesa dialogó con Infobae sobre la auditoría del proceso que el gobierno de Evo Morales le propuso a la Organización de Estados Americanos, y contó cuáles serán sus próximos pasos.

—Estamos en Santa Cruz de la Sierra y ha hecho un recorrido hace unos minutos. ¿Cuál es la situación que ha visto?

—Lo primero es decir que se trata de una constatación de la convicción del pueblo cruceño de mantener una línea que lleva ya siete días de movilización y, en el caso de Santa Cruz, de un paro total y absoluto en función de un objetivo que es el respeto al voto popular y a la democracia que el gobierno está burlando.

—La situación está muy tensa. En este momento hay apresto para una confrontación. ¿Qué se puede hacer?

—Primero, establecer de quién es la responsabilidad. Nosotros hemos hecho una convocatoria a una movilización pacífica y democrática sobre la base de los derechos constitucionales que tenemos como comunidad nacional. En cambio, el Gobierno, y el propio presidente, dice que va a bloquear la ciudad de La Paz. Es el presidente bloqueando a sus propios compatriotas, bloqueando el ingreso de alimentos, de energía y de cualquier otro insumo. Desde luego, la estrategia del gobierno es la generación de provocación de militantes del MAS a los ciudadanos que están en las diferentes ciudades del país parando y estableciendo su presencia en la calle de manera pacífica.

El candidato presidencial boliviano Carlos Mesa se dirige a sus partidarios durante un mitin en La Paz, Bolivia, el 28 de octubre de 2019 (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
El candidato presidencial boliviano Carlos Mesa se dirige a sus partidarios durante un mitin en La Paz, Bolivia, el 28 de octubre de 2019 (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

—En las últimas horas el vicepresidente Álvaro García Linera ha planteado invitarlo a una auditoría de la que participarían la OEA y tres países, México, Paraguay y Perú. ¿Cuál es su posición ante esto?

—Primero, recordar que el informe de la misión de observación de la OEA es el que ha generado la posibilidad de una auditoría. Ese informe ha sido muy claro: las irregularidades, la actuación inaceptable del Tribunal Supremo Electoral, el conjunto del análisis que ha hecho esa misión de observación establece que ese resultado no puede ser aceptable y que la segunda vuelta es un imperativo. En consecuencia, nos convence que el resultado de esa auditoría será ratificar la evidencia del fraude, no vemos una razón para que eso no ocurra. Yo le preguntaba al gobierno dos cosas: si estaba dispuesto a aceptar que estos resultados oficiales no pueden ser reconocidos por un gobierno que planeta una auditoría como posibilidad, y, segundo, si están dispuestos a que el resultado de esa auditoría sea vinculante.

—¿Comunidad Ciudadana y usted están de acuerdo con esa auditoría?

—Es lo que acabo de decir. Es la pregunta que quiero que el gobierno me responda.

Mesa en una conferencia de prensa (AFP)
Mesa en una conferencia de prensa (AFP)

—Hoy el ministro de Comunicación, Manuel Canelas, dijo que la auditoría daría pie a que los resultados puedan modificarse. ¿Qué piensa al respecto?

—Las especulaciones sobre el resultado no tienen sentido y me resulta insólito que el ministro Canelas haga especulaciones sobre lo que va a pasar si la auditoría se produce. Aquí la pregunta es si el gobierno está dispuesto a aceptar que estos resultados no pueden ser cerrados y que hasta que no haya una auditoría no pueden ser definitivos, y, segundo, si está dispuesto a aceptar el carácter vinculante de los mismos.

—Hay otras corrientes que han aparecido. Una de ellas plantea la anulación de las elecciones y otra que el presidente Evo Morales se vaya del poder. ¿Qué piensa usted al respecto?

—Primero, nosotros somos absolutamente respetuosos de la Constitución y de lo que plantea la legitimidad constitucional. Creemos que todos los escenarios democráticos y constitucionales son posibles, y desde un punto de vista ideal no tengo duda de que una opción podría ser la anulación de las elecciones, siempre y cuando no entremos en la trampa de que se pueda prolongar el mandato de Morales, que termina de forma absolutamente clara el 22 de enero de 2020. Si un mecanismo de acción en dirección de respetar el voto popular puede ser abierto, ese mecanismo debe ser planteado y discutido como posibilidad. Pero vuelvo a decir: no entremos en la trampa de que lo que estemos haciendo sea la prolongación del gobierno de Morales.

Carlos Mesa durante una movilización popular (Reuters)
Carlos Mesa durante una movilización popular (Reuters)

—¿Usted prefiere una segunda vuelta o una repetición...?

—No, yo creo que todas las opciones están abiertas y respeto lo que puedan plantear sectores muy importantes de la sociedad boliviana que forman parte del Consejo de Defensa de la Democracia. Creo que no hay que cerrarse a ninguna opción. La única limitación es la Constitución.

—¿Van a discutir estas opciones en el Consejo de Defensa de la Democracia?

—Todas las opciones están abiertas. Nosotros hemos sacado un documento en el Consejo de Defensa de la Democracia que es el que está vigente, y nos vamos a reunir en las próximas horas para hacer una evaluación y sacar un nuevo documento oficial.

—¿Estos son los próximos pasos que se van a tomar?

—Sí, efectivamente. Tiene que hacerse inmediatamente.

Carlos Mesa salió segundo en las elecciones y reclama entrar al balotaje (Reuters)
Carlos Mesa salió segundo en las elecciones y reclama entrar al balotaje (Reuters)

—¿Usted qué va a hacer en las próximos horas y días?

—Voy a estar aquí en Santa Cruz hoy y volveré a La Paz mañana porque hay una reunión internacional muy importante de la OEA. Y tenemos que reunirnos con la directiva del Consejo de Defensa de la Democracia.

—¿Está acumulando pruebas y evidencias del fraude?

—Como usted sabe, ya hemos planteado en el documento anterior de la Coordinadora que se le encarga a la Universidad Mayor de San Andrés y a la Universidad Gabriel René Moreno la acumulación de elementos que ratifican lo que ya hemos afirmado que existe, que es un fraude. Pero esa acumulación de evidencias y de documentación tanto electrónica como material de las actas la lleva adelante un equipo de la Universidad Mayor de San Andrés.

—¿Qué le parecen los países que están interviniendo por el momento, Paraguay, Perú, México y la OEA? ¿Cree que es suficiente o podrían incorporarse otros países?

—Entiendo que hay una línea de apertura completa para que la observación no tenga ningún tipo de restricción y no esté inclinada a países que puedan tener una tendencia u otra, sino que debería hacerse amplia y ese es un elemento en el que tenemos que trabajar. En el momento en que se establezca si esa auditoría se realiza o no también la oposición tendrá una palabra para decir.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: