El príncipe Carlos y su esposa Camila durante una ceremonia en Kingstown, el 20 de marzo (Reuters)
El príncipe Carlos y su esposa Camila durante una ceremonia en Kingstown, el 20 de marzo (Reuters)

El príncipe Carlos y su esposa Camila se convertirán este domingo en los primeros miembros de la realeza británica que visitan Cuba cuando arriben a la isla de gobierno comunista como parte de una gira por el Caribe.

La pareja real realiza un periplo de 12 días que incluye visitas a San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Granada, Cuba y, para terminar, las Islas Caimán.

Muchas de las islas del Caribe son antiguas colonias británicas y la madre de Carlos, la reina Isabel, sigue siendo su jefe de Estado.

Este 24 de marzo, el príncipe Carlos y Camila, duquesa de Cornualles, aterrizan en La Habana para una visita de tres días a solicitud del gobierno británico, para resaltar los mejores lazos entre Gran Bretaña y Cuba, donde cenarán con el gobernante Miguel Díaz-Canel, reportó la agencia de noticias Reuters.

Carlos, el heredero del trono británico, se reunió ya con el gobernante cubano en noviembre pasado, durante una visita de Díaz-Canel a Londres.

La visita forma parte de una normalización más amplia de las relaciones entre la isla caribeña y las naciones occidentales, señaló Reuters.

La visita se produce en momentos en que el gobierno estadounidense, aliado cercano de Reino Unido, ha intensificado esfuerzos para poner fin a lo que considera la "troika de la tiranía" de América Latina: los gobiernos socialistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

El senador Rick Scott, de Florida, estado que alberga a la mayor comunidad de exiliados cubanos, había instado públicamente a Carlos a cancelar su viaje a Cuba, y en cambio visitar Florida para reunirse con disidentes.

Con información de Martí Noticias