El sindicalista y empresario Marcelo Balcedo concedió una entrevista a un canal de televisión uruguayo (Canal 10) poco tiempo después de que la Justicia decidiera prorrogar por 30 días la reanudación de su juicio, en el que se lo acusa de lavado de dinero, tráfico interno de armas y contrabando.

Balcedo relató cómo se sucedieron los hechos que determinaron su captura en Uruguay y el pedido de extradición desde Argentina, hechos ocurridos en 2018. "Hay un comisario de acá que le dijo al juez de Argentina que cuando yo volví en el avión (a Uruguay) había bajado con tres paraguayos que le comentaron a la policía aeronáutica que me quería fugar a Paraguay. Cosa que obviamente es mentira. Arrancaron con esa mentira y con eso justificó el juez (Ernesto) Kreplak un pedido de captura internacional para que yo fuera extraditado a la Argentina cuando está claro que si él me hubiera querido a mí y a mi mujer en Argentina nos hubiera tenido la semana anterior", sostuvo.

El sindicalista Balcedo en diálogo con el periodista en su casa de las costas uruguayas
El sindicalista Balcedo en diálogo con el periodista en su casa de las costas uruguayas

Se definió a sí mismo como "un ingeniero empresario devenido en sindicalista", y argumentó su actividad gremial: "Era el sindicato que fundó mi papá hace 60 y pico de años y me parecía a mí que el presidente tenía que ser alguien que no tuviera ningún otro tipo de interés que el de ayudar a sus compañeros". Cuando le preguntaron si no ganó plata con su labro de sindicalista, Balcedo respondió: "A los 32 años tenía un patrimonio de casi 15 millones de dólares. ¿O cómo se hizo Punta del Este y las casas que vemos? ¿Todo con plata declarada en Argentina? No, mucha de la plata es negra, plata que no pagó impuestos. Uruguay en esto estaba de acuerdo".

Al ser interrogado sobre si declaró todo lo que tiene en Uruguay, el ex titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) no dudó en contestar: "No, yo en Argentina declaré lo que tuve que declarar, en su momento, parte de las cosas. Cuando en Argentina no se me exigía declarar, no lo declaré".

También hizo referencia al dinero en efectivo que la justicia uruguaya le incautó (6,2 millones de dólares) y que estaba en tres cajas de seguridad. "Mucha de la plata incautada son fajos del Banco República (banco estatal de Uruguay). Cómo voy a tomar plata ilegal se viene de los bancos de acá o del Banco de la Nación de Argentina… Yo decidí guardarla en un cofre fort porque no tenía ninguna confianza en los bancos después de lo que pasó en mi país".

El sindicalista vive en una estancia fastuosa ubicada sobre el Cerro del Burro, en una playa del municipio de Piriápolis
El sindicalista vive en una estancia fastuosa ubicada sobre el Cerro del Burro, en una playa del municipio de Piriápolis

A su vez, se mostró confiado en el regreso a la Argentina. "Yo creo que voy a volver a mi país, pero ni siquiera extraditado. Creo que se va a caer la causa, que la van a decretar nula y que el juez Kreplak va a terminar preso, como otros tantos jueces federales. Esto ya pasó con Oyarbide". Sostiene su postura de nulidad de la causa por las condiciones de su allanamiento: Balcedo asegura que lo que retiraron de su mansión en las cercanías de Punta del Este, entre ellos varios autos de lujo, "nunca fue avalado por la Justicia".

Sobre su juicio dijo que no conoce al fiscal que recibió la causa, pero calificó que los anteriores "eran una mezcla de malintencionados y burros". "El fiscal que agarró ahora la causa, lo agarró como peludo de regalo", definió.

Y agregó que los fiscales que manejaron el caso tenían una gran capacidad para adjetivar: "En lugar de fundamentar los hechos, te tratan de delincuente, de sindicalista vip, de asesino. Nunca me habían tratado de asesino. El fiscal hizo una extrapolación por la cual mi mujer y yo éramos asesinos. Yo he escuchado pavadas en mi vida, pero pocas como ésas".

Seguí leyendo: