El presidente peruano Martín Vizcarra (REUTERS/Mariana Bazo/archivo)
El presidente peruano Martín Vizcarra (REUTERS/Mariana Bazo/archivo)

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, presentará este miércoles ante el Congreso un proyecto de ley para declarar en emergencia a la Fiscalía después de que el cuestionado Fiscal de la Nación (fiscal general), Pedro Chávarry, destituyese a dos de los principales fiscales que investigan el caso Odebrecht.

En un pronunciamiento tras una sesión extraordinaria del Consejo de Ministros, Vizcarra exhortó hoy al Congreso a tratar con urgencia la iniciativa legislativa que él mismo presentará ante el parlamento bajo advertencia de interponer una cuestión de confianza si no se le da ese tratamiento preferencial.

"Como afirmé hace un tiempo, no nos van a doblegar. Usaremos todas las herramientas que la Constitución contempla para derrotarla. Corresponde que todos los poderes del Estado hagan lo mismo y que prioricen la demanda de justicia por encima de cualquier otro interés", sentenció Vizcarra.

El mandatario busca así que el fujimorismo, que es opositor al Gobierno y tiene mayoría en el Congreso, apruebe su propuesta después de que en los últimos meses haya paralizado la tramitación de una serie de denuncias contra Chávarry por sus vínculos con una amplia red de corrupción descubierta en el seno de la judicatura.

Pedro Gonzalo Chavarry Vallejos durante la ceremonia de juramentación como Fiscal de Perú para el periodo 2018 – 2021 (Flickr/Ministerio Público – Fiscalía de la Nación)
Pedro Gonzalo Chavarry Vallejos durante la ceremonia de juramentación como Fiscal de Perú para el periodo 2018 – 2021 (Flickr/Ministerio Público – Fiscalía de la Nación)

En ese contexto, Chávarry anunció este martes, a escasas cuatro horas del cambio de año, el cese de los fiscales Rafael Vela, jefe del equipo especial para el caso Odebrecht, y José Domingo Pérez, quien llevó a prisión preventiva a la líder opositora Keiko Fujimori por presunto blanqueo de dinero en sus campañas electorales.

En otro capítulo emblemático de este caso, el fiscal Pérez también tiene avanzada una investigación contra el ex presidente Alan García por presuntamente haber recibido pagos de la cuenta oculta que la constructora brasileña Odebrecht envió sobornos a una docena de países de Latinoamérica.

"La fecha y horario elegidos para esa conferencia de prensa deja clara la intención de que un acto de semejante impacto pase lo más inadvertido posible, en momentos en que las familias estaban preparándose para recibir el Año Nuevo", advirtió Vizcarra. "Nos preocupa seriamente el proceder del Fiscal de la Nación. Su decisión obstaculiza y pone en riesgo el proceso de investigación ya iniciado y debilita enormemente la lucha contra la corrupción que viene realizando nuestro gobierno", lamentó.

El gobernante afirmó que, "con este accionar, el Fiscal de la Nación solo logra dañar profundamente los intereses del Perú, causando la indignación de la ciudadanía". "Comparto esa misma indignación. Queremos sanciones ejemplares para aquellos que hayan jugado mal al país. Basta de impunidad", apostilló.

Vizcarra mantiene un enfrentamiento con Chávarry desde que este asumió el pasado julio la dirección de la Fiscalía manchado por sus nexos con la red de tráfico de influencias, favores y prevaricación, llamada "Los cuellos blancos del puerto".

Hasta ahora Chávarry ha hecho caso omiso a los pedidos de Vizcarra apoyado por la dilación del fujimorismo en tramitar las denuncias en su contra y en los votos a favor de dos de los otros cuatro miembros de la junta de fiscales supremos que le dan mayoría en el máximo órgano del Ministerio Público.

El fiscal general destituyó a los fiscales Vela y Pérez cuando se preparaban para firmar un acuerdo de colaboración eficaz (delación premiada) con Odebrecht que aparentemente iba a agilizar las investigaciones, con interrogatorios ya programados sobre los casos donde está involucrado el ex presidente García.

Además de a Keiko Fujimori y a Alan García, las investigaciones también comprenden a los ex presidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

Keiko Fujimori en la corte tras su detención por lavado de dinero (REUTERS/Mariana Bazo)
Keiko Fujimori en la corte tras su detención por lavado de dinero (REUTERS/Mariana Bazo)

Hasta ahora Odebrecht ha reconocido ante fiscales haber pagado sobornos en Perú entre 2005 y 2014, acompañados de donaciones de dinero a los principales líderes políticos para financiar sus campañas electorales a la Presidencia de Perú.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: