Laura Casuso, la abogada asesinada este lunes
Laura Casuso, la abogada asesinada este lunes

La abogada Laura Casuso murió en la ciudad de Pedro Juan Caballero, en el departamento de Amambay, en la misma frontera con Brasil, en un atentado anoche que investiga la policía paraguaya.

El comisario Teófilo Giménez, jefe de Seguridad Ciudadana de la ciudad, informó, en diálogo con ABC Color, que la Policía maneja la información de que los sicarios que asesinaron la abogada son de nacionalidad brasileña.

Los investigadores presumen que hubo tres o cuatro sicarios implicados en el homicidio y que todos serían brasileños, ya que la camioneta negra en que se desplazaban, una Toyota tipo Hilux, habría sido robada en Brasil.

El momento del asesinato de la abogada

Casuso, una figura mediática en Paraguay por esa defensa del narco Pavao, luego extraditado a Brasil, no sobrevivió a los disparos recibidos desde un vehículo que la esperaba a su salida de una vivienda en esa ciudad.

La abogada, alcanzada por 10 impactos de bala, falleció horas después en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero, donde ingresó en estado grave.

Casuso llegó a Paraguay días atrás, pero mantenía su residencia en Brasil, donde fue extraditado en diciembre pasado Pavao, que cumple una condena de 17 años de prisión por lavado de dinero, narcotráfico y asociación criminal, tras haber cumplido otra pena de 8 años en Paraguay por evasión fiscal y blanqueo de capitales.

Así llegó Laura Casuso al hospital

La abogada también representaba a Marcelo Pinheiro, alias Piloto, presunto jefe del grupo criminal brasileño Comando Vermelho y encarcelado en Paraguay desde diciembre pasado, cuando fue detenido en la ciudad sureña de Encarnación tras permanecer prófugo de la Justicia brasileña desde 2007, cuando se fugó de una prisión de ese país.

Pedro Juan Caballero, la urbe donde mataron a Casuso, está entre las ciudades más violentas de la región y es el escenario de una lucha de poder de organizaciones como el Primer Comando de la Capital, de San Pablo, y el Comando Vermelho, de Río de Janeiro.

El comisario agregó que, desde la zona donde ocurrió el hecho, es fácil huir hacia el Brasil. "Está a 400 metros de la línea internacional", precisó. Además, comentó que el crimen ocurrió a las 19:45 y no a las 18:11 como se ve en las imágenes de la cámara de circuito cerrado.

Las ciudades fronterizas entre Paraguay y Brasil, como Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero, son las principales rutas regionales del tráfico de cocaína y marihuana.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: