A plena luz del día, tres sujetos atacaron a cara descubierta una sucursal bancaria en la ciudad de Fernando de la Mora (Gran Asunción) el jueves por la tarde. Tras el golpe, los delincuentes abordaron un vehículo que los esperaba y en la huida fueron interceptados a tiros por policías: una cámara de seguridad captó el momento en el que uno de los oficiales le disparó a su compañero de patrulla, quien venía detrás y falleció pocos minutos después.

Eran aproximadamente las 13:00 cuando tres hombres, uno vestido de traje, otro de mecánico y el tercero de enfermero, ingresaron al local bancario situado dentro de un concurrido supermercado, simulando ser clientes. Luego de reducir a los guardias de seguridad, en cuestión de minutos los delincuentes se alzaron con una caja que contenía 100.000.000 de guaraníes (USD 17.000).

Después salieron rápidamente y abordaron un automóvil que los esperaba en la calle con el motor encendido y dos personas más adentro.

Pero la fuga fue muy corta ya que apenas unos metros después, un grupo de policías del Grupo Especializado de Operaciones (GEO) salió al paso y detuvo el vehículo a tiros. Los ladrones intentaron repeler a los uniformados respondiendo también con fuego, pero al verse superados en cantidad y en armas no les quedó otra más que rendirse ante los del GEO, que tuvo el apoyo de otro grupo de policías vestidos de civil y que al parecer seguía los pasos de los delincuentes ya que se encontraba en otro vehículo estacionado detrás del auto de los maleantes.

MACABRO HALLAZGO

Los criminales, cinco en total, dos con heridas de bala en la cara y el resto ilesos, más un personal de la seguridad privada del banco, que presuntamente era cómplice, fueron detenidos por la policía y llevados para ser puestos a disposición de la justicia.

Hasta allí el hecho no pasaba de ser un caso más de un frustrado robo a un banco de no haber sido por las imágenes captadas por una de las cámaras que da a la calle del circuito cerrado del banco que permitió descubrir un macabro incidente en medio de la refriega entre policías y ladrones.

En efecto, en el video se observa claramente cuando, del grupo de policías de civil que apoya el operativo, uno de los agentes, el comisario Julio Cabañas, Jefe de la Brigada de Inteligencia de Central, en vez de mantener el fuego contra los delincuentes, se da la vuelta y dispara un tiro prácticamente a quema ropa en contra de su compañero, el subcomisario Aristídes Peralta Villasboa, quien venía detrás y ya había caído en la vereda por otro disparo, supuestamente de un delincuente.

Posteriormente se ve cómo Cabañas, una vez reducido los delincuentes y terminada la balacera, arrastra a Peralta que había quedado detrás de un vehículo para ponerlo supuestamente en la línea de fuego que se dio contra los criminales.

Más adelante, puede verse a Peralta que es alzado en una camioneta particular que sale raudamente del lugar llevándolo a un hospital donde se constató su deceso.

CERTERO Y MORTAL

De acuerdo a las pericias forenses realizadas por el Dr. Pablo Lemir, el subcomisario Peralta falleció a raíz de un disparo que recibió de arriba para abajo, con orificio de entrada en el cuello lado izquierdo y de salida en la espalda. El proyectil que mató al policía destruyó a su paso órganos vitales ya que se encontraron laceraciones en un pulmón en uno de los riñones, perforación del estómago y rotura del bazo lado izquierdo, es decir, "imposible que siga con vida", según el médico forense.

No obstante, Lemir dijo que para determinar exactamente cuál fue la bala que mató a Peralta, ya que recibió dos impactos (uno presumiblemente de los ladrones), se deben realizar todavía otros estudios y analizar clínicamente los hechos.

IMPUTACIÓN Y RECLUSIÓN

Ye en la tarde de este viernes y con las imágenes del video como elementos primarios de la investigación, la fiscal Sandra Fariña dictó la imputación por homicidio doloso del comisario Julio Cabañas y dispuso su reclusión en la Agrupación Especializada de la Policía.

De acuerdo a la agente del Ministerio Público, en su declaración indagatoria, el comisario sostuvo que "el disparo fue accidental" y que incluso intentó ayudar a su compañero.

LOS DETENIDOS

Los detenidos durante el frustrado asalto son Derlis Augusto Sánchez, Wilson Cabrera Alarcón, Nelson Ever Fariña Ramírez, Odilio Domínguez Marquez y Rogelio Ramón Britos y el guardia de seguridad del banco Néstor Damián González.