Sin Jair Bolsonaro en el panel, Fernando Haddad fue el blanco de las críticas del nuevo debate presidencial en Brasil

El candidato del Partido de los Trabajadores designado por Lula da Silva se convirtió en favorito para ganar las elecciones en la segunda vuelta

Los candidatos brasileños en un nuevo debate electoral (Reuters)
Los candidatos brasileños en un nuevo debate electoral (Reuters)

Los principales aspirantes a la Presidencia de Brasil elevaron el tono en el antepenúltimo debate para los comicios del 7 de octubre, que tuvo como blanco a Fernando Haddad, quien asumió la candidatura del Partido de los Trabajadores en lugar del ex presidente preso Luiz Inácio Lula da Silva.

Los políticos dejaron de lado su cara más amable e intensificaron sus acusaciones en la recta final de la campaña electoral, que tiene como favoritos al ultraderechista Jair Bolsonaro, hospitalizado tras sufrir un atentado a comienzos de mes, y a Haddad.

Haddad, abanderado del Partido de los Trabajadores (PT), insistió en la defensa de su padrino político y mantuvo una postura defensiva ante los ataques de sus principales rivales, que buscan un hueco en medio de la creciente polarización.

Fernando Haddad fue el blanco de los ataques en el debate (Reuters)
Fernando Haddad fue el blanco de los ataques en el debate (Reuters)

Las principales críticas las recibió de la ecologista Marina Silva y del laborista Ciro Gomes, quien llegó al debate directamente del hospital tras ser sometido a un procedimiento en la próstata la noche del martes.

"En este momento, el PT representa una cosa muy grave porque se transformó en una estructura de poder de odio que acabó creando a Bolsonaro, esa aberración", afirmó Gomes, tercero en las encuestas con un 12 % de apoyos y quien compite con Haddad por los votos de la izquierda.

El candidato del PT también recibió ataques del socialdemócrata Geraldo Alckmin, que aprovechó la ocasión para cargar de nuevo contra Bolsonaro.

Ciro Gomes (Reuters)
Ciro Gomes (Reuters)

Alckmin, cuarto en las encuestas con un 8 % de simpatías, acusó al PT de aumentar el desempleo, uno de los temas más comentados durante el debate, y a Bolsonaro de ser el "candidato de la discriminación" y de "representar lo que hay de más atrasado en la política".

El ex gobernador de Sao Paulo volvió a presentarse como una tercera vía, al igual que Ciro Gomes, quien subrayó que "no aguanta más la polarización" que vive Brasil.

Marina Silva (Reuters)
Marina Silva (Reuters)

Quinta en las encuestas, la ecologista Marina Silva apeló al voto femenino, que puede ser clave en los comicios de octubre debido a que las mujeres representan más de la mitad del electorado y están más indecisas que los hombres, de acuerdo con los sondeos.

La ex ministra de Medio Ambiente, cuyo apoyo ha caído fuertemente en las últimas semanas y se encuentra en el 6 %, endureció su discurso en el debate de la cadena SBT, el antepenúltimo antes de la disputa electoral más incierta de las últimas décadas.

Guilherme Boulos (Reuters)
Guilherme Boulos (Reuters)

Silva, que disputa sus terceras elecciones como candidata a la Presidencia, resaltó que en una eventual segunda vuelta entre Haddad y Bolsonaro, como apuntan los sondeos, no apoyaría ninguna de las dos candidaturas.

Bolsonaro tiene el 27 % del favoritismo y Haddad el 21 %, según la encuesta realizada por el Instituto Ibope y divulgada el miércoles por la Confederación Nacional de la Industria (CNI), la patronal que encomendó el estudio.

El más contundente en el quinto debate televisado fue el candidato Benevenuto Daciolo (Patriota), quien a pesar de tener menos del 1 % de los votos "profetizó" con la Biblia en la mano que llegará a la Presidencia en la primera vuelta.

El "Cabo Daciolo", quien este miércoles puso fin a 21 días de retiro religioso en un monte de Río de Janeiro, enfatizó que los candidatos no "están preocupados por el pueblo" y acusó a Ciro Gomes de haber tratado sus problemas de salud en un hospital privado cuando la mayor parte de la población tiene que acudir a instituciones públicas con una infraestructura más deficitaria.

Cabo Daciolo (Reuters)
Cabo Daciolo (Reuters)

"Usted enfermó y salió corriendo para el (hospital) Sirio Libanés. ¿Y el pueblo? ¿Por qué usted no fue para el hospital público?", cuestionó Daciolo.

En el encuentro también participaron el candidato de centroderecha Alvaro Dias y el ex ministro de Hacienda Henrique Meirelles, del partido del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del presidente Michel Temer, en el poder desde 2016 tras la destitución de Dilma Rousseff.

Meirelles, con menos de un 2 % de intención de voto, intentó distanciarse de la figura de Temer y afirmó que "ya no forma parte del Gobierno", mientras que Gomes subrayó que si llega al poder el MDB "será destruido por los caminos democráticos".

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: