Agresión, gritos e insultos: el incómodo momento que vivieron Mario Abdo y Efraín Alegre en las elecciones de Paraguay

Los principales candidatos en los comicios generales de este domingo sufrieron una situación de tensión en sus respectivos centros de votación

Mario Abdo Benítez y Efraín Alegre, los principales candidatos a la presidencia de Paraguay, vivieron momentos de tensión este domingo en sus respectivos centros de votación, en el marco de las elecciones generales.

Abdo, aspirante por el oficialista Partido Colorado, fue agredido por una mujer en la Escuela República de Panamá, donde acudió a votar la mujer del presidenciable.

El hecho quedó registrado por la cámara de un testigo, que logró captar el momento en que Gilda Arana empujó al candidato, mientras éste caminaba por el estacionamiento de la escuela. Inmediatamente el equipo de trabajo del oficialista detuvo a la mujer.

Sorprendido por la situación, Abdo se limitó a darse vuelta y a mirar a la mujer. Luego, continuó caminando.

Por su parte, Alegre también vivió un momento incómodo cuando varios votantes lo recibieron con gritos e insultos en el Colegio Juan José Soler, uno de los centros de votación que recorrió este domingo.

Efraín Alegre llega al centro de votación entre gritos e insultos
Efraín Alegre llega al centro de votación entre gritos e insultos

"¡Que se vayan, que se vayan!", fue el grito al unísono de los votantes.

La prensa local informa que también se escucharon algunos insultos contra el candidato por Alianza Ganar.

Más de cuatro millones de paraguayos fueron llamados a las urnas para elegir al sucesor de Horacio Cartes.

Más allá de los resultados finales, ninguno de los candidatos logró concentrar un gran apoyo popular, ya que la campaña electoral es considerada como una de las más frías y apáticas desde la caída de la dictadura, en 1989.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Paraguay elige nuevo Presidente entre el oficialista Mario Abdo Benítez y el opositor Efraín Alegre

Mario Abdo Benítez, el poderoso empresario que creció en el círculo privado de Stroessner

Pedro Efraín Alegre, el ex ministro de Lugo que busca su revancha