El ex presidente Lula da Silva salió este viernes a la madrugada de la sala reservada del sindicato de los metalúrgicos, donde se refugió tras la orden de prisión del juez Sergio Moro, para abrazar a sus simpatizantes.

El ex mandatario documentó el encuentro a través un video en Facebook. Lula habló con sus seguidores unos minutos antes de regresar a la sala.

"Yo quiero probar que ellos son los que están cometiendo un crimen en este país. Entonces yo estoy muy tranquilo", dijo el ex presidente, en referencia a los jueces que lo condenaron.

"Los que tienen la razón vencerán", agregó, entre abrazos y los gritos de apoyo de sus simpatizantes.

Horas antes, el ex presidente afirmó que la orden de prisión en su contra es "absurda" y responde al "sueño" del juez Sergio Moro de verle "pasar un día preso".

En una entrevista concedida a la emisora "CBN", y reproducida por el diario Globo, Lula denunció que el juez Moro actuó "políticamente" para "impedir su derecho a la defensa".

Según la publicación, Lula comentó que esperará a las orientaciones de sus abogados antes de decidir si se entrega en Curitiba, tal como exige el auto de Moro.

El juez "estrella" de la operación Lava Jato -que investiga la compleja trama de corrupción en Petrobras- ordenó el ingreso en prisión de Lula antes de las 20.00 GMT de este viernes para cumplir una condena de 12 años por un delito de corrupción.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: