La ex presidente de Brasil, Dilma Rousseff, habló este jueves ante los militantes del Partido de los Trabajadores que se congregaron frente al refugio de Lula, tras la orden de detención del juez Sergio Moro.

Rousseff calificó la orden de prisión en contra de Lula como parte de "un golpe" que comenzó con la destitución de la ex mandataria en 2016.

"Quieren privar al más grande presidente de la historia de este país del derecho más sagrado que la Constitución brasileña reconoce a cada uno de los brasileños y de las brasileñas: la libertad", dijo Rousseff.

La ex presidente de Brasil, Dilma Rousseff, durante el acto en respaldo del ex presidente Lula da Silva frente al sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo (AP Photo/Nelson Antoine)
La ex presidente de Brasil, Dilma Rousseff, durante el acto en respaldo del ex presidente Lula da Silva frente al sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo (AP Photo/Nelson Antoine)

La ex presidenta también defendió los gobiernos del Partido de los Trabajadores. "Quieren borrar de la historia de Brasil todo lo que hicimos durante nuestros gobiernos en los últimos 13 años", afirmó. "Quieren borrar el acceso a la educación de millones de jóvenes brasileños. No quieren que la minoría negra de este país tenga acceso a los servicios públicos. No quieren que Brasil sea respetado", destacó.

"Seguiremos nuestra resistencia con valentía", concluyó la ex mandataria, quien calificó a su mentor político como una "persona integra". 

"Quiero decirle a cada uno de ustedes que el presidente Lula es fuerte, valiente y recto, y sabrá enfrentar este momento con la calma de un inocente", afirmó Rousseff.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: