(AFP)
(AFP)

El rechazo del habeas corpus recurso envía a prisión al ex mandatario de 72 años cuando la corte de segunda instancia que lo sentenció termine de juzgar la apelación que ya tiene en trámite.

El juez Felix Fischer, quien instruyó el expediente en el STJ, abrió la votación con un voto en contra del ex presidente, favorito para ganar las elecciones de octubre."Deniego el habeas corpus (…), no está comprometida la presunción de inocencia", dijo, en sintonía con una premisa establecida en 2016 por el Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema).

Sus abogados apelaron, pero la condena fue ratificada unánimemente en enero de este año por el Tribunal Regional Federal Nº4 (TRF4), de segunda instancia, que además amplió la pena a 12 años y un mes de encierro.

El lujoso departamento que Lula niega como suyo
El lujoso departamento que Lula niega como suyo

Fue otra de las muchas derrotas judiciales del ex mandatario (2003-2010), quien afirma ser víctima de una persecución para evitar que vuelva al poder.

En 2016 el STF determinó que quienes tengan su condena confirmada eran pasibles de ser arrestados, una decisión que buscó limitar los aplazamientos de las ejecuciones de penas mediante la multiplicación de recursos, un arma esencial de la Operación Lava Jato -junto con las prisiones preventivas y las delaciones premiadas- para desmantelar redes de corrupción público privadas.

El abogado de Lula, Joao Sepúlveda Pertence, ex integrante del STF recientemente incorporado al equipo del ex mandatario, interpretó que el máximo tribunal solo se había pronunciado "sobre la posibilidad" de encarcelamiento una vez agotados los recursos de segunda instancia, sin que se trate de una medida obligatoria.

Lula enfrenta siete procedimientos penales. Pero se declara inocente en todos.

Tierra de recursos

La decisión de este martes está limitada al habeas corpus y no bloquea otras herramientas legales que podrían cuestionar el fondo de la sentencia, incluso ante STF.

De hecho, el equipo legal de Lula ya presentó otro habeas corpus preventivo ante la corte suprema para que pueda seguir en libertad. Ese recurso también fue rechazado preliminarmente y está pendiente de ser examinado por el plenario.

En paralelo a las cortes penales, la justicia electoral podría impedir que Lula se postule a las elecciones de octubre, por tener una condena ratificada en segunda instancia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: