6 formas en las que viajar se ha vuelto más inclusivo durante la pandemia

Para los viajeros con discapacidades, estos cambios marcan una gran diferencia. La prestigiosa revista de viajes Condé Nast Traveler publicó una lista de hábitos nuevos que, si se hacen permanentes, podrían contribuir a una industria de turismo mucho más inclusiva

Mil millones de personas (es decir, el 15% de la población mundial) viven con algún tipo de discapacidad y garantizar la igualdad de acceso a los viajes es simplemente lo correcto (Shutterstock)
Mil millones de personas (es decir, el 15% de la población mundial) viven con algún tipo de discapacidad y garantizar la igualdad de acceso a los viajes es simplemente lo correcto (Shutterstock)

Se trata de uno de los principales desafíos que tiene el sector turístico: que las personas con discapacidad, movilidad y/o comunicación reducida puedan disfrutar de los viajes, libres de barreras y con igualdad de oportunidades.

Últimamente se ha hablado mucho sobre “viajes accesibles”, especialmente desde que la OMT designó el Día Mundial del Turismo para Todos en 2016. Pero, ¿qué es exactamente y por qué es tan importante? La respuesta fácil es que mil millones de personas (es decir, el 15% de la población mundial) viven con algún tipo de discapacidad y garantizar la igualdad de acceso a los viajes es simplemente lo correcto.

“Como viajera con una afección neurológica cuyos síntomas se asemejan a un accidente cerebrovascular, a menudo he deseado que la industria de los viajes ofreciera más flexibilidad y compasión a las personas con discapacidades. Antes de la pandemia, enfrenté una multitud de desafíos cuando viajaba: tarifas excesivas cuando los síntomas debilitantes me obligaban a posponer o cancelar un viaje; turoperadores mal preparados que me excluyeron de las actividades sin ofrecer una alternativa, o peor aún, me pusieron en peligro por su falta de previsión. Durante la pandemia, he visto destellos de esperanza y pautas para reabrir de manera segura a los viajeros con discapacidades”, sostiene Sunny Fitzgerald, periodista especialista en viajes.

“Si bien existen varias medidas de seguridad como el uso de mascarillas, que han creado obstáculos adicionales para las personas con discapacidades, también hay algunos hábitos nuevos que, si se hacen permanentes, podrían contribuir a una industria de viajes mucho más inclusiva”, agrega Fitzgerald cuyos trabajos aparecen en National Geographic, The Washington Post, The New York Times y Lonely Planet, entre otros.

1. Políticas flexibles de reserva y cancelación

El deseo de atraer a los clientes de regreso ha llevado a nuevas políticas que permiten sanciones más bajas o nulas para cancelaciones más cerca de la fecha de salida. Extender esta misma compasión y flexibilidad a los viajeros con discapacidades incluso después de que la pandemia disminuya sería un paso bienvenido hacia viajes más accesibles (Shutterstock)
El deseo de atraer a los clientes de regreso ha llevado a nuevas políticas que permiten sanciones más bajas o nulas para cancelaciones más cerca de la fecha de salida. Extender esta misma compasión y flexibilidad a los viajeros con discapacidades incluso después de que la pandemia disminuya sería un paso bienvenido hacia viajes más accesibles (Shutterstock)

La llegada abrupta de la pandemia requirió un cambio hacia políticas más flexibles en toda la industria, desde hoteles boutique hasta aerolíneas internacionales. Ahora, el deseo de atraer a los clientes de regreso ha llevado a nuevas políticas, como los términos “reserve con confianza” que permiten sanciones más bajas o nulas para cancelaciones más cerca de la fecha de salida.

Extender esta misma compasión y flexibilidad a los viajeros con discapacidades incluso después de que la pandemia disminuya sería un paso bienvenido hacia viajes más accesibles. En su blog Clumsy Girl Travels, Marika Devan escribe sobre viajar con ataxia, una afección neurológica degenerativa. Ella dice que a veces sus síntomas son tan severos que necesita cancelar un viaje, pero antes de la pandemia no era fácil hacerlo sin incurrir en costosas tarifas.

“El hecho de que las aerolíneas pudieran implementar estas políticas tan rápidamente significa que durante mucho tiempo han tenido la tecnología y la capacidad para ser más amigables con el cliente”, dice Michelle González, experta en viajes con síndrome de Ehlers-Danlos. Ella señala que puede ser una victoria para todos; si la aerolínea mantiene el valor del boleto como crédito para viajes futuros sin agregar grandes tarifas de cambio/cancelación, “aún han capturado ese negocio al mismo tiempo que infunden una sensación de comodidad en los clientes”.

Incluso los operadores turísticos acostumbrados a tolerar políticas las están actualizando. La empresa de viajes boutique especializada en viajes para grupos pequeños y un servicio personalizado Hidden Iceland ahora ofrece políticas de cancelación personalizadas a pedido y boletos abiertos válidos hasta 2022. El CEO y copropietario Dagný Björg asegura que la compañía ha tenido políticas de reserva y cancelación flexibles durante mucho tiempo, particularmente porque el clima puede interrumpir un itinerario. Hidden Iceland planea mantener este nivel de cordialidad con el cliente en colaboración con socios locales. “En nuestro recorrido por la laguna glaciar de Jökulsárlón, por ejemplo, pasamos la noche en Lilja, una casa de huéspedes rural aislada, para buscar la aurora boreal”, dice. “Antes de COVID-19, la paciencia y la flexibilidad de [Liljia] ayudaron durante los días inesperados de mal tiempo. Hoy ayuda a una escala mucho mayor. Tener estas relaciones sólidas es la mejor y única forma de operar, incluso cuando COVID-19 se convierte en parte de la historia”.

2. Un aumento de las medidas de seguridad y accesibilidad

De la misma manera que los destinos, los operadores y los agentes han hecho que la información pandémica sea fácil de encontrar, podrían buscar y resaltar de manera proactiva opciones accesibles para los viajeros con discapacidades (Shutterstock)
De la misma manera que los destinos, los operadores y los agentes han hecho que la información pandémica sea fácil de encontrar, podrían buscar y resaltar de manera proactiva opciones accesibles para los viajeros con discapacidades (Shutterstock)

La industria se apresuró a crear políticas de seguridad relacionadas con el coronavirus, actividades de mercado y adaptaciones conducentes al distanciamiento físico. ¿Y si ese entusiasmo y ese sentido de urgencia se aplicaran a los viajes accesibles? De la misma manera que los destinos, los operadores y los agentes han hecho que la información pandémica sea fácil de encontrar, podrían buscar y resaltar de manera proactiva opciones accesibles para los viajeros con discapacidades.

Dale Reardon de Tasmania, Australia, dice que la pandemia ha provocado un mayor interés en el mercado de viajes inclusivos. Reardon usa un perro lazarillo cuando viaja por su país y un bastón para moverse cuando viaja internacionalmente. Él y su esposa crearon Travel For All como comunidad y directorio para viajes accesibles e inclusivos. “No debería haber requerido una pandemia, pero las empresas, en particular las relacionadas con los viajes y el alojamiento, están sufriendo mucho, por lo que buscan atraer a más clientes, comercializando y brindando servicios a nuevos clientes a los que no se habían dirigido antes”, sostiene. “Esto significa que algunos de ellos son mucho más receptivos para solucionar problemas de accesibilidad del sitio web, mejorar los procesos de reserva y, en general, son mucho más abiertos y se adaptan a los requisitos de accesibilidad”.

3. Un movimiento hacia la ausencia de contacto

“Ya no hay una cantidad interminable de papeleo y documentos que firmar cuando se hacen cosas como registrarse en un hotel”, dicen los viajeros (REUTERS)
“Ya no hay una cantidad interminable de papeleo y documentos que firmar cuando se hacen cosas como registrarse en un hotel”, dicen los viajeros (REUTERS)

El riesgo de COVID-19 llevó a la implementación de más opciones sin contacto, como más puertas automáticas, que según Reardon también ayudan a mejorar el acceso para muchas personas con problemas de movilidad. Y Devan dice que estaría feliz de ver que el registro sin contacto continúe después de la pandemia. “A veces tengo dificultad para hablar debido a la ataxia”, dice. “Con este [registro sin contacto], no tengo que comunicarme con nadie”.

Allie Schmidt, creadora de Disability Dame (un recurso en línea para mamás con enfermedades crónicas y discapacidades) tiene una enfermedad de la neurona motora poco común y no diagnosticada que le paraliza los brazos. Ella también está satisfecha con la creciente disponibilidad de opciones sin contacto. “Ya no hay una cantidad interminable de papeleo y documentos que firmar cuando se hacen cosas como registrarse en un hotel”, dice. “Dado que no puedo usar muy bien mis manos, pasar a pagos sin contacto me lo ha hecho mucho más fácil”.

Y para aquellos con sistemas inmunológicos debilitados debido a una serie de afecciones médicas, la reducción del contacto y la eliminación de las expectativas físicas, como los apretones de manos, puede ser un cambio bienvenido.

Desafortunadamente, los protocolos para las pandemias sin contacto también han creado obstáculos adicionales. “Como viajero sordociego, confío mucho en mi sentido del tacto”, reconoce Haben Girma, autor y abogado de derechos de las personas con discapacidad.

Por su parte, Janice S. Lintz, fundadora y directora ejecutiva de Hearing Access & Innovations, dice que algunos de los cambios destinados a prevenir el contacto han resultado problemáticos para las personas con pérdida auditiva. “La gente usa máscaras y hay plexiglás o vidrio por todas partes que inhibe el sonido”, escribe por correo electrónico. Lintz dice que se necesitan más bucles de inducción, sistemas que proporcionan una señal para enviar sonido directamente al audífono o al implante coclear.

4. Los espacios públicos son más fáciles de navegar

Los mandatos pandémicos de distanciamiento físico han facilitado la navegación de los viajeros con discapacidades por los espacios públicos (REUTERS)
Los mandatos pandémicos de distanciamiento físico han facilitado la navegación de los viajeros con discapacidades por los espacios públicos (REUTERS)

En muchos sentidos, los mandatos pandémicos de distanciamiento físico han facilitado la navegación de los viajeros con discapacidades por los espacios públicos. “La movilidad general en todas partes es mucho más agradable”, dice Reardon, citando la falta de multitudes y una mayor conciencia del espacio entre las personas, ya sea en la calle, en una tienda, restaurante o en cualquier otro lugar. “Como persona ciega, esto facilita la movilidad”.

Devan dice que la capacidad reducida en vuelos y ascensores también ha significado más espacio para los viajeros que usan un bastón o dispositivo de asistencia.

Pero González advierte que al reorganizar los espacios para adecuarlos al protocolo de la pandemia, las propiedades, los restaurantes y el personal también deben tener en cuenta cómo hacerlo sin excluir a las personas con discapacidades. Ella dice que quitar bancos y carritos de golf de los complejos turísticos o cerrar las áreas para sentarse fuera de los restaurantes en un esfuerzo por disuadir a las personas de que se reúnan elimina la opción para las personas que necesitan un lugar seguro para sentarse.

5. Mayor oferta local

Muchos hoteles y operadores turísticos están prestando más atención a su mercado local, ampliando las opciones de viajes y ofreciendo mayores descuentos a los residentes Shutterstock)
Muchos hoteles y operadores turísticos están prestando más atención a su mercado local, ampliando las opciones de viajes y ofreciendo mayores descuentos a los residentes Shutterstock)

En ausencia de visitantes de fuera de la ciudad, muchos hoteles y operadores turísticos están prestando más atención a su mercado local, ampliando las opciones de viajes y ofreciendo mayores descuentos a los residentes. Para las personas con discapacidades que quizás no puedan viajar largas distancias, las opciones ampliadas y los precios asequibles podrían hacer que los viajes locales sean una opción más accesible y atractiva, si estos programas continúan después de la pandemia.

Root Adventures, una compañía de viajes responsable con un enfoque en la inclusión, pospuso todos sus viajes internacionales en respuesta a la pandemia y comenzó a desarrollar giras por América del Norte para 2021. La propietaria Breanne Kiefner fue diagnosticada con una condición neurológica cuando era adulta y tiene como objetivo crear experiencias que hacen que todos los huéspedes se sientan bienvenidos. Agregar estas opciones, “un poco más cerca y un poco más asequibles”, pueden hacer que eso sea posible para más personas.

6. El acceso virtual es más que una ocurrencia tardía

Las opciones virtuales están “facilitando que las personas con discapacidades de movilidad vean lugares que de otro modo no verían”
Las opciones virtuales están “facilitando que las personas con discapacidades de movilidad vean lugares que de otro modo no verían”

Cuando COVID-19 fue declarada pandemia, operadores turísticos, hoteles, juntas de turismo, museos y más comenzaron a ofrecer experiencias virtuales en todo el mundo, revelando lo que es posible con un poco de tiempo y esfuerzo.

“La pandemia ha provocado muchos proyectos creativos de viajes virtuales”, dice Girma. Aunque preferiría las experiencias en persona, dice que las opciones virtuales, de hecho, están “facilitando que las personas con discapacidades de movilidad vean lugares que de otro modo no verían”.

Pero cuando los viajes internacionales en persona se reanuden después de la pandemia, ¿se dejarán atrás las experiencias virtuales y aquellos que las disfrutan? Para las personas que no pueden viajar por diversas razones, esperemos que no.

“Las conferencias de negocios, conciertos, eventos de comedia se transmiten y se llevan a cabo en línea, lo que nos permite involucrarnos y aprender y participar a distancia”, dice Reardon. “A menudo, viajar es difícil, caro o inaccesible; estos eventos ahora son mucho más accesibles y asequibles”.

SEGUÍ LEYENDO:

Turismo inclusivo: cuáles son los destinos más accesibles en la Argentina

Villa Gesell: cómo es la primera playa inclusiva del país

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos