Practicar yoga puede ser de gran ayuda para bajar los niveles de estrés
Practicar yoga puede ser de gran ayuda para bajar los niveles de estrés

Practicar el 'yoga facial' es una de las variantes de la popular disciplina que poco se conoce y se realiza. En el rostro se encuentran 57 músculos de los cuales se necesitan 17 para sonreír y 43 para verse enojado.

Al igual que el resto del cuerpo, tener tonificados los músculos faciales es clave para evitar el descolgamiento de la piel que se acentúa con el paso de los años. El yoga ayuda a realzar y levantar, evitando la flacidez y las arrugas.

Infobae dialogó con Carol Rey, profesora de hatha yoga y ashtanga yoga, quien brindó recomendaciones para la practica de esta disciplina.

¿Cuáles son sus beneficios?

– Alisa la piel combatiendo y previniendo las arrugas
– Reafirma los tejidos y elimina tensiones faciales y craneales
– Mejora el tono muscular
– Mejora la irrigación sanguínea
– Serena y relaja los rasgos faciales
– Tonifica toda la musculatura facial previniendo y combatiendo el deterioro de las fibras del tejido conjuntivo
– Reafirma los tejidos
– Por su efecto drenaje incrementa la circulación linfática, limpia las células y elimina impurezas
– Suaviza arrugas
– Mayor capacidad de regeneración de las células

"Cuando estamos relajados, la energía, la sangre, todo fluye en armonía. Nuestras acciones, pensamientos, palabras, son constructivos, y todo es belleza. Hay que ser conscientes de nuestro cuerpo, mente, pensamientos, sentimientos y acciones para así vivir en paz, salud y armonía", aconsejó la experta.

El yoga facial ayuda a mantener firme la piel y prevenir las arrugas (iStock)
El yoga facial ayuda a mantener firme la piel y prevenir las arrugas (iStock)

Párpados: mirar hacia arriba alzando las cejas y dejarlas levantadas mientras se cierran los ojos. Respirar por la nariz mientras se estira el área de los párpados. Lo ideal es mantener el ejercicio durante 8 respiraciones y finalizar abriendo los ojos y bajando las cejas al mismo tiempo.

Contorno de sonrisa: imitar la boca de pez llevando las mejillas entre los dientes sin parpadear hasta sentir los ojos llorosos.

Contorno de ojos: cerrarlos y abrirlos teniendo la sensación de estar apretando el área.

Mandíbula: dos dedos sobre los labios y llenar las mejillas con aire. El área se estira y los músculos se tonifican.

Cuello: juntar los labios y llevarlos hacia fuera, estirarlo y llevar la cabeza hacia atrás.

El yoga facial es una disciplina que evita tener que concurrir a un cirujano plástico y tratamientos invasivos
El yoga facial es una disciplina que evita tener que concurrir a un cirujano plástico y tratamientos invasivos

Cuero cabelludo: pasar los dedos entre el pelo y llevarlo hacia arriba tirando suavemente. Esta serie repetirla por detrás llevando con movimientos de abajo hacia arriba. Realizar el ejercicio durante varios segundos.

Activar la circulación: con las yemas de los dedos dar pequeños golpes debajo de los ojos. Luego recorrer el área de los pómulos de adentro hacia afuera hasta la sien. Sostenerlo por unos segundos, soltarlo y repetirlo.

Todas las edades son aptas para poder practicar esta rutina, pero todo depende de la edad y de las necesidades de la piel. Al comienzo de la segunda década de vida, la preocupación sobre el envejecimiento es casi nula, pero comenzar con rutinas de belleza y cremas antiage crea un nuevo hábito para el futuro.

Elevar las cejas y la boca de pez ayuda a mantener firme la frente y evitar las arrugas
Elevar las cejas y la boca de pez ayuda a mantener firme la frente y evitar las arrugas

A los 30 años comienza la edad donde empiezan a aparecer los primeros signos de las arrugas y la pérdida de luminosidad del rostro. Se recomienda realizar los ejercicios como una nueva rutina diaria mediante dos series, por la mañana y por la noche, para ayudar a mantener una piel más joven.

Para los 40, el yoga facial ayuda a recargar energías de la piel. Este ayuda a mantener la piel más firme y retrasa el descolgamiento. Aunque los resultados no se ven de inmediato, es un proceso para dedicarle tiempo y paciencia.

"Los músculos son el primer sostén de la piel, y con estos ejercicios practicados diariamente tendremos músculos firmes, elásticos y jóvenes. La belleza viene de la presencia de ser. Se manifiesta en armonía y salud física. Es la manifestación externa de la belleza interna. Yoga es vivir en el amor, la paz, y la luz", concluyó.

LEA MÁS: