Un vino puede convertir un momento en uno inolvidable. Y esas vivencias únicas pueden tener mucho más valor que cualquier objeto material (Shutter)
Un vino puede convertir un momento en uno inolvidable. Y esas vivencias únicas pueden tener mucho más valor que cualquier objeto material (Shutter)

Por Fabricio Portelli* 

Sin dudas es un privilegio que no todos tienen; sentarse con su padre a brindar y compartir un buen vino. Sin embargo, brindar por él en su día; aunque no esté presente; también es un lindo homenaje. Para los que sí pueden, regalarle un vino puede ser ideal por muchas razones. Porque el valor percibido de la botella va a tener mucho más que ver con la persona que lo ofrece y la dedicación que le haya puesto. Obviamente esto se verá reflejado en el vino, pero también en el packaging. Pero se sabe que son los sentimientos involucrados los que marcarán a fuego el momento, y por consiguiente el presente en cuestión.

Qué tiene de especial o diferente un vino, por qué puede ser el regalo ideal si se consume y se acaba en un rato, comparado con una prenda de vestir, un par de zapatos, algún accesorio para el escritorio o un gadget electrónico. Más allá de las necesidades puntuales de cada caso, estos elementos de uso pueden ser muy útiles y brindar cierto placer al usarlos. Pero no se comparan con el placer de descorchar y compartir un buen vino, justamente porque un vino puede convertir un momento en uno inolvidable. Y esas vivencias únicas pueden tener mucho más valor que cualquier objeto material.

Compartir un grato momento es uno de los regalos más importantes y significativos para un padre
Compartir un grato momento es uno de los regalos más importantes y significativos para un padre

Para lograr el objetivo con un buen regalo hace falta invertir más tiempo y dedicación que dinero. Indagar previamente sobre los gustos y preferencias de papá, y tenerlos en cuenta a la hora de ir a la vinoteca puede marcar la diferencia. Claro que también se puede coordinar con la madre para que el regalo pueda disfrutarse en familia, teniendo en cuenta el menú del domingo, por ejemplo.

No hay que amedrentarse ante la diversidad de vinos en las góndolas; mejor así, porque cuantos más haya disponibles, más para elegir. Si es en una vinoteca, se puede contar con la ayuda de un sommelier que siempre viene bien, más allá que habrá que discernir entre lo que quiere vender de lo que conviene comprar. Aunque obviamente muchos preferirán aprovechar las ofertas de los supermercados, o incluso de internet. Hoy hay muchos sitios especializados; algunos de ellos de las mismas vinotecas. Además, muchas bodegas se han lanzado con sus propias tiendas on-line. Esta opción puede ser interesante si coincide con alguna de las bodegas favoritas de papá, porque suelen tener algunas botellas especiales y que no están a la venta en los comercios. Incluso hay una bodega que personaliza la etiqueta de uno de sus vinos más conocidos, agregando el nombre del agasajado. Pero más allá del dónde, la preocupación de muchos es cuál.

Qué vino elegir para papá

Son muchas las opciones para elegir un vino adecuado (Getty)
Son muchas las opciones para elegir un vino adecuado (Getty)

Gratis y nuevo son dos de las palabras más efectivas del marketing moderno, y como seguramente habrá que invertir algunos pesos en dar con la botella indicada, apostar por lo nuevo será la mejor opción. No solo por el atractivo que significa, sino también para agregarle originalidad al regalo. Y la única manera de saber cuáles son los nuevos es informándose.

Por suerte en la Argentina, la dinámica natural del vino suele surfear cualquier crisis coyuntural. Es así que siempre hay etiquetas por conocer, ya sean cosechas nuevas de vinos consagrados como novedades, y muchas de ellas suelen ser bien innovadoras. Porque si bien muchos piensan que está todo inventado, siguen surgiendo vinos diferentes, por variedades, por orígenes, por combinaciones o por su concepto.

Claro que el presupuesto va a ser muy influyente, pero no el atributo más importante, porque el valor del vino va mucho más allá del precio que cuesta, ya que cada uno cuenta una historia diferente.

Las experiencias y los gratos momentos son los que pueden aportar un vino como regalo del día del padre (Getty)
Las experiencias y los gratos momentos son los que pueden aportar un vino como regalo del día del padre (Getty)

Y si bien hay muchos aspectos por los cuales elegir una botella; como el origen, el varietal, el estilo, la cosecha, la marca, el enólogo, entre otros; lo mejor es apostar al mensaje. Porque no siempre se le dice al viejo todo lo que se siente, y un vino puede ser de gran ayuda para hacerlo. Subirse a una etiqueta con una dedicatoria especial, aprovechando el nombre del vino puede ser una forma original y contundente de transmitir los sentimientos.

Papá puede ser particular, osado, expresivo, pasionado, coloso. Y el amor a él puede ser profundo, extremo, único, grande, entre otros. Hay vinos con estos nombres que pueden ayudar a completar el mensaje en la botella de papá. Y si no, puede ser algo de la historia de ese vino que se pueda vincular con su personalidad.

Pero también se puede elegir cualquier etiqueta para reflejar el sentimiento de otra manera. Solo hay que tener claro si al momento de la entrega la botella es para descorchar in situ o será para guardarla hasta otra ocasión especial. En el primer caso, haber pensado en función al menú y la compañía, y tener decidido (al menos como sugerencia) el momento de descorche, será fundamental para causar un mayor impacto. Pero si va a ser un regalo para otro momento ya hay que pensar en una posible guarda del mismo, y por ende el vino deberá tener un buen potencial, el cual habrá que dejar bien en claro al momento de la entrega.

En cualquier circunstancia, lo que hará única a esa botella será el mensaje, la intervención de la etiqueta. Porque no solo se leerá cada vez que se mire la botella, sino que, al descorcharla, esa frase y su autor adquirirán protagonismo. Y seguramente, al finalizarla, esa botella se convierta en un tesoro. Porque los buenos momentos vividos y recordados son eso, preciados tesoros. Y con el vino se pueden descubrir muchos de esos.

10 vinos para brindar con y por papá

Reserva del Fin del Mundo, Pinot Noir 2017

Bodega del Fin del Mundo, San Patricio del Chañar $450.  Con los años el viñedo ha ganado equilibrio y eso se siente en cada uno de los vinos de la nueva cosecha. Acá hay un Pinot Noir inconfundible, que respeta más el clasicismo del varietal que la modernidad de su terruño. Con carácter frutal, tipicidad, y texturas incipientes más allá de su buen cuerpo. Un final profundo y especiado, y una complejidad que empieza a asomar. Un tinto delicado, pero con fuerza para lucirse en la mesa.
Puntos: 89 

Marcelo Pelleriti, Winemaker Series Malbec 2017

MP Wines, La Consulta, Valle de Uco $500.

Presentado en la última edición del Wine Rock, el festival de música y vinos que desde hace varios años realiza bodega Monteviejo entre sus viñedos, de la mano del enólogo. Quién lanza este Malbec con uvas que no provienen del campo Clos de os Siete, sino de una viña vieja en La Consulta. Bien Malbec, de buen cuerpo y muy joven aún. Con buena fruta y leves dejos herbales. Taninos casi firmes y un final expresivo que habla de cierto potencial de guarda.
Puntos: 89

Zuccardi Q Cabernet Franc 2017

Bodega Zuccardi Valle de Uco, Paraje Altamira, Mendoza $670.

Para celebrar los 20 años de la línea, la bodega lanza esta nueva etiqueta. Un tinto fluido, con buen carácter y tipicidad varietal. De paladar franco, con agarre y dejos de madurez. Agradables texturas, y la madera que asoma sobre el final con leves dejos de torrefacción. Su trago es fluido y no muy profundo; es quizás el menos estructurado de los Q tintos, que amplían su oferta con el cepaje de moda en la Argentina.
Puntos: 90

DV Catena Malbec-Malbec 2016

Catena Zapata, Mendoza $850.

Es una de las etiquetas más celebradas de la casa, en la que Alejandro Vigil (enólogo) encontró el equilibrio justo entre expresión varietal y crianza. Para ello se nutre de las mejores uvas de los viñedos tradicionales de la familia (Angélica y La Pirámide), aunque eso no impide que el vino sea moderno. Con buen volumen y un carácter herbal que habla de la cosecha. De paladar franco y paso casi mordiente, con algo de frutas rojas y negras bien expresivo, y leves toques de roble que asoman al final.
Puntos: 90,5

Bianchi Particular

 

Bodegas Bianchi, Los Chacayes, Valle de Uco $850.

De cada dos plantas el enólogo (Silvio Alberto) obtiene una botella del nuevo vino de la casa. Un Cabernet Franc a la moda, pero también con elegancia y estilo propio. Porque combina la fuerza del terruño, con un ataque fresco de sutiles herbales y frutas rojas algo maduras. Taninos amables y bien domados por la crianza que alarga el final de boca con suaves ahumados. Y si bien en boca se siente redondo, se puede guardar u par de años. Es un nuevo vino que muestra el nuevo camino de esta clásica línea.
Puntos: 90,5

Pequeñas Producciones Sauvignon Blanc 2018

Escorihuela Gascón, El Cepillo, Valle de Uco $890

El joven enólogo Matías Ciciani sorprende con esta segunda edición del Sauvignon Blanc. Un vino limpio, con buena frescura y carácter de levaduras finas. Casi tenso, con buen volumen, fresco y mordiente, bien apoyado en las texturas. Aparece un tono cítrico sobre el final que habla del cepaje, pero es difícil darse cuenta si se trata de un Sauvignon Blanc sutil o de un Chardonnay fresco y texturoso, al estilo de los Borgoña. Eso significa que es un gran vino blanco que va más allá del varietal. Por su potencial, se nota que va a ganar elegancia y complejidad.
Puntos: 92

Luigi Bosca Terroir Los Miradores Malbec 2016

 

Bodega Luigi Bosca, IG Tunuyán, Valle de Uco $900.

Pablo Cúneo se va afianzando como enólogo de la casa, y ya lo demuestra con la flamante cosecha de este vino que, desde 2011, aporta un nuevo terruño (Villa Seca) a los Malbec de Luigi. De buen músculo y algo más de fruta negra, con frescura y agradables texturas. Paladar compacto, con leves dejos licorosos, y un ataque herbal, mordiente y con carácter. Todavía se lo siente joven y con fuerza, también largo y con la madera muy bien integrada. Y a pesar de las dificultades de la cosecha 2016, este vino ha ganado en todo.
Puntos: 93,5

Bramare, Valle de Uco Appellation Malbec 2016

Viña Cobos, Valle de Uco, Mendoza $1150.

Es una de las bodegas que más hizo por poner al Malbec nacional en el mapa global. Esta nueva cosecha de Bramare presenta aromas integrados y algo maduros. Un paladar consistente pero fluido, con taninos incipientes y finos, y un aporte de madera más desde las texturas y los ahumados finales, que no dominan, pero se hacen sentir. De trago profundo y buen volumen, jugoso y con buen carácter de frutas negras y dejos herbales. Su paso; más fluido de lo habitual; habla de la cosecha.
Puntos: 90,5

Trivento Gaudeo Tunuyán 2015

Bodega Trivento, San Pablo, Valle de Uco $1200.

Sobre un suelo aluvial cerca del río Las Tunas y alta presencia de carbonatos se encuentra el viñedo; plantado en 2011; de donde provienen las uvas para este flamante Malbec by Germán DI Cesare. Un Malbec que es pura expresión del cepaje y del lugar. Con buena fruta negra, tonos herbales, y la madera que se nota sutil. De aromas densos y frescos, con todo integrado. Trago fluido y texturas finas, refleja las intenciones del hacedor, y tiene para ganar más equilibrio y complejidad con la guarda.
Puntos: 91,50

Pionero 2014

Bemberg Estate Wines, Gualtallary, Valle de Uco $4200.

Daniel Pi concibió un blend base Malbec, con toques de Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, todos de Finca El Tomillo. Fermentado con levaduras indígenas y criado durante 18 meses en barricas de 600 l. Y si bien el desafío era muy grande, el hacedor demostró que siempre puede ir un paso más allá. Es un tinto de aromas delicados, pero a la vez intensos, y muy apoyado en sus texturas. Hay equilibrio con fuerza, y un carácter frutal vivo, con los dejos herbales propios de la zona, y un final profundo y suave con muy leves notas de crianza. Tiene mucha vida por delante, aunque ya comenzó a hablar su complejidad.
Puntos: 94

Fabricio Portelli es sommelier argentino y experto en vinos

Twitter: @FabriPortelli

SEGUÍ LEYENDO: