La higiene bucal es fundamental y va mucho más allá de la estética dental. Argentina ocupó en un ranking de diez países de América Latina el puesto 8
La higiene bucal es fundamental y va mucho más allá de la estética dental. Argentina ocupó en un ranking de diez países de América Latina el puesto 8

Establecer buenos hábitos de higiene bucal desde una edad temprana es el mejor escudo protector para tener dientes sanos hasta la adultez.

La higiene de los dientes suele relacionarse con la prevención de caries y la estética bucal en general. Pero va más allá: en la boca pueden verse algunas lesiones que pueden alertar sobre carencias vitamínicas, falta de minerales o estados nutricionales deficitarios; que detectados a tiempos ayudarán a mantener una buena salud a nivel general, y no únicamente bucal.

A pesar de las campañas educativas a nivel nacional de los últimos años sobre la importancia del cuidado de la salud bucal, un estudio de mercado realizado recientemente ubica a la Argentina entre los países de América Latina que menos productos consumen para la higiene dental diaria.

El informe -elaborado por Colgate con datos consolidados del 2017- ubica a nuestro país en el octavo lugar en consumo de crema dental por persona –por detrás del per cápita de nuestros vecinos de Paraguay- y muy lejos de Costa Rica, Brasil y Chile quienes encabezan la lista con los mejores puntajes.

Los argentinos utilizamos anualmente apenas 231 gramos de crema dental por persona, por debajo del consumo de Paraguay (262 gramos), frente al resto de los países líderes que promedian los 466 gramos (Costa Rica), 456 gramos (Brasil) y 392 gramos (Chile).

 

El doctor Javier Canzani -quien  en 2016 se desempeñó como director nacional de Salud Bucodental del Ministerio de Salud de la Nación- manifestó que los altos índices de caries en la Argentina datan desde hace muchos años. Y además agregó: "Dependiendo de la zona del país que analicemos es mayor o menor el porcentaje de personas que sufren problemas de caries. En las zonas más vulnerables esta situación se profundiza aún más. También se deberá trabajar en campañas sobre el sangrado de encías –conocido como gingivitis- que afecta a más de un 80% de la población mundial".

La caries dental continúa siendo un problema que afecta considerablemente a la población infantil. Las enfermedades bucales constituyen uno de los problemas de salud pública que se presentan con mayor frecuencia en toda la población, sin distinción de edad o nivel socio-económico, se manifiestan desde los primeros años de vida, y sus secuelas producen efectos incapacitantes de orden funcional, sistémico y estético por el resto de vida de los individuos afectados.

Según datos epidemiológicos del año 2013, el CPOD (promedio de dientes permanentes cariados, perdidos y obturados) a los 12 años fue de 5,11, registrado en una población de 7.698 niños.

El reporte anual 2014 del Programa Nacional de Salud Escolar (PROSANE) muestra que "los problemas de salud detectados en los/as niños/as y adolescentes se presentaron con distinta frecuencia. Los más prevalentes fueron los hallazgos odontológicos. Más de la mitad de los/as niños/as evaluados/as presentaron patología de las piezas dentarias (caries, dientes obturados, extraídos y perdidos), tanto de las piezas dentarias temporales como permanentes. Este problema afecta a más de la mitad de la población y es la patología más frecuente en los/as niños/as en edad escolar".

Concientizar en casa

"Los padres deben enseñarles a sus hijos en edad preescolar la importancia de una correcta higiene bucal porque eso les permitirá tener bocas sanas en el futuro", sostiene el especialista Canzani, quien asegura que también es fundamental mantener una dieta equilibrada y restringir el consumo de bebidas dulces y azucaradas que son las que provocan las caries.

El cuidado de la higiene bucal hay que instalarlo desde edades tempranas. Es fundamental cepillarse los dientes al menos tres veces por día, siendo el cepillado de la noche el principal
El cuidado de la higiene bucal hay que instalarlo desde edades tempranas. Es fundamental cepillarse los dientes al menos tres veces por día, siendo el cepillado de la noche el principal

Por su parte, Mónica Larcebeau, odontóloga y gerente de relaciones profesionales Colgate Región Cono Sur, subraya que "es fundamental continuar con la educación y concientización acerca de la importancia del cuidado bucal en la Argentina para prevenir enfermedades en dientes y encías que pueden provocar trastornos en la salud.

El cuidado de la higiene bucal comienza con el asesoramiento profesional sobre el correcto cepillado siempre de acuerdo a la necesidad de su paciente, el uso de hilo dental y el complemento del enjuague bucal según cada característica individual".

Realizar el cepillado junto a los niños de la casa puede ser una buena idea para que imiten cómo hacerlo y lo incorporen como un hábito saludable y autónomo (iStock)
Realizar el cepillado junto a los niños de la casa puede ser una buena idea para que imiten cómo hacerlo y lo incorporen como un hábito saludable y autónomo (iStock)

"Estamos trabajando con una información respecto del cuidado de la salud bucal en nuestro país", refuerza el doctor Canzani.

“Una buena dentadura, con una buena mordida y una buena masticación, hace que el procesamiento de los alimentos se dé correctamente”, aseguró el odontólogo Telo.

"Es fundamental mantener los dientes sanos ya que están preparados para durar toda la vida. Un diente bien cuidado puede durar muchísimos años. Una buena dentadura, con una buena mordida y una buena masticación, hace que el procesamiento de los alimentos ocurra correctamente. La mala higiene bucal hace que se pierdan piezas dentarias, entre otros trastornos", explicó a Infobae el odontólogo Gustavo Telo (MN 30.058).

SEGUÍ LEYENDO