Vicu Villanueva es compositora de canciones con contenido. Allí expresa su mirada y visión de  época en las redes sociales. En diálogo con Marou Rivero, una charla a solas entre dos mujeres que descubrieron tener mucho en común. (Chistian Bochichio)
Vicu Villanueva es compositora de canciones con contenido. Allí expresa su mirada y visión de  época en las redes sociales. En diálogo con Marou Rivero, una charla a solas entre dos mujeres que descubrieron tener mucho en común. (Chistian Bochichio)

Por Marou Rivero

Ella hoy es Vicu Villanueva, una compositora y artista joven y visceral, pura exponente de esta época y básicamente fuerte en YouTube. Vicky Villanueva era la de antes y Victoria solo fue el día que nació.

Vicu a los 23 años es una creativa multiplataforma , youtuber por elección, y mujer pujante con ideas fuertes. Se deconstruyó primero y se construyó después, permitiendo ser de muchas maneras hasta encontrar su verdadera voz. Vicu por momentos usa el lenguaje inclusivo, con la "e" y con la "x". Y elige tener opinión sobre todo, el rol actual de las mujeres en la sociedad y por qué no el discurso y la acción feminista.

Sincera, transparente y sin vueltas, para  hablar de lo bueno y lo malo del ecosistema digital donde desarrolla su carrera, admite que en su propia impulsividad reside su capacidad de escribir canciones para ayudar a niñxs (ella prefiere enfatizarlo con x) y a jóvenes a encontrar la manera de expresar su sexualidad, su disconformidad y sus ganas de otro mundo posible frente a sus padres y familiares. Feminista y amiga de la feminidad, Vicu reconoce la responsabilidad que conlleva ser referente de una generación que sabe lo que quiere.

-¿Cómo llegaste a ser "Vicu"?

-Fue una construcción que no me plantée, ocurrió. Si bien desde chica me tiño el pelo y tengo tatuajes, tenía otro perfil, hacía canciones románticas, de amor o copiando algo que veía o escuchaba en los demás. Y un día me di cuenta que nada de eso era mi voz y que nada de eso era Vicu, de hecho me decían Vicky. Fue como un camino del héroe por decirlo de alguna manera. Gente que apareció en el momento que tenía que aparecer, oportunidades que se fueron abriendo, ideas que aparecieron al subir mis canciones a Youtube. Fue una idea que no la pensé por mucho tiempo, se me ocurrió y lo hice. Y cuando lo hice me cayó una ficha…

-¿Cuál es tu voz? ¿Cómo la encontraste?

-Creo que gran parte se la debo al feminismo, si bien siempre fui feminista en cuanto a  mis ideas, no sabía bien acerca del movimiento feminista puntualmente. Encontrar ese lugar de poder, me ayudó muchísimo a darme cuenta que también tenía derecho a ser lo que quisiera ser, que no tenía que caerle bien a nadie, que no tenía que convencer a nadie de nada, que no tenía que pedir permiso; y toda esa serie de revelaciones me ayudaron a entender que mi voz es una voz muy honesta y torpe a veces, y hasta desubicada en algunas situaciones. 

Vicu arrancó cantando canciones románticas y luego descubrió el poder de las ideas,  las  palabras y las redes. (Chistian Bochichio)
Vicu arrancó cantando canciones románticas y luego descubrió el poder de las ideas,  las  palabras y las redes. (Chistian Bochichio)

-Rupturista…

-Rupturista por no tener miedo a las consecuencias a veces puede ser un poco peligroso; si bien he tenido momentos de muchos comentarios negativos en Internet o me invitaron de la televisión para bardearme -cosas que pasan- pero también me ha traído mucha conexión con la gente que me sigue porque es como algo diferente.

-En este momento de tu vida dónde las redes son el soporte que elegís para "alzar tu voz" ¿Te sentís un referente o una fan?

-Soy parte de una generación. No uso la palabra fan, me parece un escalón que no lo veo. De hecho hay chicas que me empezaron a seguir cuando tenían 14 años y ahora tienen 18 y son amigues. Luchamos codo a codo, por causas y también en el día a día en las experiencias que te atraviesan siendo mujer, o no siendo varón en estos tiempos.

-Tu generación es un gran signo de pregunta para algunos. A mí me hubiese encantado tener la seguridad, que tenés vos a tu edad …y es un espacio ganado por ustedes. ¿Cómo te sentís con eso?

-Muy contenta, y también me pasa lo mismo con las chicas más jóvenes y digo: ¡me hubiese encantado tener a su edad esa seguridad que hoy ellas tienen! Porque si bien yo soy joven -tengo 23 años- a los 17 estaba muy lejos de dónde estoy ahora. Ver hoy a las chicas de 14 ó 15 años tan empoderadas, tan conscientes de todo lo que pasa a su alrededor me parece fantástico. Y me inspira a mí, a seguir cuestionando todo y a no conformarme, a no quedarme cómoda. A no decir ya está, logré esto y esto, puedo calmarme. ¡No, no me puedo calmar!

-¿Cómo son tus procesos creativos?

-Soy muy quiero-hago, y estoy tratando de no ser tan así porque a veces me pasa que subo una canción a YouTube y después digo: ¡Esto podría haber estado mejor, faltó pulir un poco! Pero creo que eso viene después. YouTube es una instancia de creación pura. Después viene la edición y ahí tengo otras cosas. He sacado discos, shows en vivo …

“En la actualidad, ver a las chicas de 14 ó 15 años tan empoderadas, tan conscientes de todo lo que pasa a su alrededor me parece fantástico. Y me inspira a mí, a seguir cuestionando todo”, dijo Vicu a Infobae.

-¿Podríamos decir que en las canciones es dónde más te encontrás trabajando tu voz propia frente a las cosas?

-Sí, sin duda. Es algo muy loco porque hasta el día de hoy sigo dudando de mi capacidad de escribir canciones. Veo las canciones que hice en el pasado y me digo: yo no puedo mejorar esto, esta no fui yo. Pero también sé que es la voz que creo todos tenemos en la cabeza, de inseguridad y a veces es cuestión de dejar de pensar, agarrar la guitarra,  respirar hondo y que salga.

VIllaneva tiene una gran sensibilidad que logró plasmar en sus canciones o performances en vivo y en Youtube. Hoy Vicu representa la mirada feminista under 30. (Chistian Bochichio)
VIllaneva tiene una gran sensibilidad que logró plasmar en sus canciones o performances en vivo y en Youtube. Hoy Vicu representa la mirada feminista under 30. (Chistian Bochichio)

-Tus letras son críticas sobre los estereotipos de belleza, las expectativas de género, el rol de la mujer. No te quedas con el mandato …

Soy muy consciente de la expectativa y del contexto en el que estoy, por eso me lo tomo con mucha responsabilidad. Trato de que todo lo que hago pase por un filtro de inclusión. Trato de salirme todo el tiempo de lo binario, de los valores lindo-feo, malo -bueno, trato de ver belleza en todo, trato de encontrar la belleza a lo que en un principio me choca, y he aprendido muchísimo exponiéndome, y con lo que vino de vuelta de esa exposición acerca de otras personas, de otras bellezas y de mi propia belleza también. Hace muy poco aprendí a maquillarme, por ejemplo, y para tocar en vivo ahora me pongo glitter, sombras, pelucas, antes yo iba con una remera y un pantalón y chau.

“Trato de que todo lo que hago pase por un filtro de inclusión. Trato de salirme de lo binario, de los valores lindo-feo, bueno-malo, trato de ver belleza en todo”

-Encontraste otra manera de usar las herramientas del mundo de la belleza…

-Me amigué también con el concepto de lo femenino, porque también es una construcción que nos bajan: el rosa es débil, lo femenino es tonto, la rubia es tarada. Todas esas construcciones hay que romperlas para mí, porque la verdad es que no tienen un fundamento más que hacernos inseguras. Es muy difícil vivir viéndose con el ojo externo todo el tiempo.

Borrar la mirada externa fue una de las libertades más grandes que encontré en este camino, y animarme a hacer lo que a mí me vibra cuando me miro al espejo. Y eso es poderoso porque me ha abierto muchas puertas y me ha hecho llamar la atención de una forma que antes no lograba.

-Y completamente segura de ese lugar a ocupar…

-Me cambió la mirada, me cambió la forma de hablar, de pararme, siempre hablo en terapia que una forma de empoderarme es ver mis propios videos, como para mirarlos desde afuera y decir: esta persona sabe lo que hace. Ya está no tengo que dudar tanto.

-Estás haciendo shows en vivo, cara a cara con el público, sin mediaciones ni virtualidad  ¿Ese es tu próximo desafío?

-Estoy (re) de acuerdo que ese es el futuro, y para mí estamos un poco saturados de las redes sociales, lo veo en mis círculos sociales. Pasamos por una época de estar muy adentro del celular y está bueno salir y encontrarse cara a cara y experimentar con los sentidos, algo que el celular no nos permite. La música es algo que obviamente se puede compartir por Internet, viaja más rápido, pero tiene algo que en vivo es distinto, me encanta ese momento de intimidad que se genera con el público; en el cual hay pausas, en el cual existen tiempos que no son los de Internet.

Marou entrevistó a Vicu en los salones del señorial Palacio Duhau. (Chistian Bochichio)
Marou entrevistó a Vicu en los salones del señorial Palacio Duhau. (Chistian Bochichio)

-Tu generación respira y elige. Cuestionan, no se quedan con lo epidérmico "de lo que se ve y se dice". ¿Lo das por una conquista adquirida o lo valorás?

– Soy consciente de que el mundo en general no lo ve así. Yo en mi canal de YouTube trato de entrevistar todo el tiempo a gente diversa -en todos los aspectos de la palabra-; y una de las entrevistas que hice fue sobre "activismo gordo"  por ejemplo y creo que el tema de los cuerpos y la obligación de tener cierto tipo de cuerpo esta rompiéndose cada vez más.

Obviamente Kate Moss toda flaquita tiene su belleza, pero hoy estamos "parados culturalmente" a que el cuerpo es hermoso como sea, y que realmente no es una cosa superficial, sino que realmente todos los cuerpos son hermosos y pueden serlo con confianza y poder. Si bien yo lo veo como algo natural, aún queda la lucha para que se acepte también en la industria de la moda, en la televisión, y que haya representación en las series, en las películas. Uno construye su vida en base a lo que ve a veces en los medios.

-Recién decías algo importante: ver belleza en lo distinto y a veces nosotros somos lo distinto y poder ver belleza en nosotros es diferenciador para ver a otros…

Totalmente, cuando tenés un problema con vos en general -no me quiero hacer la psicóloga- se tiende a ver lo negativo en los demás también. Hay más rencor, más comparación: mirá lo que se puso, o cómo se viste. Cuando estás cómodo con vos mismo y con lo que hacés, podés ver lo lindo de otras personas también. Y vas primero hacia la luz, en vez de ir primero a lo que te molesta…

-Cómo vivís este momento de transición, donde la gente se abre pero también resiste. ¿Cómo se hace para no perder la empatía y las ganas de seguir haciendo lo que te gusta?

-Es una lucha constante. A veces me he dejado abatir por ciertos comentarios y hubo períodos donde cuestioné todo lo que estaba haciendo. La verdad es que lo que me lleva para adelante es primero mi eje personal, que siempre está ahí, y por otro lado la respuesta positiva que tengo de la gente, sobre todo de chicas jóvenes, que sienten que lo que hago realmente les ayuda a transitar este mundo, que está cambiando y que es tan confuso y complejo, a sobrellevarlo con mas alegría.

Tener una canción que dice lo que vos querrías decir de una forma reducida y sintética es "muy empoderante", porque es algo que le puede estar pasando a otra persona. Creo que ese es mi aporte a la lucha y al momento actual que estamos viviendo, con mis canciones y con mis videos.

Es mi intento de bajar conceptos complejos a un video de 3 minutos que se lo puedas compartir a tu tía que es muy machista, o que se lo puedas mandar a tu papá. Esa es mi función ahora y eso es lo que me empuja a seguir más allá de todos los que me dicen que no.

Instagram @MarouRivero

SEGUI LEYENDO