El obelisco, será un monumento histórico nacional (Getty Images)
El obelisco, será un monumento histórico nacional (Getty Images)

60 esculturas de la Capital Federal y 40 del interior del país  cambiarán de estatus para convertirse en monumentos históricos nacionales. Piezas como la estatua de Cristóbal Colón, el general Alvear montado a caballo y el Obelisco contarán mayor protección, ya que la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos podrá tener mayor injerencia en cuestiones como restauración o traslado.

El decreto se firmará en los próximos días por el Poder Ejecutivo nacional. La selección de las diferentes piezas y elaboración del decreto estuvo a cargo del Ministerio de Ambiente y Espacio Público y la Dirección General de Espacios Verdes porteños, tras un estudio que realizaron los expertos de dichos organismos.

La estatua de Cristóbal Colón también estuvo frente a la Casa Rosada
La estatua de Cristóbal Colón también estuvo frente a la Casa Rosada

De esta manera, el nuevo organismo a cargo de las piezas será la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y de Bienes históricos y de esa manera tendrá injerencia sobre los cuidados y la conservación así como el desplazamiento de las esculturas.

En los últimos tres años, y por diversos motivos, se desplazaron más de diez monumentos. Entre ellos, los de Juan Bautista Alberdi y Juan José Castelli, el homenaje IV Centenario La Catalana, el Soldado Patricio y Cristóbal Colón cuyo movimiento significó una gran polémica.

Además, se catalogarán monumentos, y estarán aquellos que no pueden ser desplazados a otro lugar, como es el caso del Obelisco, ícono porteño de 68 metros que cuenta con una protección estructural debido a su condición arquitectónica.

El pensador de Rodin también cambiará el estatus a monumento histórico nacional (Getty Images)
El pensador de Rodin también cambiará el estatus a monumento histórico nacional (Getty Images)

En el centro porteño se encuentran muchas de estas piezas, como es el caso de la estatua de Manuel Dorrego, ubicada en Viamonte 875; la escultura del Canto al Trabajo, en Paseo Colón 800; El pensador de Rodin, en la Plaza del Congreso; La estatua de Roque Saénz Peña.

Otra obra de la lista es la estatua ecuestre de Carlos María de Alvear, ubicada en la avenida del Libertador al 1200, una de las piezas realizadas por el francés Antoine Bourdelle. También destacan autores más modernos, como los que realizaron el bajorrelieve del legendario Automóvil Club Argentino, que se encuentra en la Avenida Libertador, y El Arquero de San Sebastián erigido en la acera opuesta.

La categorización comprenderá además esculturas que serán catalogadas como bienes históricos. Entre ellas, El Gaucho Resero, en Mataderos, de Emilio Jacinto Sarniguet. También Saturnalia, del italiano Ernesto Biondi, instalada en el Jardín Botánico.

SEGUÍ LEYENDO