(Video Incorrectas – América)

Vivió con Adrián Yospe, el ex de Natacha Jaitt, hasta los últimos días de su vida, y durante el tiempo que su pareja tuvo la guarda de Valentino fue como una segunda madre para él.

Sin embargo, hubo un hecho que marcó un antes y después en la vida de Nora Kriegshaber, de ella se trata, que le impidió volver a tener contacto con el niño a partir de ese momento.

Así lo recordó la propia viuda del actor durante su paso por Incorrectas, el ciclo que conduce Moria Casán por la pantalla de América.

"El único que podía tener vínculo era el hermano más chico de Mariano. Por medio de él, la mamá de Mariano, o sea la abuela del nene, se entera de que el chico vivía en casa de terceros. Ella (por Natacha) había conocido a una persona en una peluquería y le pagaba para que el nene viva ahí. Entonces la abuela logra entrar en contacto con esta señora para tratar de hablar con su nieto, consigue la dirección y poder pasar a visitarlo, esto fue en 2014″, arrancó con su relato.

"Me pide que la acompañe porque siempre que venía a Buenos Aires paraba en mi casa y yo la cuidaba de mil amores, porque es la mamá del hombre que amaba. Cuando la acompaño hasta el lugar, el que abre la puerta es el nene, imaginate cuando me vio, cuando lo vi yo después de tres años. Cuando lo volví a ver yo no te explico lo que fue, para él y para mí, nos abrazamos, nos pusimos a llorar los dos", recordó emocionada.

"Una de las hijas de esta señora le avisa a Natacha que la abuela en vez de ir sola fue conmigo, y ahí aparece ella y nos golpea delante del nene por haber ido ahí, por haber descubierto eso. Ella solita, no sabés la fuerza, me noqueó, me partió la cabeza. Me quedé tirada en el piso y me siguió pegando, me lastimó una mama, me dejó llena de moretones, la golpeó peor a la mamá de él, yo no sabía qué hacer", agregó sobre ese dramático momento.

"Nos sacaron de los pelos, delante del nene todo, con una señora de 73 años, solita, no podía creer que una persona pudiera pegarle a una señora mayor. Fuimos a hacer la denuncia, saqué fotos, después se cayó porque no tenía pruebas, y encima tuve que aguantarme que fuera a decir que eramos pareja, que fumábamos paco y que nos habíamos golpeado entre nosotras. Por ese motivo yo no pude ver nunca más en siete años al nene. Todavía conservo el miedo de hablar y que me pase algo", dijo.

Con respecto a su situación actual explicó: "Estoy acompañando a la familia Yospe, como corresponde en un momento así, donde el hijo del hombre que yo amé y un nene que yo amé, porque lo crié, esté bien y feliz", para luego volver sobre el pasado nuevamente.

"Los veía en todos los canales diciendo que yo robé muebles, que robé cosas. Yo vivía ahí, me mudé, me volví a mi casa, yo me llevé lo que me correspondía a mí, mis cosas, y me llevaron Mariano y el padre de Adrián. Vos imaginate si el abuelo y el tío del nene van a permitir que yo robe algo", comentó sobre el momento en que murió Yospe.

"Una cosa espantosa, yo no pude hacer mi duelo porque tenía a estas personas hablando mentiras y cosas horribles de mí, Natacha y el hermano", sentenció.

"Yo te lo voy a describir así, cuando yo me tengo que ir de esa casa, por recomendación de la abogada, tenía que pensar cómo hacía para respirar del dolor que sentía, porque yo me interné con Adrián y viví, transité esa enfermedad con él", subrayó.

"Yo lo viví, morir día a día, dejé a mis hijos, me quedé con él, y apenas podía pensar cómo respiraba ese día. Cómo iba a estar pensando en robarme una heladera, no me cabía en la cabeza que esta gente dijera estas cosas por televisión. Y si no fuera porque me ayudaron él y el padre, yo no sé con qué violencia me hubieran sacado de esa casa", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO